Close
7 lugares que no puedes perderte en Israel

7 lugares que no puedes perderte en Israel

¿Te gusta el sol, la playa, el desierto, la cultura y los paisajes? ¡Entonces deberías hacer un road trip por Israel!

Israel es de hecho uno de los pocos países que presumen de poder ofrecer una oferta tan variada y completa de cosas que ver y hacer: la historia, el arte, el mar, el entretenimiento, el desierto, la naturaleza y la modernidad, aparte de la increíble oferta gastronómica. Para ayudarte a situar, Musement ha hecho una lista de siete paradas esenciales durante cualquier visita. Puedes seleccionar solo algunas o verlas todas haciendo un road trip.

1. Tel Aviv

Tel Aviv es una ciudad joven en todos los sentidos de la palabra. La ciudad fue fundada en el siglo pasado, y además su población es relativamente joven, dinámica y cosmopolita. Te sorprenderá ver cómo te puede fascinar la caótica arquitectura, y estéticamente cuestionable (teníamos que decirlo), de la ciudad. Tel Aviv derrocha urbanismo y modernidad, mientras revela su lado más antiguo en los mercados y en el casco histórico de Jaffa. Entre extensiones de playa bordeadas de carriles bici, bares, tiendas y restaurantes de moda, ¡Tel Aviv es un buen lugar por donde empezar!

2. Jerusalén

Jerusalén, o “Jeru” para los lugareños, se ubica en el punto de encuentro de tres religiones monoteístas simbolizadas por el Monte de los Olivos (desde donde puedes disfrutar de vistas magníficas a la ciudad) así como por la Cúpula de la Roca. Jerusalén no es solo una ciudad sagrada. También es una animada ciudad universitaria donde puedes salir de fiesta o relajarte después de un día dedicado a estudiar. Te recomendamos visitar el Muro de las Lamentaciones, donde la carga emocional y espiritual es palpable. Si también quieres dejar una pequeña nota o plegaria en el Muro, recuerda que cuando te vayas no deberías darle la espalda.

3. Safed

Safed, o Tsaft, también conocida como “la ciudad azul de los cabalistas”, es la increíble ciudad que imaginabas en tus fantasías de infancia. Una visita a esta ciudad situada en lo alto de las colinas de Galilea es un verdadero viaje al misticismo judío. Los tejados, los portones, las tumbas y los interiores de las sinagogas azules hacen que Tsaft sea aún más encantadora. Visita las sinagogas, entra en las tiendas de arte y sube las escaleras que te conducirán hacia azoteas secretas. Si quieres comer algo rápido, prueba el delicioso sándwich Yemeni, preparado delante tuyo, con alegría y buen humor, en el bar Lahuhe Original Yemenite.

4. Los mercados

El zoco o mercado es el sitio ideal para encontrar los souvenirs perfectos, explorar la gastronomía del país o simplemente empaparte de su atmósfera sumergiéndote en el corazón de la civilización local. Te recomendamos específicamente el zoco Ha’Carmel de Tel Aviv y el zoco Mahane Yehuda de Jerusalén.

5. Masada

Una visita a Israel no estaría completa sin un viaje al desierto. La fortaleza Masada es, en nuestra opinión, una parada imperdible. Una vez llegues a este magnífico sitio arqueológico, disfrutarás de una vista increíble del mar Muerto y el desierto de Judea. Te recomendamos encarecidamente llegar a pie antes del amanecer para evitar el calor, pero especialmente para admirar la salida del sol sobre el mar Muerto. Si puedes, acude con un guía para que te explique la sorprendente historia de los últimos supervivientes de la revuelta de los patriotas judíos contra el ejército romano.

6. El mar Muerto

Después de visitar Masada, te habrás ganado un baño en el mar Muerto, ¡pero cuidado porque el agua puede llegar a estar realmente caliente! Una vez ahí, coge un poco de arcilla y extiéndetela por todo el cuerpo antes de meterte en el agua… ¡cuando salgas tendrás la piel tan suave como un bebé! Sobre todo, ¡no te afeites ninguna parte del cuerpo desde al menos tres días antes de ir al mar Muerto si no quieres que te escueza!

7. Caesarea

Cesarea, otro sitio arqueológico de gran importancia histórica, es una ciudad portuaria construida por Herodes I el Grande en el 29 a.C. Los numerosos vestigios de la era incluyen el acueducto, el hipódromo y el anfiteatro romano, donde se organizan conciertos todos los veranos. En Cesarea, la antigüedad, la historia y la modernidad se mezclan ofreciendo un resultado muy particular. La playa de la ciudad nueva de Cesarea es una de las más bonitas y exclusivas del país. Justo al lado del parque natural de la antigua ciudad romana se encuentra un complejo tan lujoso como la ciudad nueva que puede resultar un magnífico escenario para una boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close