Close
7 destinos a los que viajar para evitar San Valentín

7 destinos a los que viajar para evitar San Valentín

¿Con ganas de organizar un plan alternativo para escapar del día de San Valentín?

Tanto si tienes pareja y renuncias a ser “víctima” de la comercialización de esta tradición anglosajona como si estás soltero y te niegas a tener que soportar la marea de globos en forma de corazón que inunda los establecimientos de la mayoría de ciudades del mundo, en Musement te proponemos siete destinos donde el 14 de febrero es solo una fecha más en el calendario. Lejos de la Torre Eiffel de París, de los canales de Ámsterdam y del London Eye de la capital inglesa, hay lugares no románticos perfectos para viajar en solitario y olvidar el día de los enamorados.

1. Rio de Janeiro, Brasil

En Brasil el día de los enamorados se celebra el 12 de junio, ya que en este país sudamericano esta es una celebración vinculada a San Antonio y no a San Valentín. Además de para evitar el día de los enamorados, si viajas a Río de Janeiro en febrero te beneficiarás de otras dos cosas: escaparás del invierno europeo por unos días y, lo mejor de todo, podrás vivir una de las mejores experiencias viajeras del mundo, el Carnaval de Brasil. Desfiles, carrozas, bailes, disfraces y samba se mezclan en un espectáculo único que deberías presenciar al menos una vez en la vida.

2. Helsinki, Finlandia

Finlandia es otro país idóneo para evitar el romanticismo forzado del día de San Valentín. En este país escandinavo el 14 de febrero es una fecha en la que se celebra la amistad más que el amor romántico, así que no temas: coge el abrigo más grueso que tengas y escápate a Helsinki. En la capital finlandesa podrás descubrir infinidad de estudios de diseño, galerías de arte y restaurantes excelentes donde degustar la mejor gastronomía nórdica. Si dispones de más tiempo, te proponemos alejarte de la ciudad para gozar de enclaves naturales espectaculares y resguardarte del frío en una cabaña típica junto a un lago, por supuesto con sauna incluida.

3. Praga, República Checa

En la República Checa el día de los enamorados se celebra el 1 de mayo, una tradición que anuncia la llegada de la primavera y con ella, el florecimiento del amor. Cuenta la leyenda que en esta fecha las mujeres deberían ser besadas bajo un cerezo para que su belleza no se marchite en todo el año. Así pues, la fecha a evitar es esta y no el 14 de febrero, cuando puedes aprovechar para visitar el majestuoso casco antiguo de Praga sin avistar Cupidos ni parejas acarameladas en cada esquina. Y lo mejor: con las bajas temperaturas de la capital checa en febrero, tendrás la excusa perfecta para refugiarte en los bares y probar su copiosa comida típica y su gran selección de cervezas.

4. Bucarest, Rumanía

Rumanía es otro de los pocos países que tampoco han sucumbido a la tradición anglosajona de San Valentín, pues el día de los enamorados rumano cae unos días después, el 24 de febrero. Se trata de una celebración pagana llamada Dragobete que, igual que en la República Checa, originalmente pretendía festejar el comienzo de la primavera. Si quieres visitar la llamada “Pequeña París”, cómprate un billete de avión a Bucarest y descubre su maravillosa arquitectura, con el Palacio del Parlamento como máximo emblema. Como plan alternativo, te proponemos hacer una cata de vinos rumanos durante una excursión por los viñedos de las colinas subcarpáticas.

5. Gales, Reino Unido

Sorprendentemente, en Gales el día más romántico del año no es el 14 de febrero sino el 25 de enero, fecha en la que se celebra que St Dwynwen se hiciera monja después de que su padre le prohibiera casarse con el hombre que amaba. Este parece el pretexto perfecto para pasar unos días en Cardiff y sus alrededores a mediados de febrero, cuando podrás disfrutar de su naturaleza sin hordas de turistas ni parejas celebrando el amor. Desde la Isla de Anglesey a la Península de Lleyn, la oferta de actividades al aire libre que ofrece Gales es inigualable. No es de extrañar en una región en la que el 25% de su territorio está catalogado como Parque Nacional. Pero más allá de los paisajes salvajes en los que practicar senderismo y deportes acuáticos, en Gales te esperan también castillos de cuento como el castillo de Conwy y el de Beaumaris.

6. Copenhague, Dinamarca

Dinamarca es otro destino perfecto para desaparecer unos días si quieres evitar el agobio de San Valentín. En general, en los países nórdicos el 14 de febrero queda muy diluido gracias a la sobriedad que caracteriza a los escandinavos, así que ¿por qué no aprovechas las vuelos baratos de febrero para visitar Copenhague? Si las bajas temperaturas de Dinamarca te echan para atrás, no sufras: en Copenhague hay un montón de planes con los que pasarlo en grande resguardado del frío, pues la capital danesa cuenta con un gran elenco de museos y galerías de arte como el Museo Nacional y la Galería Nacional, a parte de antiguas fábricas convertidas en bares y restaurantes de moda donde podrás experimentar el estilo de vida nórdico.

7. Pekín, China

Si quieres escapar de Europa entera por San Valentín, China puede ser un buen plan, ya que el gigante asiático celebra el día de los enamorados en agosto. Vuela a Pekín, su centro cultural, donde podrás aprender sobre la cultura centenaria del país más poblado del mundo y explorar su gran legado histórico, con la Gran Muralla como máximo exponente, pero sin olvidar otras joyas como la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano y la plaza de Tian an Men. Por supuesto, en Pekín los foodies se deleitarán con la infinidad de platos exóticos que les esperan.

1 comment

  1. En colombia tampoco lo celebramos, para nosotros es el 16 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close