Close
La vuelta al mundo en 20 platos típicos

La vuelta al mundo en 20 platos típicos

Viajar es una de nuestras cosas favoritas y una buena manera de viajar es hacerlo a través del paladar. ¿Te apuntas a hacer la vuelta al mundo en 20 platos típicos?

En Musement nos encanta viajar. Nos gusta viajar en avión y en tren. Nos gustan los viajes largos bien organizados y los viajes improvisados de última hora. Y nos gusta viajar usando la imaginación y a través del paladar. Por eso, hoy te proponemos una vuelta al mundo con 20 platos típicos (sabemos que faltarán muchos en la lista, pero algún día los probaremos todos).

1. Pasta con tomate (Italia)

El producto italiano por excelencia, conocido en todo el mundo, es la pasta. La versión original de este plato (pasta al sugo) lleva salsa de tomate, hojas de albahaca y queso rallado (parmesano, pecorino o ricota dura, según los gustos de cada zona). Un plato tan italiano que lleva los colores de la bandera.

2. Paella valenciana (España)

Como ocurre con otros platos internacionalizados, la receta y los ingredientes de la paella cambian según a quién preguntes; no solo en el extranjero, sino también dentro de España. Lo mejor es ir al lugar de origen, así que, para probar la auténtica paella ya sabes a dónde ir: ¡Valencia!

View this post on Instagram

We would like to defend this form of cooking paella! Thin, with a very light soccarat, it’s cooked over different woods depending on what flavour matches the ingredients. There’s a fine equilibrium between the quantity of rice and vegetables, making sure we always conserve the rice’s properties along with those of the protein. The most important step is the development of the stock – this is the key to a good paella and is made from a wealth of premium ingredients. It’s because of this that the paella has such a strong flavour. Our paella has a historic legacy – a legacy tight to our terroir, traditions and memory. We will always take care of this legacy. Whilst we will always respect other ways of cooking rice – in and outside of a paella – and the difference in taste, our paella will always hold these values. We look forward to seeing you soon… to join us in exploring our universe within the paella pan. – Arros QD family ❤️ #ArrosQD #QuiqueDacosta

A post shared by ArrosQD (@arrosqd) on

3. Mejillones y patatas fritas (Bélgica)

Este plato típico belga está muy bueno, a pesar de lo rara que suena la mezcla de ingredientes: mejillones, patatas fritas y salsa, que puede ser incluso de queso azul. Sí, salsa de queso azul con mejillones. Rico, aunque no lo parezca.

4. Bitterballen (Países Bajos)

Son sabrosas albóndigas holandesas que sirven como aperitivo con las cervezas. Normalmente son de carne picada de ternera y bechamel, de ahí su consistencia.

View this post on Instagram

klo goreng resoles atau bitterballen enak yg kecoklatan gini dr pada yg msh kuning2 *imho Kdg ada yg msh kuning2 dan ga rata warnanya. klo msh kuning2 hslnya nti akan berminyak, ga bisa garing. tp untuk bisa sampai kecoklatan gini, adonannya hrs tanak masaknya bru kentangnya masuk. spy pas digoreng ga bocor. klo bocor nti keburu diangkat dan hslnya akan berminyak. sama spt resoles, kulitnya hrs kuat, ga gampang sobek spy wktu digoreng ga bocor. Resep bitterballen sdh pernah di share ya. Ini bhnnya beef, udang, onion, unsalted butter, susu, keju, seledri, kentang. Bumbunya: merica hitam, pala, gula, garam . . . #bitterballen #beef #udang #freshmilk #onion #unsaltedbutter #cheddar #yummy #delicious #enakbanget #sausmustard

A post shared by Elizabeth Lily (@liliwantcook) on

5. Caracoles (Francia)

Los caracoles franceses son famosos en todo el mundo y tienen tantos seguidores como detractores. Los escargots se consideran un plato refinado y sorprendente que puedes probar tanto en París como en el resto del país vecino.

6. Smørrebrød (Dinamarca)

Simple, pero rico y sabroso. El smørrebrød, típico de la gastronomía danesa, es una rebanada de pan negro con mantequilla sobre la que se coloca pescado (salmón o arenques ahumados) o también embutido, quesos, salsas diferentes y encurtidos.

7. Toltottkáposzta (Hungría)

Son rollitos típicos hechos con hojas de repollo rellenas de carne y trigo sarraceno y cocinadas en una deliciosa salsa.

View this post on Instagram

Ebben az évben egyáltalán, karácsonykor talán még soha nem főztem töltött káposztát. Az enyémtől azonban senki nem fogja majd a gyomrát és kapkodja be a gyógyszereket az emésztésére 😉 A töltelék darált pulyka és hántolt árpa ( gersli). A fűszerek a szokásosak, hagyma fokhagyma bőven, só bors és paprika. Az apró káposzta nálam savanyított, a levelek amibe tekerem a tölteleket édeskáposzta. A töltelékbe nem, közé viszont került pár vékony szelet füstölt angolszalonna. Az egész tetejére a fazékban egy kis üveg paradicsompürét locsolgattam. Ez amolyan szabolcsi light töltött káposzta maximális ízekkel 😍 És imádom amikor a gersli pukkan szinte ahogy ráharapok 😁 Hungarian stuffed gabbage 🍜

A post shared by Edit Fenyvesi (@edit_fenyvesi) on

8. Pelmeni (Rusia)

Este plato ruso recuerda en cierto modo a los raviolis italianos. Pueden ir rellenos de carne o verduras y se sirven con caldo, con mantequilla o también con pimentón, eneldo o crema agria.

9. Samosas (India)

Las samosas son entrantes típicos de la India, ideales como comida para llevar, gracias a su forma compacta. Son triángulos de pasta frita rellenos de patata, especias, pimienta, verduras o carne.

10. Zighinì (Eritrea)

Plato típico eritreo que se elabora por partes para luego servir todo junto. Lleva un guiso picante de pollo o ternera, ensalada, verduras cocidas y legumbre; todo ello se sirve sobre injera, un pan típico, plano y muy fino.

11. Feijoada (Brasil)

El plato más famoso de Brasil: alubias negras con varios tipos de carne de cerdo (costillas, salchichas, beicon), especias y arroz blanco.

12. Arepas (Venezuela)

Las arepas con una especie de bocadillos pequeños de harina de maíz que pueden llevar muchos tipos de relleno, aunque es frecuente que sea carne deshilachada.

13. Potjiekos (Sudáfrica)

Este plato típico sudafricano tiene una historia y una elaboración de lo más interesantes. Su nombre tiene origen en la olla de tres patas que se usa para prepararlo (potjiekos), que significa «plato pequeño de comida». En este caso, de comida preparada al fuego con carne marinada con cerveza o vino, zanahorias, repollo, calabaza, coliflor, patatas o arroz y especias holandesas-malasias.

14. Filete de canguro (Australia)

La carne de canguro es todo un clásico de la gastronomía australiana. Allí la encuentras en cualquier sitio, ya sea en filetes, albóndigas, hamburguesas o salchichas. Es una carne muy magra y con muchas proteínas, por lo que es frecuente dársela a los niños pequeños.

15. Haggis (Escocia)

Es uno de los platos nacionales más curiosos. Solo diremos que a los muy valientes y poco tiquismiquis les sorprenderá una explosión de sabores inesperados.

16. Amok (Camboya)

Este es, quizá, el plato más famoso de la gastronomía camboyana: filete de pescado marinado en salsa kroeung (hecha con cúrcuma y otras especias) y cocido con cacahuetes, leche de coco, huevos y servido envuelto en hojas de plátano.

17. Bao (China)

Hace tiempo el plato chino más famoso internacionalmente eran los rollitos de primavera; hoy ese título lo ostentan los bao, unos bollitos al vapor rellenos de carne (cerdo, pollo o pato) o verduras.

18. Takoyaki (Japón)

Si hablamos de platos famosos no podemos olvidarnos de los takoyaki japoneses: bolitas de pulpo caliente servidos con bonito deshilachado y algas que asemejan mariposas que baten las alas intentando escapar del calor de las bolas de pulpo.

19. Pouding-chômeur (Canadá)

Un nombre curioso para una receta canadiense de un postre «pobre». El «pudin del desempleado» es una especie de pastel a la mantequilla cubierto caramelo, lo que le da una consistencia similar a la del flan. Se sirve con helado y jarabe de arce.

View this post on Instagram

Thirty percent of Canada’s labor force was unemployed during the Great Depression. In the French-speaking province of Québéc, women had many mouths to feed and few ingredients to work with. Legend has it that pouding chômeur (“unemployed-person pudding”) was created by female factory workers relying on the inexpensive staples they had on hand, much like other desperation-inspired dishes such as sugar cream pie. During tough times, Canadian women made the pudding from stale bread and brown sugar sauce. Then, they baked the syrup-soaked, bubbling casserole until a golden, caramelized crust formed on top. Despite its belittling name, pouding chômeur provided comfort and energy for those who needed it most. After 1939, bakers replaced the leftover bread with a buttery dollop of thick batter. Fresh maple syrup and heavy cream became the accoutrements of choice. Locals still consider the melding of Canadian ingredients and French techniques an example of quintessentially Québécois cuisine. Today, restaurants and home chefs prepare the baked pudding with walnuts, citrus, and other ingredients reflective of economic stability. During the chilly saison des sucres (sugar season) in early spring, pouding chômeur keeps diners cozy and content, employed and unemployed alike.

A post shared by R. Rummel (@rr_obscura) on

20. Hamburguesa con patatas (EE. UU.)

Es el plato estadounidense por excelencia, el que ha ayudado a exportar el sueño americano por el mundo. Curiosidad: hamburger es el gentilicio alemán de Hamburgo, lo que quizá indique un origen europeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close