Close
8 pequeñas islas de España en las que relajarse este verano

8 pequeñas islas de España en las que relajarse este verano

Descubre ocho pequeñas islas de España donde relajarse este verano.

Más allá de Ibiza, Mallorca o Tenerife, en España existen islas casi secretas: son pequeñas, encantadoras y menos conocidas. Si este verano buscas relajarte en las costas españolas, alguna de estas islitas puede ser tal vez tu próximo destino vacacional. En ellas te esperan playas de arena blanca, reservas marinas y parques naturales que descubrir. He aquí ocho pequeñas islas de España donde relajarse este verano.

1. Islas Cíes

Las llaman “las islas de los dioses”, algo que entenderás nada más pisarlas. Es difícil imaginar que pueda haber un trozo de Caribe en la ría de Vigo, pero así es. Las Cíes son un conjunto protegido de tres islas de ensueño: Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Entre las dos primeras se encuentra una de las playas más bonitas del mundo: la playa de Rodas. A este archipiélago, que forma parte del parque nacional Illas Atlánticas, solo pueden acceder 2200 personas al día, y la única forma de alojamiento que hay disponible es el camping.

2. Isla de Cabrera

A menos de 20 km al sur de Mallorca encontramos la pequeña isla de Cabrera, un paraíso aún desconocido por la mayoría de turistas que acuden a las Baleares para saborear la vida mediterránea. Se trata de una isla catalogada como parque nacional junto con el resto del archipiélago homónimo, desde donde a veces hasta se pueden avistar delfines. Si quieres visitar Cabrera, puedes llegar en barco desde el puerto de Colònia de Sant Jordi (Mallorca) y pasar un día de excursión absorbiendo el paisaje virgen de esta pequeña joya del Mediterráneo.

3. A Illa de Arousa

Habitada por unas 5000 personas y con una superficie de 7 km2, la isla de Arousa es otro de los paraísos naturales que esconde Galicia. Concretamente, esta isla de encuentra sobre la ría de Arousa, en la provincia de Pontevedra, y se comunica con el continente a través de un puente de 2 km de largo. Con 36 km de costa y playas de arena blanca que enamoran, no extraña que la isla fuera declarada reserva natural. Te recomendamos contemplar su paisaje desde el mirador O Con do Forno.

4. La Graciosa

La Graciosa está situada a pocos kilómetros al norte de Lanzarote, enmarcada en la Reserva Marina del Archipiélago Chinijo, la mayor de Europa. Aunque es fácil alcanzarla gracias a las líneas de ferrys regulares que salen del puerto de Órzola, la Graciosa es un remanso que te transportará a un mundo totalmente analógico en el mejor sentido de la palabra, donde no hay ni carreteras asfaltadas. Absorbe la paz que se respira en sus playas solitarias y reconecta contigo mismo mientras exploras la belleza exótico de la isla.

5. Isla de Tabarca

También conocida como Nova Tabarca, esta isla pertenece a Alicante y es la mayor de las islas de la Comunidad Valenciana (¡habitada por solo unas 60 personas!). Vale la pena visitarla si te encuentras en la Costa Blanca para descubrir su pasado como refugio pirata y admirar sus bellas murallas, además del puerto, sus dos playas y su entorno (declarado reserva natural), y, por qué no, probar su especialidad gastronómica: el caldero tabarquino. A la isla de Tabarca se puede llegar en catamarán desde Santa Pola o desde Alicante (a 22 km).

6. Isla de Santa Clara

Con una ubicación privilegiada en el centro de la bahía de la Concha de San Sebastián, la isla de Santa Klara es el destino perfecto para una excursión de un día si te encuentras en la capital guipuzcoana. Solamente con un embarcadero, un faro y una playita, esta isla consigue seducir a multitud de turistas curiosos, que en verano se puede alcanzar fácilmente desde el puerto de Donostia vía ferry. Como curiosidad, este isla fue donde trasladaron a los enfermos de peste de San Sebastián en el siglo XVI.

7. Es Vedrà

Es Vedrà es un islote en forma de pirámide localizado a unos 2 km al suroeste de Ibiza y declarado reserva natural junto con el resto de islotes que conforman el parque de Cala d’Hort i Es Vedrà. Pese a estar inhabitado, Es Vedrà ha sido y aún es escenario de múltiples leyendas de carácter místico, no en vano se dice que el islote es uno de los sitios con más carga magnética del mundo, mientras también se cree que las sirenas que intentaron seducir a Ulises durante su periplo vivían en este enclave. Con o sin sirenas, Es Vedrà te va a cautivar.

8. Isla de Lobos

Cerca de Fuerteventura encontramos Isla de Lobos, de origen volcánico y bautizada en honor a la colonia de lobos marinos que habitaban el islote. Se trata, al ser parque natural, de un destino ideal para los amantes del senderismo, que pueden pasar un día de excursión explorando el volcán, las piscinas naturales, las salinas y las casitas encaladas de su única aldea, El Puertito. Se puede llegar en ferry desde Corralejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close