Close
8 curiosidades que quizás no conocías sobre la Casa Batlló

8 curiosidades que quizás no conocías sobre la Casa Batlló

La Casa Batlló es, sin lugar a dudas, uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona. A continuación, te contamos un montón de curiosidades y datos interesantes que quizás no conocías.

¿Sabes cuál es el apodo de la Casa Batlló? ¿Te imaginas cuánto pagó por ella el empresario Josep Batlló? ¿Conoces la última experiencia inmersiva con la que la atracción sorprenderá a sus visitantes a partir del 14 mayo de 2021? ¡Te lo contamos todo a continuación!

1. 510 000 pesetas

¡510 000 pesetas! Esta fue la cantidad que pagó el empresario industrial Josep Batlló por el edificio que hoy conocemos como la Casa Batlló. Dicho edificio había sido proyectado por el arquitecto Emilio Sala Cortés, antiguo profesor de Antoni Gaudí. Este último gozó de total libertad creativa para transformar el edificio original de estilo clásico en una obra maestra del modernismo.

2. Casa dels ossos

¿Sabes cuál es el apodo de la Casa Batlló? Debido a sus balcones en forma de calavera y al aspecto esquelético de las columnas de su tribuna, esta obra de Gaudí se conoce también como la «Casa de los Huesos».

3. Casa del dragón

Una de las leyendas más populares de Cataluña relata como un joven caballero, llamado Sant Jordi, salvó a la princesa y venció al feroz dragón que tenía atemorizados a los habitantes de Montblanc. En la Casa Batlló hay numerosas referencias a esta leyenda, de ahí que se conozca también como la «Casa del dragón»:

  • Las tejas de la azotea = el lomo del dragón
  • El balcón del último piso = el balcón de la princesa
  • Las columnas de la tribuna (con forma de huesos) y los balcones (que asemejan calaveras) = las víctimas del dragón
  • La Sala de arcos Catenarios del desván = la caja torácica del dragón
  • La cruz de cuatro brazos de la azotea = la espada de Sant Jordi

4. Sus duros inicios

Aunque desde 2005 forma parte, junto con otras obras de Gaudí, del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, en sus inicios no gozó de tantos reconocimientos. De hecho, una vez finalizadas las tareas de remodelación llevadas a cabo por el famoso arquitecto modernista, la Casa Batlló se presentó al concurso anual de edificios artísticos del Ayuntamiento de Barcelona…¡y perdió!

5. Belleza y sostenibilidad

Una de las técnicas favoritas de Gaudí, que tampoco podía faltar en la Casa Batlló, es el trencadís, una especie de mosaico realizado con trozos de cerámica y vidrio en desecho. Estas piezas llenan de color no solo la fachada de la casa, sino también el tejado y los patios interiores.

6. Funcionalidad y eficiencia energética

Pero Gaudí no solo fue un precursor en temas de sostenibilidad. En una época en la que todavía no se hablaba de eficiencia energética, el genial arquitecto supo combinar como nadie diseño y funcionalidad. Así, por un lado, con la claraboya principal y los dos patios interiores, se aseguró de que la luz llegase a todas las plantas. Por otro lado, estos patios centrales, junto con el original diseño de las ventanas (que incluían pequeñas aberturas que se podían abrir y cerrar manualmente), permitían regular el aire y controlar la temperatura de la casa.

7. Noches mágicas

Con la llegada del buen tiempo, la azotea de la Casa Batlló vibra al ritmo de jazz, flamenco, rumba, pop… y muchos otros estilos musicales. Tras realizar una visita por la popular atracción turística, las «Noches Mágicas» ofrecen a los visitantes la posibilidad de subir hasta la azotea para disfrutar de un concierto íntimo en un marco incomparable.

8. Una nueva experiencia inmersiva

«10D Experience» es la última propuesta de Casa Batlló. Desde el 14 de mayo de 2021, los visitantes contarán con 2000 metros cuadrados, nunca vistos hasta la fecha, para disfrutar de una experiencia totalmente inmersiva. La sala GAUDÍ DÔME, situada en las antiguas Carboneras de la casa, cuenta con más de 1000 pantallas y ofrece un punto de partida único para profundizar en los orígenes de la genialidad de Gaudí. Mientras que en la sala GAUDÍ CUBE se encuentra el primer cubo LED de seis caras, una instalación creada por Refik Anadol que permite meterse de lleno en la mente del genial arquitecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close