Close
9 de las estaciones de metro más bonitas de Rusia

9 de las estaciones de metro más bonitas de Rusia

Hemos seleccionado 9 de las estaciones de metro más bonitas que existen en Rusia, con paradas en Moscú, San Petersburgo, Ekaterimburgo, Nizhni Novgorod y Kazan.

En Rusia el metro es mucho más que un medio de transporte público. Con estaciones que sorprenden por su profundidad (¡algunas de ellas llegan a más de 80 metros bajo tierra!), sus infinitas escaleras mecánicas son la puerta de entrada a auténticos palacios subterráneos. Las estaciones de metro más emblemáticas se encuentran en Moscú y San Petersburgo, pero, como veremos, no son las únicas ciudades que cuentan con un sistema de metro que destaca por la belleza arquitectónica de sus estaciones.

1. Estación Mayakovskaya, Moscú

Cuando bajes a la estación de metro Mayakovskaya te dará la sensación de entrar en una sala de baile de película: un amplio y elegante espacio de estilo art déco con grandes arcos te dará la bienvenida. La estación, que fue diseñada por Alexey Dushkin e inaugurada en 1938, cuenta asimismo con hermosos mosaicos con dibujos de Alexander Deineka que tienen como hilo conductor 24 horas en la tierra de los soviets.

2. Estación Komsomolskaya, Moscú

La estación moscovita de Komsomolskaya no deja indiferente a nadie. El estilo arquitectónico de la estación se define como estilo imperial estalinista, siendo su mayor emblema su esplendoroso techo amarillo de estilo barroco. Este va complementado con grandes candelabros de bronce, arcos de mármol a los laterales y ocho paneles de mosaico que representan a personajes rusos emblemáticos, como Lenin.

View this post on Instagram

Estación de metro de Komsomólskaya, Moscú, Rusia

A post shared by Mi viaje (@miviaje_com) on

3. Estación Arbatskaya, Moscú

También en Moscú encontramos la estación de metro Arbatskaya, que fue diseñada por los mejores arquitectos moscovitas de la época. Su decoración con mármol y estuco da un aire majestuoso al espacio, mientras que el granito coloreado del suelo emula el estampado de una alfombra. Sin duda es un buen ejemplo de estilo barroco. Al encontrarse al lado del Ministerio de Defensa de la capital, se dice que la estación fue diseñada para que se pudiera utilizar como búnker por los militares en caso de emergencia.

4. Estación Slavyansky Bulvar, Moscú

Diseñada por el arquitecto S. Volovich con una única bóveda y suelo de granito gris, la elegante estación de metro de Slavyansky Bulvar fue inaugurada en 2008. Aunque su estilo sigue los patrones estéticos de las estaciones más antiguas del sistema de metro de Moscú, se pueden apreciar toques modernos y diferenciadores como los árboles de metal que decoran el espacio. Su toque sofisticado recuerda también al metro de París.

5. Estación Novoslobodskaya, Moscú

Desde el punto de vista arquitectónico, la estación Novoslobodskaya destaca por las vidrieras de colores que incorporan los pilares de la estación, diseñados por el artista Pavel Korin. Concretamente, hay 32 paneles de vidrio: seis de ellos representan distintas profesiones (un arquitecto, un músico, etc.) y los otros 26 son elaborados estampados geométricos y estrellas. La guinda la ponen las sofisticadas lámparas cónicas que cuelgan del techo.

6. Estación Admiralteskaya, San Petersburgo

Nos trasladamos a San Petersburgo, que cuenta con un sistema de metro que fue inaugurado en 1955 y que es solo superado en longitud y antigüedad por el de Moscú. Destaca por la profundidad de sus estaciones y porque ocho de ellas fueron declaradas patrimonio cultural. En efecto, algunas estaciones parecen auténticos palacios: es el caso de la estación Admiralteskaya, la estación más profunda de San Petersburgo y también una de las más nuevas. Al encontrarse al lado del Almirantazgo, está dedicada a los almirantes y líderes navales rusos.

7. Estación Avtovo, San Petersburgo

La estación de Avtovo es otro palacio subterráneo maravilloso que vale la pena visitar. Con grandes columnas de mármol (algunas decoradas con vidrieras) y majestuosas lámparas colgando del techo, la temática decorativa de esta estación gira en torno a la defensa de Leningrado durante el asedio de la Segunda Guerra Mundial.

8. Estación Botanicheskaya, Ekaterimburgo

Aunque tenga un red de metro de dimensiones inferiores a Moscú y San Petersburgo, algunas estaciones del metro de Ekaterimburgo no tienen nada que envidiar a las de las dos grandes urbes rusas. Sin ir más allá, la estación Botanicheskaya, inaugurada en 2011, es un ejemplo de arquitectura bella y singular. Su techo simula un panal de miel, ya que la decoración de la estación es un homenaje a los jardines botánicos de la ciudad.

9. Estación Dvigatel Revolutsii, Nizhni Novgorod

El metro de Nizhni Novgorod, abierto desde 1985, sorprende menos que los anteriores en términos de profundidad, aun así posee estaciones admirables. Es el caso de la estación de Dvigatel Revolutsii, que significa “el motor de la revolución”, en homenaje a una fábrica de motores diésel de la ciudad. Su arquitectura, de la que destacan las grandes columnas, es más sobria que la mayoría de estaciones que hemos visto, pero no por eso es menos imponente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close