Close
12 techos fascinantes que te harán levantar la mirada

12 techos fascinantes que te harán levantar la mirada

Levanta la mirada y déjate cautivar por los techos más bonitos del mundo.

¿Cuántas veces has levantado la mirada en un edificio de interés cultural y ya no has podido bajar la vista? Si al igual que nosotros has sufrido varios “flechazos” de este tipo, sigue leyendo…

Hoy recorremos palacios, catedrales, mezquitas y teatros, en busca de los techos más impactantes del mundo. Si nos hemos olvidado de tu favorito, ¡cuéntanoslo en los comentarios!

Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

Los frescos de la bóveda de la Capilla Sixtina son una de las grandes obras maestras de Miguel Ángel. El artista renacentista tardó cuatro años (1508-1512) en terminar este encargo del papa Julio II. Lo más destacado del techo son, sin duda, las nueve escenas del Génesis que hacen referencia al origen del universo, del hombre y del mal: La embriaguez de Noé, El diluvio universal, El sacrificio de Noé, Pecado original y expulsión del paraíso terrenal, Creación de Eva, La creación de Adán, Separación de la tierra de las aguas, Creación de los astros y las plantas, Separación de la luz de las tinieblas.

Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada, San Petersburgo

La iglesia, erigida en el lugar donde fue asesinado el zar Alejandro II de Rusia, tiene más de ¡7000 metros cuadrados de mosaicos! Las 5 cúpulas, cubiertas de cobre y esmalte, contienen representaciones bíblicas; y en la cúpula central destaca la imagen del Cristo Pantocrátor.

Ópera Garnier, París

La cúpula de la Ópera Garnier fue completamente renovada en 1964 por Marc Chagall. La espectacular obra, fruto de un año de trabajo, rinde homenaje a 14 grandes compositores, desde Wagner a Stravinsky, y sus grandes obras. Si te fijas bien, podrás ver representaciones de óperas como La traviata, Carmen, Orfeo y Eurídice y Fidelio; o de ballet clásico, como El lago de los cisnes y Giselle.

Palacio de Versalles, París

La Galería de los Espejos es mundialmente famosa por los 357 espejos que alberga, pero lo cierto es que su techo no se queda atrás. Charles Le Brun fue el encargado de decorar la bóveda con pinturas que mostraban el glorioso reinado de Luis XIV. Alza la vista para admirar las treinta composiciones del artista con las principales hazañas del rey.

Catedral de Siena, Siena

Uno de los espacios más llamativos de la Catedral de Siena es la Biblioteca Piccolomini, construida en 1492 por mandato de Francesco Todeschini Piccolomini, que por aquel entonces era el arzobispo de Siena, y más tarde se convertiría en el papa Pío III. Junto con los espectaculares frescos de Pinturicchio, el techo es uno de los elementos más destacados de la biblioteca. En el centro de la brillante bóveda con forma rectangular, se puede apreciar el escudo de armas de los Piccolomini, rodeado de diferentes escenas pastorales, bacanales e incluso representaciones mitológicas, como El rapto de Proserpina. ¡Una auténtica maravilla para la vista!

View this post on Instagram

Duomo di Siena

A post shared by Bert Kaufmann (@bert.kaufmann) on

Old Royal Naval College, Londres

El Salón Pintado (Painted Hall) en el Old Royal Naval College es, para muchos, la «Capilla Sixtina» del Reino Unido. El artista birtánico Sir James Thornhill tardó 19 años en terminar esta obra maestra. En el techo podrás admirar un elenco de aproximadamente 200 figuras que representan los logros navales, científicos y culturales de Gran Bretaña, así como los cambios políticos del país.

Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano

La cúpula de la Basílica de San Pedro no podía faltar en este recopilatorio. Con más de 130 metros de altura, es una de las cúpulas más altas del mundo. Miguel Ángel fue el artista encargado de diseñarla y, tras su muerte, Giacomo Della Porta y Domenico Fontana continuaron la labor. Una vez hayas admirado todo su esplendor desde abajo, puedes subir a la cima para disfrutar de una de las mejores vistas de Roma.

Catedral de Santa María del Fiore, Florencia

Aunque la enorme cúpula de la catedral de Florencia es obra de Filippo Brunelleschi, los maravillosos frescos que decoran su interior se los debemos a Giorgio Vasari y Federico Zuccari. La decoración interior de la cúpula, cuyo tema es el Juicio final, comenzó en 1572, cuando el duque Cosme I de Médicis encargó dicha labor a Vasari.

Sagrada Familia, Barcelona

La obra maestra de Gaudí es impresionante la mires por donde la mires, y su techo no podía ser menos. La intención del arquitecto modernista era crear un espacio similar a un bosque, de ahí las columnas en forma de árbol que se alzan y ramifican sujetando las bóvedas de hiperboloides entrelazados.

Alhambra, Granada

En la Sala de Dos Hermanas, construida por Mohamed V, encontramos la esplendorosa cúpula de mocárabes. Los mocárabes son un elemento arquitectónico típico del arte islámico, cuya forma recuerda a las estalactitas. La iluminación juega un papel fundamental en el aspecto de la cúpula, que va cambiando según la hora del día.

Mezquita-catedral de Córdoba

Si hay un sitio en la Mezquita de Córdoba en el que no podrás dejar de mirar hacia arriba, ese es la maqsura. La maqsura es el lugar reservado para los califas en las mezquitas, y generalmente está coronada por una cúpula. La de la Mezquita de Córdoba fue construida por mandado de Alhakén II, y se cree que el califa contó con la ayuda de artesanos bizantinos para su decoración.

Real Alcázar, Sevilla

La impresionante cúpula dorada del Salón de Embajadores es uno de elementos más destacados del Real Alcázar de Sevilla. Durante tu visita, pásate por esta sala, que en su día fue utilizada como salón del trono del rey Don Pedro I, y admira la cúpula semiesférica realizada por Diego Ruiz en 1427.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close