Close
Viaje a la morriña: los pueblos más bonitos de Galicia

Viaje a la morriña: los pueblos más bonitos de Galicia

Desde pintorescos pueblos marineros en las Rías Baixas hasta aldeas de montaña en las que el tiempo parece haberse detenido… ¡acompáñanos a descubrir los pueblos más bonitos de Galicia!

Hoy nos vamos de ruta por los pueblos más bonitos de Galicia. Empezaremos por el norte, recorriendo la Mariña Lucense, e iremos bajando por las Rías Altas y luego las Rías Baixas, hasta llegar a Tui. De allí seguiremos rumbo a O Cebreiro con alguna que otra parada para explorar la zona del interior.

Aunque la lista de pueblos bonitos es infinita, he aquí algunos de nuestros preferidos:

Ribadeo

Este pueblo de la Mariña Lucense es famoso sobre todo por su proximidad a la playa de las Catedrales, una de las más bonitas de Galicia. Pero su casco histórico, declarado Bien de Interés Cultural, también es impresionante. Aquí se alternan los palacios blasonados (antiguo hogar de los hidalgos ricos) con construcciones más sencillas (en las que vivían los marineros y artesanos). Durante tu visita, acércate al barrio de San Roque para ver sus «casonas indianas», las villas elegantes y llenas de color construidas por los emigrantes que regresaban de América.

Viveiro

Seguimos en las Rías Altas para descubrir esta villa con más de 900 años de historia. Comienza tu recorrido por la Puerta de Carlos V, una de las tres puertas que se conservan del antiguo recinto amurallado, junto con la Puerta da Vila y la Puerta do Valado. Cruzar el Puente Mayor (o Puente da Misericordia) es toda una experiencia, al igual que visitar el convento de San Francisco, con sus preciosos arcos románicos, o la iglesia de Santa María, que data del siglo XII. A poca distancia de Viveiro se encuentra el souto da Retorta, declarado Monumento Natural. Allí es posible ver el enorme «avó» (abuelo), plantado en 1880, y que ya alcanza los 67 metros de altura.

San Andrés de Teixido

Uno de los dichos más populares de Galicia es «A San Andrés de Teixido vai de morto o que non foi de vivo» (A San Andrés de Teixido va de muerto el que no fue de vivo), así que, si todavía no lo has visitado, ¡añádelo a la lista de destinos pendientes! Situado en la Sierra de A Capelada, en el municipio de Cedeira, es un lugar mágico y lleno de leyendas, y su santuario es uno de los lugares de peregrinación más visitados de la comunidad autónoma. No te sorprendas si durante tu visita ves a alguien tirando una miga de pan en la fuente del Santo, ya que una de las leyendas más extendidas cuenta que si la miga flota, San Andrés concederá tus deseos, mientras que si se hunde… ¡deberás probar suerte en otra ocasión!

Redes

Este pintoresco pueblo en la ría de Ares no podía faltar en la lista. Al igual que en Ribadeo, uno de los mayores atractivos de Redes son las coloridas «casas indianas» que los emigrantes retornados construyeron al regresar a su patria, y cuyo aspecto colonial ha llegado casi intacto hasta nuestros días. El encanto de este pueblo marinero ha conquistado al mismísimo Almodóvar, que rodó aquí varias escenas de Julieta.

View this post on Instagram

the greatest films of all time were never made

A post shared by Andrea (@andreprie) on

Muros

Seguimos en la costa y bajamos un poco hasta llegar a Muros, una de las joyas de las Rías Baixas. La villa, declarada Conjunto Histórico Artístico, fue fundada por el rey Sancho IV en el siglo XIII, y su aspecto medieval se ha conservado muy bien a lo largo de los años. Comienza la ruta paseando por sus laberínticas calles empedradas mientras observas las viviendas típicas de la zona, con sus soportales y balcones corridos. Acércate al Teatro Mercedes (reconvertido en cafetería), al santuario da Virxe do Camiño y, por supuesto, al Mercado de Abastos. Descubre el encanto de esta villa marinera en el puerto, uno de los más concurridos de la costa de Coruña, o disfrutando de una larga caminata a lo largo del paseo marítimo.

View this post on Instagram

Muros 🇪🇸

A post shared by John Herrera (@john_herrerag) on

Cambados

Nombrada Ciudad Europea del Vino en el 2017, la «Capital del Albariño» es una de las paradas imprescindibles en Pontevedra. En el mes de agosto, la ciudad acoge la Fiesta del Albariño, una cita imperdible para los amantes del vino que quieran conocer a los productores de la zona. Pero Cambados es mucho más que sus vinos; la villa marinera tiene una larga historia y prueba de ello son los restos arqueológicos megalíticos a orillas del río Umia. Entre sus muchos lugares de interés cultural e histórico, cabe destacar la plaza y el pazo de Fefiñáns, el pazo de Ulloa, la iglesia de San Benito, la torre de San Saturnino y la zona del puerto.

Combarro

A menudo Combarro se cuela en las listas de los pueblos más bonitos de España y, la verdad, razones no le faltan. Declarado Bien de Interés Cultural, en su precioso casco antiguo es posible ver tres elementos clásicos de la arquitectura popular gallega: hórreos, cruceiros y casas marineras. ¡Admirar sus más de 30 hórreos a orillas del mar es un espectáculo único!

Tui

Tui, situada a orillas del río Miño en la frontera con Portugal, fue una de las siete antiguas provincias del Reino de Galicia. Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1967, visitar su casco histórico es un auténtico viaje a la época medieval. La joya de la corona es, sin duda, la catedral de Santa María de Tui, cuya construcción comenzó en el siglo XII. Su fachada principal de estilo gótico es una de las primeras obras realizadas en España en dicho estilo arquitectónico. La capilla de San Telmo, el convento de las Clarisas y la iglesia de San Francisco también merecen una visita.

Ribadavia

Si Cambados es famosa por el Albariño, Ribadavia lo es por el Ribeiro, un vino que en los últimos tiempos está recuperando su fama, tras un período de decadencia comercial que comenzó en el siglo XVIII. Uno de los mejores momentos para visitar Ribadavia es el último sábado de agosto, cuando se celebra la «Festa da Istoria» y la villa revive su esplendor medieval. Además del vino y la fiesta, hay un montón de lugares de interés cultural, como por ejemplo el castillo de los Condes de Ribadavia y la judería. Y por si esto fuera poco, a pocos minutos del pueblo, en plena naturaleza, se encuentran las Termas de Prexigueiro, una experiencia purificante para el cuerpo y la mente en un enclave inmejorable.

Allariz

En el corazón de Ourense encontramos este encantador municipio que también fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1971. La villa fue galardonada con el Premio Europeo de Urbanismo en 1994 por las labores de rehabilitación del casco histórico, y su excelente estado de conservación bien merece el reconocimiento. No te pierdas el Real Monasterio de Santa Clara, fundado por la esposa de Alfonso X “El Sabio”, la iglesia barroca de San Bieito, la iglesia románica de Santo Estevo, o el precioso puente romano.

O Cebreiro

En este pequeño pueblo de la provincia de Lugo, por el que pasa el Camino de Santiago francés, parece que el tiempo se ha detenido hace siglos. Aquí todavía pueden verse en buen estado de conservación las viviendas circulares con techo de paja típicas de la zona de Os Ancares, y es precisamente una de estas pallozas la sede del museo etnográfico. Durante tu visita, acércate también a la iglesia prerrománica de Santa María do Real, que data del siglo IX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close