Close
7 de las mejores excursiones desde Praga

7 de las mejores excursiones desde Praga

A continuación te invitamos a descubrir unos cuantos destinos del corazón de Europa que no te puedes perder si viajas a Praga. Descubre siete de las mejores excursiones desde Praga.

A orillas del río Moldava, Praga se presenta al visitante como una ciudad atrapada en el tiempo, donde se respira el ambiente medieval de antaño. Pasear por su conocida plaza de la Ciudad Vieja y sus hermosas calles adyacentes es como sumergirse en la Edad Media, aunque ningún sitio de la capital checa rezuma tanto romanticismo nostálgico como el puente de Carlos.

¿Pero qué hay más allá de la Ciudad Dorada? La región de Bohemia y sus alrededores esconden interesantes lugares que se pueden visitar fácilmente haciendo excursiones de un día desde Praga, ya sea por tu cuenta o reservando un tour.

1. Cesky Krumlov

Cesky Krumlov alberga más de 300 edificios históricos y la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1992. Como todo destino pintoresco, Cesky Krumlov cuenta asimismo con callejuelas empedradas encantadoras de aires medievales, que bien podrían ser escenario de un cuento de hadas. ¡Tan bella es la ciudad que algunos la prefieren a la misma Praga!

Simplemente déjate llevar por el casco histórico de Cesky Krumlov y disfruta de sus maravillosas casas burguesas, haz una degustación de cervezas locales en una taberna tradicional, prueba las especialidades gastronómicas del sur de Bohemia en algún mesón auténtico y baja en barca por el río Moldava. La oferta cultural continúa con festivales de teatro y de música, sin olvidar las numerosas exposiciones de arte que podrás visitar.

2. Karlovy Vary

A dos horas de Praga por carretera encontramos Karlovy Vary, una de las ciudades balneario de más renombre del mundo. Fue fundada en el siglo XIV, cuando el emperador Carlos IV hizo un refugio de caza en la zona. Su apogeo tuvo lugar entre finales del siglo XIX y principios del XX, cuando la flor y nata del continente europeo, especialmente del sector artístico y político, acudía aquí a descansar. Y es que Karlovy Vary cuenta con 12 fuentes termales curativas, lo que convirtió a la ciudad en lo que hoy en día denominaríamos un destino wellness.

Asimismo, en Karlovy Vary es notable la industria de la porcelana y la cristalería. De hecho, encontrarás tiendas especializadas y podrás visitar fábricas del sector donde aprenderás sobre el proceso de fabricación de estos delicados objetos. Si te quedas con ganas de más, otra ciudad balneario interesante no lejos de Karlovy Vary es Marianske Lazne.

3. Kutná Hora

Ciudad de mineros fundada en el siglo XIII, Kutná Hora se encuentra a poco más de una hora de trayecto desde Praga. Aquí se ubican dos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad: la iglesia de Santa Bárbara y la catedral de Nuestra Señora de Sedlec. No obstante, ¡lo más sorprendente de Kutná Hora es una capilla funeraria que exhibe huesos de miles de difuntos! Se conoce como el Osario de Sedlec, y los objetos decorativos del lugar están hechos de huesos y calaveras humanas.

View this post on Instagram

Here's a magnificent panorama of #UNESCO-protected St. Barbara's Church in #KutnáHora The other highlights of this charming Central Bohemian city include: ✔ Sedlec Ossuary – a small Baroque chapel made entirely of human bones ✔ Church of Our Lady – one of the finest Baroque Gothic buildings in the #CzechRepublic ✔ Old Town full of colorful houses and picturesque streets I'm @de_weg_ and it's my #visitCZ takeover😊 Don't forget to check the IG stories for more pictures of fascinating Czech Republic⬆ . . . . #city #urban #street #architecture #citylife #cityscape #cities #travel #instatravel #travelstyle #explore #exploring #photooftheday #buildings #town #instalife #instagood #cityphotography #oldtown #oldcity #architecturephotography #citycenter #citybestpics #cityview

A post shared by Visit Czech Republic (@visitcz) on

4. Dresde

La ciudad alemana de Dresde es otro de los lugares que se puede visitar en un día haciendo una excursión desde Praga, ya que se puede alcanzar en dos horas. Lo que fue un pueblito de pescadores es hoy en día la capital de Sajonia. Pese a que se quedó destruida durante la Segunda Guerra Mundial, la Perla del Elba fue reconstruida y presume de un rico legado que incluye las galerías Zwinger y Albertinum, la ópera Semperopera, la Hofkirche y la Frauenkirche, entre otros bellos edificios de arquitectura barroca.

5. Castillo de Carlos IV

El castillo de Carlos IV, o castillo de Karlstejn, es una de las fortalezas más emblemáticas de la República Checa. Se sitúa a lo alto de una colina en la localidad de Karlstejn, a 30 km de Praga, por lo que es ideal reservarse como mínimo medio día para visitarlo. Se trata de un castillo gótico del siglo XIV encargado por Carlos IV, rey de Bohemia, de modo que no resplandece como los típicos palacios barrocos de Europa Central sino que se caracteriza por sus aires medievales.

6. Memorial de Terezín

El Memorial de Terezín se encuentra en el que fue el campo de concentración del mismo nombre durante la ocupación nazi. A 60 kilómetros al norte de Praga, su objetivo es recordar, a modo de museo, a las más de 15000 víctimas que tuvieron que sufrir en este campo tras la Segunda Guerra Mundial. Se puede llegar en metro, en autobús o en tour privado desde la capital checa.

7. Cesky Raj

Cesky Raj, o Paraíso Checo, se ubica a unos 90 kilómetros al noreste de Praga, por lo que también resulta adecuado para una excursión de un día, especialmente si te apetece alejarte una horas de la ciudad y reconectar con la naturaleza y la vida rural. Cesky Raj es un geoparque, o reserva natural, de más de 180 km2 que cuenta con una diversidad única: desde efusiones volcánicas a ruinas, montañas y yacimientos minerales. Sin duda, se trata de un enclave de belleza natural única a tener en cuenta cuando te encuentres en la República Checa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close