Close
8 excursiones de un día desde Londres

8 excursiones de un día desde Londres

Si pones rumbo a Londres en breve, echa un vistazo a estos lugares que puedes visitar desde la capital británica.

Londres es una ciudad increíble con una historia y una cultura fascinantes e impresionantes rascacielos, pero visitar lugares fuera de la capital ofrece una perspectiva diferente a la vida inglesa y es una oportunidad de descubrir lugares históricos.

El castillo de Windsor, Oxford, el famoso Stonehenge… Echa un vistazo a estas ocho excursiones de un día desde Londres.

1. Castillo de Windsor

El castillo de Windsor es una excursión ideal para los viajeros interesados en la familia real británica. Fue fundado por Guillermo I en el siglo XI y actualmente es una de residencias oficiales de la reina; le gusta pasar muchos fines de semana disfrutando de las magníficas instalaciones del castillo y sus jardines. Ofrece muchas actividades interactivas, visitas guiadas al castillo y a los jardines, por lo que es una buena opción tanto para adultos como para niños.

2. Oxford

Conocida principalmente por su prestigiosa universidad, Oxford es una ciudad con casi 800 años de historia. Gracias a su particular arquitectura, ha sido utilizada como lugar de rodaje de escenas de las películas de Harry Potter y X-Men. Además, aquí estudiaron y escribieron prolíficos autores como Lewis Carroll y C. S. Lewis. Oxford está salpicado de numerosos parques y zonas verdes y es un buen lugar para pasear y hacer un pícnic.

3. Stratford-upon-Avon

En la ciudad de William Shakespeare puedes visitar la casa donde nació el autor, el sitio donde cortejaba a su futura esposa y ver el lugar exacto donde descansan sus restos en la Holy Trinity Church. Los fans de Shakespeare podrán deleitarse asistiendo a una representación en directo de Hamlet o Romeo y Julieta por la Royal Shakespeare Company en el Swan Theatre.

Consejo: Si vuelves a Londres el mismo día, procura salir temprano. Si vas a ver una obra por la tarde, te recomendamos pasar la noche en Stratford, ya que el trayecto de vuelta a Londres dura unas dos horas.

4. Hampton Court

Hampton Court es otro palacio con encanto construido para la familia real y donde vivió el infame monarca Enrique VIII. Empápate de historia medieval y dos estilos arquitectónicos muy distintos: Barroco y Tudor. Participa en una de sus muchas actividades interactivas y piérdete en el laberinto del jardín, que data del siglo VII y tiene 800 metros de longitud. Si te atreves, claro.

5. Brighton

Aprovecha un día soleado (si el tiempo lo permite) para pasar el día en la playa de Brighton. Es un buen sitio para llevar a los niños y una buena forma de escapar del estrés urbano de un día caluroso en Londres. Brighton tiene buenos museos, un opulento palacio real construido al más puro estilo de la India, una zona de compras, cafeterías con encanto junto al mar y, por supuesto, muchos restaurantes donde sirven marisco recién pescado.

6. Bath

Esta ciudad Patrimonio de la Humanidad fue fundada por los romanos en el año 60 como ciudad balneario por sus manantiales naturales y hoy es famosa por sus termas romanas y su romántica arquitectura georgiana. Se encuentra a una hora y media en tren de Londres y es un buen lugar para pasar el día visitando elegantes museos, galerías de arte, cafeterías, restaurantes y tiendas de antigüedades.

7. Cambridge

A unos cincuenta minutos de Londres se ubica Cambridge, que, al igual que Oxford, alberga una prestigiosa universidad. La universidad es en sí misma un monumento espectacular que no puedes perderte. Cambridge también es conocida por sus zonas verdes, así que llena la cesta de comida y monta un pícnic en el parque. Descubre sus pubs y capillas como la de King’s College y no olvides hacer un recorrido en una barca típica por el río Cam.

8. Stonehenge

Stonehenge fue construida hace aproximadamente tres mil años y hoy en día sigue siendo un misterio para los historiadores, ya que no se ponen de acuerdo sobre el motivo de su construcción. Según unas teorías, es un reloj gigantesco para marcar los solsticios de verano e invierno, mientras que, según otras más atrevidas, es una especie de plataforma de lanzamiento para naves espaciales. Sea como fuere, ver este fenómeno bien merece la pena el viaje desde Londres. Haz una visita guiada solo por Stonehenge o combínala con una visita a Bath.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close