Close
15 fantásticos parques urbanos alrededor del mundo

15 fantásticos parques urbanos alrededor del mundo

¿Cansado del asfalto? Si necesitas un respiro de la vida urbana, nada mejor que refugiarte en los parques de las ciudades, zonas verdes donde hacer ejercicio, leer, pasear a tu mascota, organizar picnics con los amigos o, simplemente, evadirte por unos instantes y reconectar contigo mismo: ¡un retiro exprés al alcance de todo el mundo!

Aunque hayas elegido un destino urbano para tu próxima escapada, no por eso tienes que renunciar al verde. Disfruta de lo mejor de ambos mundos combinando actividades culturales con paseos por estos oasis urbanos que te presentamos a continuación.

1. Central Park, Nueva York

El parque de los parques, la joya de la corona, el mejor oasis urbano del mundo mundial es Central Park. Si en Nueva York todo es a lo grande, Central Park no podía ser menos: de hecho, es posible de que te olvides de estar en la ciudad que nunca duerme, pues el recinto es inmenso. Este colosal y perfecto rectángulo de 341 hectáreas ubicado en Manhattan incluye el Central Park Zoo, los famosos Strawberry Fields de John Lennon, un jardín botánico, varios lagos, las míticas pistas de patinaje sobre hielo que salen en las películas… En serio, ¡este parque te va a hacer vibrar!

2. Park Güell, Barcelona

De menores dimensiones goza el Park Güell de Barcelona, aunque es su encanto lo que lo convierte en parada obligada. En cada rincón de este parque se condensa la esencia de Antoni Gaudí: encontrarás infinidad de elementos arquitectónicos inspirados en la naturaleza y las formas orgánicas, como la serpiente de trencadís de la plaza, la famosa salamandra de la entrada, y el impresionante bosque de columnas, además de incontables especies vegetales mediterráneas. Por si fuera poco, gozarás de vistas maravillosas sobre la ciudad.

3. Hyde Park, Londres

¿Un santuario en medio de la capital inglesa? Existe, y se llama Hyde Park. Sabemos que Londres cuenta con varios parques urbanos, pero si nos tenemos que quedar con uno, elegimos Hyde Park: no solo es el más grande del centro de la ciudad, sino que también cuenta con una larga historia, pues fue inaugurado como parque público en el siglo XVII. Cuenta con alquiler de barquitas, de tumbonas… y el famoso Speaker’s Corner, donde los domingos por la mañana algunos personajes excéntricos hacen sus discursos a modo de espectáculo.

4. Jardines Orientales del Palacio Imperial, Tokio

Junto al Palacio Imperial de Tokio te espera un auténtico refugio zen. Destacamos especialmente el Jardín del Este (Higashi Gyoen), de acceso gratuito y abierto todos los días con excepción de los lunes y los viernes. De este jardín nos fascina su elegante y sobria belleza, con flores que cambian según la temporada, además de árboles, símbolos y monumentos imperiales repartidos por las 21 hectáreas que abarca el parque.

5. Parque Mont Royal, Montreal

Sea la época del año que sea, los montrealeses no pueden vivir sin frecuentar el parque Mont Royal, ¡y tú tampoco te lo deberías perder, así que no te olvides de poner calzado cómodo en la maleta! En invierno, las 190 hectáreas del parque quebequense, cubiertas de nieve, ofrecen una estampa preciosa donde reina la paz. En verano, por contra, Mont Royal se convierte en una fiesta, con infinidad de eventos y actividades para amenizar las noches cálidas en la ciudad.

6. Phoenix Park, Dublín

¿Pensabas que el parque urbano más grande de Europa estaba en Londres? Pues no, ¡es el Phoenix Park de Dublín! Así lo confirman sus 700 hectáreas. Aunque fue creado en el siglo XVII como refugio de ciervos, luego fue remodelado y abierto como parque público. Ubicado a poca distancia de Dublín, en la actualidad aún se pueden ir a ver a los ciervos, y más especies animales en el zoo que alberga el recinto. El parque también acoge la residencia del presidente de Irlanda y monumentos interesantes como la Columna de Phoenix, que bautiza el parque.

7. Parque de Ibirapuera, Sao Paulo

Con más de 1.500 km2 en pleno centro de Sao Paulo, no nos extraña que se suela comparar el parque de Ibirapuera con Central Park. Esta concurrida zona verde ofrece infinidad de opciones de ocio, como pueden ser conciertos y otros eventos al aire libre, senderos y carriles bici, aparatos de gimnástica, lagos, un restaurante… ¡sin olvidar el impresionante Museo de Arte Moderno! Conclusión: te puedes pasar todo el día dentro del recinto haciendo un montón de actividades distintas!

8. Golden Gate Park, San Francisco

Si viajas a California, esperamos que planifiques pasar unos días fuera de la ciudad para descubrir las joyas naturales de este estado. No obstante, cuando regreses a la metrópolis deberías visitar el Golden Gate Park, el mayor parque de San Francisco, ¡con más extensión aún que el propio Central Park! Con más de un millón de árboles, lo más singular del parque son los búfalos, el molino holandés, el jardín de las fragancias, el jardín de Shakespeare y un encantador jardín japonés con pagodas y bonsáis donde desconectar del bullicio.

9. Jardines de Luxemburgo, París

Apodados el “Luco” por los parisinos, los Jardines de Luxemburgo son un exquisito espacio verde localizado en el distrito 6º de la ciudad de París, junto al Barrio Latino. Caracterizados por un ambiente romántico típicamente francés, este parque ocupa 23 hectáreas, con el máximo punto de interés en el Palacio de Luxemburgo, actual sede del Senado. Si quieres canalizar al parisino que llevas dentro, acude a los jardines a relajarte un rato en compañía de un periódico y un café au lait.

10. Green Point Park, Ciudad del Cabo

Desde el año 2011, Ciudad del Cabo cuenta con el Green Point Park: una gran zona verde donde los lugareños y los turistas pueden disfrutar con un área de fitness, un parque infantil, uno de aventuras… y un sinfín de actividades tales como mercados, conciertos y competiciones, entre otros. Te recomendamos alquilar una bici dentro del mismo parque y moverte sobre dos ruedas para recorrer la extensión de este parque, ¡y hasta puedes acabar la jornada haciendo un picnic!

11. Lumpini Park, Bangkok

El parque más conocido de Bangkok es el Lumpini Park, donde evadirte tanto tiempo como necesites del caos callejero que tanto caracteriza la capital tailandesa. Lo único que puede perturbare en este espacio son los lagartos gigantes que quizás te encuentres, pero no te apures, ¡son inofensivos! Por otra parte, si siempre habías querido probar el tai chi, aquí tendrás la oportunidad, ya que se organizan clases gratuitas a diario.

12. Tiergarten, Berlín

Tiergarten (que significa zoológico en alemán) se encuentra en el barrio berlinés homónimo. Con 210 hectáreas de superficie, es el segundo parque más grande de Berlín, tras Grünewald. Al delimitar la frontera entre los barrios de Mitte y Charlottenburg y con puntos de interés realmente cerca, como la Puerta de Brandenburgo o el Reichstag, este parque te brindará una parada perfecta en tu visita por la capital alemana.

13. Bosque de Chapultepec, Ciudad de México

Chapultepec presume de albergar el conocido Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México. A parte de eso, este extenso parque urbano bien merece un tranquilo paseo para explorar aunque sea una pequeña parte de sus 678 hectáreas. Lagos, fuentes, monumentos y vestigios son solo algunas de las atracciones que te encontrarás por el camino, así que te invitamos a perderte una tarde por este precioso parque urbano.

14. Stanley Park, Vancouver

Con una ubicación privilegiada en el centro de Vancouver y al borde del océano al mismo tiempo, Stanley Park es un parque urbano de ensueño que cuenta con todo lo necesario para que te vayas con los pulmones totalmente oxigenados. Tú eliges: puedes ir a caminar durante el atardecer por el Seawall (la pista que bordea el océano), relajarte en la playa de English Bay o en el Beaver Lake, dar un romántico paseo por el Lost Lagoon o visitar los famosos tótems, entre otros monumentos.

15. Mount Faber Park, Singapur

Como una de las atracciones turísticas más visitadas de Singapur, el parque Mount Faber se encuentra en una colina a 105 metros de altitud. Con 56 hectáreas de terreno y frondosa vegetación, se trata de un gran remanso de paz para apaciguar los sentidos tras una estimulante jornada descubriendo Singapur. Desde el parque, además, se puede coger el teleférico hasta Sentosa Island, con una panorámica increíble durante el trayecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close