Close
15 lugares imprescindibles en la República Checa

15 lugares imprescindibles en la República Checa

Descubre los 15 monumentos y sitios imprescindibles que no puedes perderte en la República Checa.

Castillos, monumentos naturales, osarios… ¡la República Checa tiene mucho que ofrecer! Echa un vistazo a 15 lugares que bien merecen una visita.

1. Castillo de Praga

El castillo más grande del mundo es, en realidad, un conjunto de palacios y edificios conectados entre sí a través de pequeñas calles. El corazón del conjunto arquitectónico es la catedral de San Vito, el impresionante templo gótico donde descansan los restos de varios santos y gobernantes checos. Las pintorescas casas de colores del Callejón del Oro, entre las que se encuentra el que fuera hogar de Franz Kafka, es otro de los lugares más destacados, junto con el convento de San Jorge y el antiguo Palacio Real.

2. Puente de Carlos

Este puente de 500 m de largo conecta la Ciudad Vieja con Malá Strana. Desde su construcción en 1357, ha inspirado a poetas, escritores y pintores. Además de ofrecer unas vistas increíbles a la ciudad de Praga, es una auténtica galería de arte, ya que cuenta con 30 estatuas distribuidas a ambos lados.

3. Plaza de la Ciudad Vieja

Los viajeros que se acerquen a esta plaza emblemática de Praga podrán ver de cerca alguno de los edificios y monumentos más relevantes de la ciudad: la iglesia de Týn, la iglesia de San Nicolás y el reloj astronómico, situado en la torre del ayuntamiento de la Ciudad Vieja.

4. Casa Danzante

Uno de los lugares más instagrameados de la República Checa es la famosa Casa Danzante en Praga. El ya famoso edificio deconstructivista, diseñado por Frank Gehry y Vlado Miluni, contrasta con la arquitectura más tradicional de la zona, lo que provoco cierto rechazo en sus inicios.

5. Monasterio Strahov

Este monasterio de la Orden de los Premonstratenses, situado en Praga, alberga en su interior una fantástica biblioteca compuesta de dos salas: la Sala Teológica y la Sala Filosófica. Esta última recibió la visita de la mismísima esposa de Napoleón Bonaparte. Por su parte, la pinacoteca del monasterio cuenta con una completa colección de más de 1500 obras de diversos movimientos artísticos, desde el gótico al romanticismo.

6. Castillo de Karlštejn

El castillo, situado a 30 km de Praga, comenzó a construirse en 1384 por mandato de Carlos IV. Su estilo neogótico actual es fruto de las labores de reconstrucción realizadas en el siglo XIX por el arquitecto Josef Mocker. Su interior acoge una extensa galería con retratos de los reyes y una copia de la corona real de Bohemia. Además, en la capilla de Santa Cruz se conservan 129 dibujos góticos del maestro Teodorico.

7. Osario de Sedlec

La macabra decoración de este osario de la iglesia de Todos los Santos, situada en el cementerio de Sedlec, atrae a miles de turistas y curiosos cada año. El tallista Frantisek Rint utilizó huesos para crear los numerosos elementos decorativos que convierten a este lugar en un sitio único. Entre sus “obras” destacan una enorme lámpara de araña y el blasón de los Schwarzenberg.

8. Castillo de Český Krumlov

Tanto el castillo como el centro histórico de Český Krumlov fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1922. Los 40 edificios y casas palaciegas que componen el complejo son un auténtico viaje a través de la historia de la arquitectura desde el siglo XIV hasta el siglo XIX. Así, los visitantes pueden pasar de una sala renacentista a un apartamento barroco en un abrir y cerrar de ojos.

9. Palacio de Hluboká nad Vltavou

Aunque en sus inicios era un castillo real, en 1661 pasó a manos de la familia Schwarzenberg , a la cual debemos el aspecto actual del palacio, inspirado en el Castillo de Windsor. Los visitantes que se acerquen al palacio podrán recorrer algunas de las 140 estancias y 11 torres del mismo. En sus lujosas salas no faltan los techos artesonados, los muebles de época ni las enormes lámparas de araña. Los amantes del arte también podrán disfrutar de varias exposiciones de arte gótico y de las obras de los grandes maestros holandeses. Sin duda, una parada imprescindible en Bohemia del Sur.

10. Castillo de Lednice y palacio de Valtice

En 1996, el paisaje cultural de Lednice-Valtice fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de un espacio de unos 200 km2 modelado por la familia ducal de Liechtenstein entre los siglos XVII y XX. El castillo de Lednice, uno de los complejos gótico-ingleses más bonitos de Europa, cuenta con un exuberante jardín francés con un invernadero de palmeras. Por su parte, el palacio de Valtice, una auténtica joya del barroco, alberga el Salón de Vinos de la República Checa, en el que es posible degustar y aprender sobre los mejores vinos de Moravia.

11. Catedral de Brno

Sus dos torres de estilo románico-gótico, de más de 80 metros de altura, dominan el horizonte de Brno. La catedral de San Pedro y San Pablo, uno de los monumentos más importantes de Moravia Meridional, es probablemente el único tempo del mundo donde las campanas suenan a las 11:00 en vez de a las 12:00. Dice la leyenda que, durante el asedio de Brno en la Guerra de los Treinta Años, las tropas suecas habían prometido abandonar la batalla si al mediodía del 15 de agosto no habían conquistado la ciudad, por lo que algunos habitantes de Brno decidieron astutamente adelantar una hora el toque de las campanas.

12. Columnata del Molino

Karlovy Vary es una pintoresca ciudad balneario a unas dos horas de Praga. Allí se encuentra la Columnata del Molino, diseñada por Josef Zítek entre 1871 y 1881. Se trata de una enorme estructura de 132 metros de largo con 124 columnas corintias de estilo neorrenacentista y seis manantiales de aguas curativas. ¡Toda una experiencia para el cuerpo y la mente!

13. Parque nacional de la Suiza Bohemia

Este parque, que forma parte del conjunto de las Areniscas del río Elba, es uno de los lugares más exuberantes del país, en el que bosques de pinos se alternan con valles, formaciones rocosas, barrancos, laberintos… Uno de los lugares más fotografiados del parque es la Puerta de Pravčice, el arco monumental de roca más grande de Europa.

14. Parque nacional de Šumava

Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, el parque nacional de Šumava es el mayor bosque de Europa Central. Selvas centenarias, ríos alpinos y lagos glaciares te esperan en este paraíso natural situado junto a la frontera alemana.

15. Parque nacional Krkonoše

Krkonoše también fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. En este parque se encuentra la cordillera más alta del país y su gran variedad de ecosistemas atrae a viajeros de todo el mundo. Los amantes del montañismo pueden caminar hasta el pico más alto (Sněžka) subiendo por el valle Obří důl, un recorrido de dificultad alta, pero con unas vistas increíbles. Otra ruta muy popular es la que lleva al nacimiento del río Elba, con parada en la cascada Pančava, el salto de agua más alto de la República Checa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close