Close
10 pueblos italianos construidos en colinas que te dejarán boquiabierto

10 pueblos italianos construidos en colinas que te dejarán boquiabierto

Musement comparte 10 de los pueblos italianos más bonitos construidos sobre las alturas que vale la pena explorar para apreciar bien su encanto.

Todos soñamos con volar, y quizás es por esto que nos fascinan tanto los sitios con vistas vertiginosas desde lo alto que nos hacen sentir más cerca del cielo. Aquí tienes 10 pueblos de Italia situados en colinas, con castillos encantadores y vistas impresionantes.

1. Erice, Sicilia

Este en un lugar mágico, y no solo por su increíble ubicación (Erice se encuentra en las laderas del monte Erice, cerca de Trapani, desde cuya cima se puede ver la costa de Tunisia en un día despejado) sino también porque está rodeado de un aura legendaria. En Erice encontramos el antiguo castillo de Venus, dedicado al culto de la Afrodita griega y la Venus Ericina romana. Cuenta la leyenda que fue construido por Érice, el hijo de la mismísima Afrodita y el rey local Butas, y que los marineros de todo el Mediterráneo se unieron a la diosa haciendo el amor con las jóvenes sacerdotisas del templo.

https://www.instagram.com/p/B3Sv4EVg2Ww/

2. Civita di Bagnoregio, Lazio

“La ciudad que muere”, tal como se denomina hoy en día, se encuentra en una ubicación espectacular, aislada en lo alto de una colina y conectada con el resto del mundo por un largo puente peatonal, que ha aparecido en muchas películas conocidas. Civita di Bagnoregio fue fundada por los etruscos hace 2500 años, pero a día de hoy solo 15 personas habitan el pueblo.

3. Maratea, Basilicata

Rocas escarpadas, vegetación exuberante y unas vistas al agua más azul que puedas imaginar: estas son las características por las que destaca Maratea, un pueblo de la provincia de Potenza que puede enamorar a todo el mundo con su autenticidad y belleza (Frank Sinatra y la princesa Diana fueron algunos de sus más famosos admiradores). En Maratea también puedes encontrar una estatua de Cristo el Redentor, nada más y nada menos que 44 iglesias y un antiguo asentamiento griego desde el que puedes disfrutar de unas vistas aún más fascinantes.

4. Ravello, Campania

Este es un pueblecito al que se puede llegar subiendo por una estrechísima carretera sinuosa y empinada que empieza en Atrani, la costa de abajo. Ravello acoge anualmente el Festival de Ravello, un evento que se celebra en verano y que está dedicado a la música y a la cultura, en el que participan numerosos artistas de talla internacional. El pueblo es también conocido por sus preciosas villas antiguas: Villa Cimbrone, entre otras, es una finca de estilo medieval con unos hermosos jardines adornada con esculturas y flores, y una terraza que da al mar y que ofrece vistas increíbles de la costa Amalfitana.

5. Urbino, Marche

Esta es una ciudad realmente pintoresca y animada situada en una colina. Urbino es una ciudad universitaria, famosa por ser la ciudad natal de Rafael y por su Escuela de Periodismo. Con sus cúpulas y muros, ha sido reconocida con el título de Patrimonio de la Humanidad.

6. Brisighella, Emilia Romaña

Este pueblo de la Emilia Romaña se ha ganado un lugar en las listas de los pueblos más bonitos de Italia. El Castello della Rocca Manfrediana, que data del siglo XIV, tiene vistas al pueblo y al valle entero desde el punto más alto, ofreciendo una panorámica realmente espectacular.

7. Cortona, Toscana

Ya hemos escrito sobre este hermoso pueblo toscano, pero no podemos dejar de mencionarlo también en este artículo. Cortona se ubica en lo alto de las típicas colinas toscanas que salpican el Val di Chiana. Es un sitio lleno de buena comida que tienes que probar y de arte a punto para ser descubierto: cada año, los festivales de Cortona on the Move y Cortona Mix llevan una gran variedad de eventos interesantes a la ciudad. Además, también puedes admirar la Anunciación de Cortona de Fra Angelico en el Museo Diocesano.

8. Asolo, Veneto

La icónica fortaleza de Asolo, que tiene forma de polígono irregular mirado desde arriba, es el símbolo de la ciudad, y la vista al bosque que la rodea y las montañas Dolomitas es impresionante. Cada segundo domingo de mes, Asolo también acoge un mercado de antigüedades enorme y pintoresco, y es un punto de partida genial para salir a explorar la región donde nació el prosecco.

9. Ostuni, Apulia

“La ciudad blanca” es una parada indispensable, con sus inconfundibles casas y calles repletas de tiendas subiendo por la ladera y ofreciendo miradores panorámicos desde los que puedes admirar el valle de abajo. La actividad ideal es ir a tomar una copa con vistas mientras te relajas en este emplazamiento otomano, pasear por las callejuelas y probar la gastronomía local.

10. Cervo, Liguria

Cuando lo contemplas desde el mar, Cervo ofrece unas vistas extraordinarias: un mosaico de casas coloridas ubicadas una encima de otra, culminando con el campanario. Con sus vistas panorámicas del mar enmarcado por los arcos de piedra y flores, Cervo es un destino perfecto para un fin de semana romántico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close