Close
Los 10 puentes colgantes más impresionantes del mundo

Los 10 puentes colgantes más impresionantes del mundo

Musement recorre 10 de los puentes colgantes más impresionantes del mundo. ¿Te apuntas?

Adrenalina: Todos, en mayor o menor medida podemos llegar a sentir adicción a esta sustancia química que se libera en nuestro cuerpo, y que también es conocida como epinefrina. Con la adrenalina nuestro pulso se acelera, se estimula el corazón y aumenta la respiración. Provoca una aceleración del ritmo cardíaco, oxigenando más rápido la sangre, haciéndonos sentir eufóricos y motivados. En resumen: Más vivos.

Hay personas realmente adictas a estas sensaciones que necesitan practicar deportes extremos y enfrentarse a mayores retos cada vez para disfrutar de la liberación de adrenalina en el organismo, sin embargo, existen modos menos arriesgados de sentir esa euforia y ese hormigueo en nuestro interior, y los tienes a tu alcance. ¿Te apuntas?

1. Puente colgante de Capilano, Canadá

Este puente impresionante está en Vancouver, Canadá, y fue construido en 1889, por lo que es uno de los más antiguos del mundo. Tiene 70 metros de altura y más de 137 de largo. Puede que existan otros más largos, más altos, y con estructuras más complejas, pero este se balancea y rebota a cada paso que das, lo que multiplica la tensión que vivirás al cruzarlo. ¡Pura adrenalina!

2. Royal Gorge Bridge de Colorado, Estados Unidos

Fue inaugurado en 1929 en Cañon City, y durante muchos años tuvo el honor de ser el puente más alto del mundo hasta que los de Sidu y Zhangjiajie le arrebataron el podio. Mide la friolera de 390 metros de largo, y desde sus 290 metros de altura puedes disfrutar de una vista increíble del río Arkansas. Uno de esos rincones que no te debes perder si pasas por Colorado.

3. Charles Kuonen, Suiza

En medio de un paraje excepcional, suspendido a 85 metros sobre las montañas de Randa, Suiza, tenemos este puente colgante, que con sus 495 metros de largo, requiere de una caminata de 10 minutos de la que más de uno se ha echado atrás una vez iniciada. El puente es tan estrecho que apenas es posible divisarlo desde un dron, algo que multiplica la sensación de vértigo, a la que los más valientes se harán adictos.

4. Puente colgante del río Storm, Sudáfrica

Este increíble puente colgante, situado en el Parque Nacional de Tsitsikamma, Sudáfrica, se levanta sobre el río unos 77 metros, ofreciendo un paseo espectacular, como parte del sendero que serpentea el Storms River. La ruta completa se atraviesa en unas dos horas (donde se incluyen otros dos puentes colgantes), pero éste te ofrecerá unas vistas inolvidables.

5. Caminito del Rey, España

No hace falta viajar lejos para que se disparen nuestros niveles de adrenalina, porque en Málaga tenemos este puente que muchos consideran “el camino más peligroso del mundo”, puesto que más de una persona ha perdido la vida en él. Estuvo cerrado durante quince años y se reinauguró hace cinco.
El puente se comenzó a construir en 1901 para poder acceder al sistema de presas, tuberías y centrales eléctricas relativas al río Guadalhorce y, dada la naturaleza del recorrido, es un lugar muy recomendado para vivir una experiencia que te cargará de adrenalina. ¡Y sin salir de España!

6. Queshuachaca, Perú

Atravesar este puente puede ser un verdadero ritual precolombino. ¿Por qué? Porque se trata del último puente colgante inca, fabricado con fibra vegetal, y que es reconstruido cada año por familias cusqueñas que mantienen viva esta hermosa tradición de 600 años que se realiza durante cuatro días en las mismas fechas. El puente mide 28 metros de largo y en 2009 fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, por su belleza y la valiosa tradición que en él se perpetúa.

7. Puente colgante de Ojuela, México

Este peculiar puente de más de 300 metros de largo, supone el único acceso a un pueblo fantasma, del modo más hollywoodiense que se pueda imaginar. Se ubica en Durango, México, donde un antiguo asentamiento abandonado se abrió al público en 1991, para ofrecer una experiencia de lo más especial. Dos torres sostienen este puente con cables de acero sobre un acantilado de más de 100 metros de alto. ¡Pocas cosas dispararán tanto tu adrenalina!

8. First Cliff Walk by Tissot, Suiza

Mucho más que un mirador. Es un puente no apto para personas con vértigo, pero muy recomendado si quieres que tu pulso se acelere mientras observas un entorno que te dejará con la boca abierta. Está ubicado cerca de Grindelwald, Suiza, y consiste en una larga pasarela de metal, a veces unida a la ladera de las montañas, y otras veces suspendida entre ellas, que te lleva a una plataforma desde la que las vistas son un auténtico sueño, pero, atento al último tramo, ¡el suelo es totalmente transparente!

9. Carrick-a-Rede Bridge, Irlanda

Este puente de cuerda ubicado en Irlanda del Norte solamente tiene 20 metros de largo, pero vale la pena. Fue construido por pescadores de salmón en 1755, y se mantiene intacto gracias a un programa para preservar el legado cultural de esta región. Se sitúa en el camino hacia la Calzada de los Gigantes, ese peculiar fenómeno geológico que parece haber llegado de otro planeta, y que tantas leyendas ha originado. Una razón más para acercarse a esta zona de Irlanda y dejar volar nuestra imaginación.

10. Puente U Bein, Birmania

Y para acabar, damos un salto a Birmania para recorrer este puente de 1,2 kilómetros de largo. Se considera el puente de teca más antiguo del mundo y se sitúa sobre el lago Taungthaman. Su construcción se atribuye a un alcalde del siglo XIX y aunque, técnicamente, no es un puente colgante, el palpitar de tu corazón al atravesarlo te dirá todo lo contrario. Es uno de los lugares más visitados y fotografiados de la zona, por lo que, ¡no puedes perdértelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close