Close
Alrededor del mundo en 10 amaneceres increíbles

Alrededor del mundo en 10 amaneceres increíbles

Desde el mítico amanecer en Angkor Wat hasta el espectáculo matutino de Santorini y del Monte Batur, estos son 8 de los amaneceres más bonitos del mundo.

Parece que cuando estamos de viaje somos mucho más conscientes de la salida y la puesta de sol. Algo a lo que a diario no prestamos atención por culpa del piloto automático que llevamos puesto, de repente en vacaciones se vuelve una parte indispensable de nuestros días que pone la nota romántica al principio o al final de la jornada. De hecho, somos capaces de sacrificar horas de sueño para vivir la magia de los primeros rayos de sol, aún más cuando nos encontramos en un enclave de suma belleza e idealmente ubicado para poder captar (con los ojos primero, con la cámara después) el juego de tonos cálidos que regala el cielo a primera hora.

1. Angkor Wat, Camboya

Una de las experiencias indispensables que vivir en Camboya es contemplar el amanecer en Angkor Wat. Para ello, tendrás que partir de madrugada de Siem Reap: si reservas un tour, te recogerán a eso de las 4, pero te aseguramos que el madrugón vale la pena. Hordas de turistas se reúnen todas las mañanas frente al templo hindú más grande del mundo para ver cómo el sol se eleva paulatinamente por detrás de él, con el añadido de que la estampa matutina queda reflejada en el estanque que se encuentra delante del templo.

2. Uluru, Australia

En el denominado “ombligo de Australia” también se puede vivir una experiencia inolvidable, de estas que guardarás para siempre en tu retina. Y es que el misticismo que envuelve Ayers Rock (o Uluru) otorga al momento un aura realmente especial. A medida que salen los primeros rayos, el cielo se convierte en un espectáculo cromático que te va a dejar hipnotizado. Te recomendamos llevarte un pequeño picnic para disfrutar del mejor desayuno con vistas que hayas tomado.

3. Parque Nacional de Kruger, Sudáfrica

Siluetas de animales salvajes y los tonos dorados del amanecer: el contraste perfecto para maravillarse a primera hora del día, y para sacar fotografías increíbles que serán la joya de la corona de tus álbumes de viajes. Si ir de safari es ya una experiencia alucinante, hacerlo al amanecer en este inmenso parque nacional (¡tiene casi dos millones de hectáreas!) te hará olvidar todas tus penas y saborear cada instante: el parque nacional de Kruger te está esperando.

View this post on Instagram

Kruger Sunrise…!

A post shared by Johann De Lange (@johann8) on

4. Valle de Orcia, Italia

La Toscana es de por sí un destino perfecto para reconectar con nosotros mismos, para disfrutar del dolce far niente, para vivir despacio y gozar con los pequeños placeres de la vida (ejem, vino y comida italiana). En el marco de unas vacaciones de mindfulness, no puede faltar levantarse con el sol para una perfecta sincronía con el universo. Y qué mejor sitio que hacerlo que en el Valle de Orcia, en la provincia de Siena. Verás el sol nacer en completa calma, entre sinuosas colinas verdes que te aportarán toda la inspiración que necesitas.

5. Gran Cañón del Colorado, Estados Unidos

Hemos mencionado esta maravilla de la naturaleza un montón de veces en artículos anteriores, pues en Musement nos atrapa la belleza de esta garganta formada por el río Colorado a lo largo de más de 10.000 años. El Gran Cañón del Colorado es uno de esos enclaves en los que te sientes diminuto, envuelto por un paisaje que parece de otro planeta, ya que la paleta de colores a base de tonos rojizos recuerda a Marte. ¿Y qué decir del amanecer aquí? Es un lujo con el que te deberías deleitar al menos una vez en la vida.

6. Santorini, Grecia

No te vamos a engañar: Santorini es una de las islas griegas más turísticas. Por esta razón, hay que aprovechar los momentos de menos afluencia para disfrutarla: la primera hora del día es uno de estos momentos en los que podrás estar en petit comité. Levántate temprano para poder campar a tu aire por la isla y poder absorber la calma durante la salida del sol por detrás de las casas encaladas con cúpulas azules de Oia. Será el mejor despertar que puedas tener, ¡aunque para algunos ver el amanecer sea más bien la guinda a una larga noche de fiesta!

7. Stonehenge, Reino Unido

Si a quien madruga, Dios le ayuda, los amantes de contemplar el amanecer deben ser los más suertudos del mundo. Aún más si disfrutan del momento mágico en Stonehenge, el famoso monumento megalítico que precisamente fue construido por los antiguos druidas británicos hace más de 3000 años para observar amaneceres, atardeceres, solsticios… Ve y absorbe la magia del lugar, que aún sigue rodeado de un halo de misterio gracias a las muchas teorías (más o menos extravagantes) que se asocian a él.

8. Mount Batur, Indonesia

Acabamos el recorrido por los amaneceres más bonitos del mundo en otro enclave envuelto de una gran espiritualidad: Bali. La paz que se respira en la llamada isla de los dioses te atrapará, sobre todo cuando descubras Ubud y sus alrededores. Ahí se encuentra precisamente el icónico monte Batur, al que se organizan excursiones para contemplar el amanecer. Sí, otro madrugón… pero con premio garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close