Close
Las 10 mejores fiestas gastronómicas y enológicas de España

Las 10 mejores fiestas gastronómicas y enológicas de España

Si hay algo que nos encanta de hacer turismo es tener la oportunidad de descubrir la gastronomía local del sitio que visitamos, probar los productos típicos y degustar manjares deliciosos. En España no solo se puede hacer esto, sino que comer se transforma en una celebración: así lo demuestran la cantidad de fiestas gastronómicas y enológicas que se organizan por todo el territorio.

España sabe conquistar por el paladar. Si quieres comprobarlo, sigue leyendo y descubrirás cuáles son los mejores festivales gastronómicos españoles.

1. La Tomatina, Buñol, Comunidad Valenciana

No sabemos si la Tomatina se puede clasificar como fiesta gastronómica, ya que los protagonistas son los tomates pero sirven de munición más que de alimento. Aun así, es una de las fiestas españolas más internacionales y bien se merece una mención. Se trata de una batalla de tomates a lo grande que tiene lugar el último miércoles de agosto de cada año en la localidad valenciana de Buñol. Los miles de participantes se lanzan tomates (¡hablamos de unas 140 toneladas!) unos a otros y tiñen de rojo todo el pueblo. La celebración siempre deja fotografías espectaculares.

In the thick of it! 📷 by Ryan Armitage

A post shared by La Tomatina (@latomatinafestival) on

2. Fiesta de la Sidra, Gijón, Asturias

También a finales de agosto se celebra la Fiesta de la Sidra, declarada de Interés Turístico de Asturias. El lugar de este evento anual es la playa de Gijón, donde se reparten más de 30.000 litros de sidra y se llevan a cabo una gran cantidad de actividades relacionadas con esta bebida típicamente asturiana. El concurso de escanciadores es especialmente recomendable.

3. Fiesta del Pulpo, Carballiño, Galicia

Cada segunda semana de agosto la localidad de Carballiño acoge la tradicional Fiesta del Pulpo. Se trata de una celebración con un gran ambiente popular en la que se sirven 50.000 kilos de pulpo a la gallega, el manjar gallego por excelencia que se suele acompañar de vino de Ribeiro. Aunque también se pueden degustar otros productos típicos como la empanada, los asistentes se ponen las botas con el polbo a feira.

4. Batalla del Vino, Haro, La Rioja

Lo que en un principio es una fiesta enológica tradicional con origen en el siglo VI, en realidad consiste en una guerra de vino en la que todos los participantes quedan “morados” de pies a cabeza. Y es que si algo tiene el vino tinto, es que tiñe, y mucho. Diversión garantizada (y pringue monumental) en una cita que tiene lugar el 29 de junio, día de San Pedro, en el municipio riojano de Haro.

5. Fiesta de la Aceituna, Martos, Andalucía

La Fiesta de la Aceituna se celebra en Martos durante la primera semana de diciembre, coincidiendo con el comienzo de la campaña de este ingrediente tan típico de la dieta mediterránea. El programa está repleto de actividades que giran en torno a la aceituna: no te pierdas la extracción del primer aceite del año en una prensa manual ni el hoyo aceitunero, una bolsa con un bollo de pan, aceite de oliva, aceitunas, bacalao y agua.

6. Fiesta de la Calçotada, Valls, Cataluña

Valls, la cuna de las calçotades, es el escenario de esta popular fiesta celebrada a finales de enero. Los asistentes podrán gozar de un ambiente tradicional por toda la localidad catalana con desfiles, demostraciones y concursos y, cómo no, tendrán la oportunidad de degustar los calçots (cebollas tiernas a la brasa que se mojan en salsa romesco) practicando la peculiar técnica para ingerirlos. Si una sola jornada te sabe a poco, debes saber que la temporada de calçots se alarga entre noviembre y abril.

7. Feria de la Gamba, la Chirla y el Boquerón, Punta Umbría, Andalucía

Para conocer la cultura marinera puntiambreña, nada mejor que acercarse a la Feria de la Gamba, la Chirla y el Boquerón. La festividad está programada a mediados de abril y es todo un espectáculo de productos del mar de primera calidad (aunque también encontrarás jamón y queso onubense). La muestra gastronómica atrae visitantes nacionales e internacionales e incluye también actuaciones musicales.

8. Feria Nacional del Queso, Trujillo, Extremadura

Trujillo acoge cada mes de mayo la Feria del Queso, un evento que cuenta con la participación de una gran variedad de queseros que elaboran sus productos de forma artesanal. Los quesos de cabra y oveja son los que abundan por ser los más populares en Extremadura, pero también hay cabida para quesos provenientes de otras regiones españolas. Catas, talleres y espectáculos ponen el broche a esta feria.

9. Feria del Ajo, Las Pedroñeras, Castilla-La Mancha

Este ingrediente tan español no podría quedarse sin una feria en su honor. Aprovechando que la localidad conquense de Las Pedroñeras es una gran productora de ajo morado, a finales de julio se organiza la Feria del Ajo, para ponerlo en valor y difundir novedades al respecto. La jornada se dinamiza con charlas, catas y exhibiciones.

Vampiros, venid a mi #feriadelajo

A post shared by Raqueld4 (@raqueldcuatro) on

10. Fiesta de la Filoxera, Sant Sadurní d’Anoia, Cataluña

La Fiesta de la Filoxera es un homenaje a la plaga que acabó con los viñedos europeos en el s. XIX. Fue una crisis que, a su vez, vio nacer el cava y convirtió Sant Sadurní en lo que es hoy en día: un auténtico referente del mundo vitivinícola. Fuego, música y mucho cava es lo que puedes esperar a principios de septiembre en esta localidad catalana, cuando también puedes aprovechar para visitar las bodegas del Penedès en época de vendimia.

 

Créditos Imagen Destacada: Mumumío on VisualHunt / CC BY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close