Close
10 de las ciudades más bonitas de Alemania

10 de las ciudades más bonitas de Alemania

De la imperdible Berlín a la animada Múnich, pasando por Colonia, Nuremberg, Hamburgo… He aquí 10 ciudades que estamos deseando visitar en Alemania cuando sea posible y seguro volver a viajar.

Alemania evoca paisajes deslumbrantes, pueblos medievales, arquitectura barroca, gastronomía sublime… ¿Pero por dónde empezar en este vasto país? En su día vimos 15 de los monumentos más emblemáticos de Alemania e hicimos una ruta por los impresionantes castillos de Baviera. Hoy queremos comenzar a soñar con las 10 ciudades germánicas que nos gustaría descubrir en el futuro. ¡Sueña hoy y viaja mañana!

1. Berlín

Hablamos a menudo de Berlín, y es que nos encanta su energía. Es una ciudad vibrante en constante evolución, con un ambiente cosmopolita único y una oferta de entretenimiento que no te vas a poder terminar. ¡Hay tanto donde elegir en la capital alemana! Si ya has visitado la icónica Puerta de Brandenburgo, el Reichstag y el Muro de Berlín, no temas: hay muchas más cosas que ver y hacer en Berlín.

2. Múnich

Lo sabemos, Múnich suena a Oktoberfest. Pero la ciudad que acoge el festival de cerveza más conocido del mundo tiene mucho más que ofrecer: lo podrás comprobar paseando por la Marienplatz, el Deutsches Museum, la Residenz… Por si fuera poco, la capital de Baviera brinda vistas alpinas magníficas y cuenta con lagos y montañas a tiro de piedra, no en vano está considerada una de las mejores ciudades donde vivir.

3. Colonia

Con más de 30 museos y una de las universidades más antiguas de toda Europa, la cuarta mayor ciudad de Alemania es uno de los centros culturales más destacados del país germánico. Atravesada por el río Rin, Colonia es una ciudad muy humana donde no te van a faltar atracciones culturales que visitar: más allá de sus innumerables salas de exposiciones, no puedes perderte su icónica catedral y el puente de los enamorados Hohenzollern.

4. Núremberg

Núremberg es la segunda ciudad más importante de Baviera. Su centro histórico alberga edificios medievales y góticos que cuentan la rica historia de la urbe que tras la Segunda Guerra Mundial fue escenario de los juicios más famosos del mundo, los que en 1946 sentaron en el banco de los acusados a los mayores dirigentes nazis, en la llamada Sala 600. Las paradas imprescindibles cuando visites Nuremberg son el castillo imperial Kaiserburg, la Casa de Albrecht Dürer y el antiguo ayuntamiento.

5. Hamburgo

Hamburgo presume de poseer el tercer puerto más grande del mundo —solo superado por Nueva York y Londres—, la clave para que adquiriera un importante rol histórico y se convirtiera ya en la Edad Media en un destacado centro de negocios. Con una plétora de museos, galerías, parques y edificios históricos que recorrer, Hamburgo tiene todo lo que necesitas. Los amantes del marisco y el pescado no se pueden perder el Hamburg Fischmarkt que tiene lugar los domingos.

6. Heidelberg

La encantadora Heidelberg es el destino perfecto para una escapada de fin de semana. A orillas del río Neckar, la histórica ciudad rezuma un ambiente realmente acogedor que invita a deambular sin prisa por su centro histórico barroco y su famoso castillo. Además de albergar la universidad más antigua de Alemania, Heidelberg desprende un aire romántico que sirvió de inspiración para artistas de la talla de William Turner.

7. Rotemburgo

Considerado uno de los pueblos más bonitos de Alemania, Rotemburgo (Rothenburg ob der Tauber) parece sacado de un cuento de los hermanos Grimm. Los visitantes no son los únicos en quedarse prendados con su inmaculado casco antiguo medieval, con coquetas calles empedradas y tiendecitas de productos locales, pues Rotemburgo ha servido de set de rodaje para escenas de películas como Harry Potter.

8. Bonn

Bonn es por encima de todo conocida como la ciudad de la música, ya que fue el lugar de nacimiento de Beethoven. Como muestra de ello, la ciudad cuenta con una repleta agenda musical, con festivales internacionales y numerosos eventos organizados en torno a la figura del compositor. Bonn es también un importante centro cultural y financiero que acoge un legado único, como la galería de arte Bundeskunsthalle y el museo de arte Kunstmuseum.

9. Leipzig

Si Bonn es la ciudad de Beethoven, Leipzig es la ciudad de Bach. Esta ciudad de Sajonia —al este de Alemania— está tan asociada a la música clásica que es imposible no empaparse de su propia melodía. Y es que no solo Bach vivió en Leipzig, también lo hicieron Wagner, Mendelssohn y Schumann. Empieza tu recorrido en la plaza del Mercado, sigue por alguna iglesia icónica como la de Santo Tomás y elige entre los incontables museos que acoge la ciudad.

10. Friburgo

Friburgo se encuentra en la Selva Negra —al sur de Alemania— y combina a la perfección naturaleza y cultura, motivo por el que se apoda “la ciudad verde”. Se trata de una urbe muy soleada con un ritmo de vida relajado que no se queda corta en oferta cultural: te sugerimos coger una bici y navegar tranquilamente por el casco antiguo de la ciudad, parando en el mercado de la Catedral a por una tradicional salchicha Lange rote.

View this post on Instagram

#freiburg #germany #saturdayvibes #shotoniphone

A post shared by Pramod (@pramod.4102) on

Crédito foto de portada: liggraphy enPixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close