Close
Ruta gastronómica por Oslo: descubriendo la comida callejera noruega

Ruta gastronómica por Oslo: descubriendo la comida callejera noruega

Recorre Oslo con Musement y descubre la comida callejera noruega en mercados, puestos ambulantes y espacios gastronómicos de moda.

En cuanto a destinos gastronómicos se refiere, Oslo le va pisando los talones a Copenhague. La capital noruega cuenta con ocho restaurantes con estrellas Michelin y una población de algo más de un millón de habitantes en su zona metropolitana y debería estar en la lista de destinos de todo viajero sibarita. Dicho esto, además de cenar en Maeemo y comer en Kontrast, hay toda una escena gastronómica callejera por descubrir.

Debido, quizá, a sus fríos inviernos, los puestos callejeros de Oslo suelen concentrarse en amplios espacios cubiertos (con calefacción), donde sirven todo tipo de especialidades internacionales a precios asequibles. Entrar en uno de esos espacios gastronómicos, cada vez más presentes, es un poco como circunnavegar un mapa del mundo en tres dimensiones y a continuación compartimos una guía para que no te pierdas.

1. Mathallen

Es el espacio gastronómico y mercado más antiguo y elegante de Oslo, inspirado principalmente en mercados europeos como el de Borough en Londres y La Boquería en Barcelona.
Mathallen tiene todo lo que a cualquier turista hambriento o comidista de la zona pueda apetecer, desde helados a tapas noruegas de pescado, así como productos frescos para llevar a casa.
Cabe destacar Noodles. Aunque el elemento principal del menú está claro ya solo con el nombre, su originalidad reside en que puedes mezclar ingredientes para crear cualquier tipo de combinación con fideos calientes que quieras.
Para beber, pásate por Hopyard y prueba alguna de sus 200-300 cervezas artesanales. Si te gusta el queso, Smelt es tu sitio; este local se especializa en sándwiches tostados de queso.
Mathallen también ofrece cursos de cocina en Kulinarisk Akademi, donde puedes aprender a preparar salchichas o qué vinos van mejor con ciertas comidas. Echa un ojo a la web para ver los horarios e ir quizá cuando haya algún curso de comida callejera.

Vulkan 5, 0178 Oslo; página web

2. Vippa

Se ubica justo en el fiordo de Oslo y es el sitio perfecto para comer al sol o tomar algo por la tarde (cierra a las 21:00). Este antiguo almacén portuario es hoy un colorido espacio repleto de exóticos puestos de comida.

Vippa se centra en comida callejera de otros países, ya que el establecimiento es una empresa social cuyo objetivo es fomentar el diálogo entre las culturas a través de tradiciones culinarias y despertando las papilas gustativas. Aquí puedes probar algunos de los mejores tacos de Oslo, así como rollitos de primavera vietnamitas o dumplings chinos.
¿Necesitas más de un motivo para ir a Vippa? Además de mesas compartidas en el almacén hay muchos bancos de madera en el muelle, donde puedes sentarte a ver las azules aguas resplandecer con la luz escandinava, cerveza en mano.

Akershusstranda 25, 0150 Oslo; página web

3. Oslo Street-Food

Ya el nombre dice lo que hay: «comida callejera». Este establecimiento se ubica en Torgatta Bad, un edificio de estuco blanco que alberga una reconvertida piscina municipal.
Abrió sus puertas hace poco (en febrero de 2019) y ofrece una oferta gastronómica más original que Vippa o Mathallen: comida callejera de Budapest, un restaurante de arroz filipino llamado KAIN e incluso un puesto que sirve exclusivamente hamburguesas de pato y dos puestos de comida vegana. Torgatta Bad no solo sirve una gran variedad de comida y bebidas, sino que también organiza fiestas con música de DJ y mini-festivales para celebrar la gastronomía internacional.
Te sentirás como en casa entre grandes grupos de noruegos mileniales que buscan buena comida y buen ambiente.

Torggata 16, 0181 Oslo; página web

View this post on Instagram

What a day to be enjoying some greek Souvlak plate😋

A post shared by Oslo Street Food (@oslo_streetfood) on

4. Syverkiosken

A diferencia de los espacios gastronómicos de moda, con sus luces de neón, su ambiente de fiesta, sus asientos en el muelle, sus DJ y su comida internacional, Syverkiosken es un puesto de comida sin más en una calle simplona de Oslo, pero sirve uno de los mejores perritos calientes. Olvídate del kétchup, el chili y cualquier otra salsa típica americana para los perritos y pide una salchicha vienesa con un crep de patata encima, mostaza caliente y cómelo en el momento, ahí, en la calle, por muy frío y ventoso que sea el día. ¿Otra ventaja? Solo cuesta 20 coronas, así que seguramente será la mejor comida barata que pruebes en Oslo.

Maridalsveien 45, 0175 Oslo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close