Close
12 consejos para visitar los Jardines Keukenhof

12 consejos para visitar los Jardines Keukenhof

Una de las atracciones más populares de los Países Bajos son los Jardines Keukenhof. Te traemos 12 consejos para que disfrutes de un día inolvidable entre tulipanes.

Uno de los parques florales más grandes y espectaculares del mundo es el de Keukenhof, que se encuentra a las afueras de Ámsterdam. Se trata de un jardín mágico que merece la pena visitar al menos una vez en la vida. Cada año se plantan unos siete millones de tulipanes, narcisos y rosas de colores en este parque, conocido también como el «Jardín de Europa», por su belleza e inmensidad. 

Tras dos años sin poder disfrutar de esta explosión de color, Keukenhof vuelve a abrir sus puertas el 24 de marzo. Al ser una de las atracciones más populares de los Países Bajos, conviene organizar la visita con antelación. He aquí algunos consejos para planificar y aprovechar al máximo tu visita al famoso jardín de tulipanes. 

1. Organiza la visita con tiempo

Como los Jardines Keukenhof ocupan nada menos que 32 hectáreas, es buena idea planear la ruta con antelación. Así no te perderás las fuentes, esculturas, templetes y parterres que se extienden a lo largo de los 16 kilómetros de senderos. No olvides hacerte con un plano en la entrada.

2. Elige una buena época del año

Si los Jardines Keukenhof están en tu lista de lugares que visitar (y deberían estarlo), lo mejor es que vayas a los Países Bajos entre mediados de marzo y mediados de mayo. El parque solo está abierto en estos meses, coincidiendo con la época de floración. En 2022, el período de apertura es del 24 de marzo al 15 de mayo. 

3. Infórmate sobre el estado de las flores

Como el tiempo y la temperatura pueden variar de un año a otro, merece la pena comprobar si las flores ya se han abierto antes de que hagas la visita. Con una búsqueda rápida en Google encontrarás la respuesta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Keukenhof (@visitkeukenhof)

4. Haz la visita en el momento adecuado del día

Nada menos que 1,5 millones de personas visitan los Jardines Keukenhof cada año, lo que significa que pueden estar abarrotados, sobre todo los fines de semana. Para evitar grandes multitudes, es mejor hacer la visita entre semana, tanto a primera hora de la mañana como por la tarde. Los jardines abren todos los días desde las 8:00 hasta las 19:30.

5. Busca la forma de llegar

Los Jardines Keukenhof están en la pequeña localidad de Lisse, que se encuentra a 30 kilómetros al suroeste de Ámsterdam. Para llegar allí desde la capital, podrás recurrir a un autobús o a un tren, ir en coche o incluso en bici. Debido a que los aparcamientos de la zona suelen estar bastante llenos, al igual que ocurre con los autobuses y los trenes, mucha gente opta por reservar una excursión con traslado incluido

6. Compra las entradas con antelación

Otra manera de ahorrar tiempo y de aprovechar la visita al máximo consiste en comprar las entradas por internet para evitar las colas en la taquilla.. Algunas entradas combinadas incluyen el transporte público además del acceso a los jardines.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Freedom Treks (@freedomtreks)

7. Ve con tiempo suficiente

Los Jardines Keukenhof son un lugar especial y seguro que querrás disponer de tiempo suficiente para disfrutar de ellos. Con un paisaje tan espectacular y colorido, es fácil pasar al menos medio día vagando por los senderos panorámicos del parque.

8. No te pierdas el resto de las atracciones

Aunque las flores son la principal atracción del parque, también hay fuentes preciosas, esculturas y templetes que salpican los jardines. Gracias a la colaboración con el Museo Kröller-Müller el parque parece una preciosa galería de arte al aire libre. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Keukenhof (@visitkeukenhof)

9. Contempla un desfile de flores

En Keukenhof también se celebran exposiciones de flores y fines de semana culturales, además de acoger un fantástico desfile floral. Intenta que tu visita coincida con uno de estos eventos. Aunque el parque suele llenarse en esas fechas, la experiencia es aún más única e inolvidable.

10. Haz una visita guiada

Con tantas cosas que ver, puede ser fácil perderse lugares maravillosos. Para evitar las molestias de planear una visita exhaustiva por tu cuenta, merece la pena hacer un tour guiado, sobre todo si vas con el tiempo justo.

11. Alquila una bici

Si no te gustan las visitas en grupo, siempre puedes alquilar una bici para explorar los campos de tulipanes que rodean Keukenhof por tu cuenta. Aunque no forman parte del parque, las vistas son igualmente fascinantes y, además, así consigues escapar de las aglomeraciones.

12. Divértete con toda la familia

Una excursión a Keukenhof es un plan perfecto para toda la familia. Los jardines son accesibles para todas las edades, cuentan con una granja escuela, un laberinto, una zona de juegos y restaurantes, cafeterías y zonas de pícnic.

¿Te gustaría ir a Keukenhof? Echa un vistazo a nuestras actividades y experiencias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close