Close
Los pueblos con entramado de madera más bellos de Alemania

Los pueblos con entramado de madera más bellos de Alemania

Hacemos un viaje en el tiempo hasta la Edad Media a través de los pueblos con entramado de madera más bellos de Alemania.

Fachadas de colores, frontones torcidos, vigas de madera, inscripciones doradas… las casas con entramado de madera tienen un encanto muy especial. A pesar de que muchas ciudades y pueblos fueron destruidos durante la Segunda Guerra Mundial, todavía se pueden encontrar más de 2 millones de edificios con entramado de madera en Alemania. Estas casas típicas, que parecen sacadas de una postal, embellecen los centros históricos de muchos pueblos alemanes. Echa un vistazo a 8 de los pueblos y ciudades con entramado de madera más encantadores de Alemania.

1. Quedlinburg

Quedlinburg es la ciudad con mayor número de edificios con entramado de madera, por lo que no es de extrañar que el patrimonio arquitectónico de esta pequeña localidad forme parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Pasea por las calles empedradas y los callejones sinuosos de su casco histórico y admira las más de 1300 casas catalogadas con más de 600 años de antigüedad. La casa museo Ständerbau, construida probablemente alrededor del año 1346, es una de las casas de entramado de madera más antiguas de Alemania. Si quieres conocer la historia de este tipo de construcciones desde el siglo XIV hasta el XX, este es el lugar adecuado.

2. Rotemburgo

Con su casco histórico perfectamente preservado, sus románticos edificios con entramado de madera y su ubicación única sobre el valle del Tauber, Rotemburgo, en el centro de Franconia, está considerado el epítome de la Alemania medieval. Por ello, esta pequeña ciudad atrae a turistas de todo el mundo. Uno de los principales lugares de interés es el conjunto Plönlein, una pintoresca casa de entramado de madera de color amarillo, con una fuente delante y la Puerta de Kobolzeller con la Torre Sieber al lado. Este conjunto se ha utilizado en varias ocasiones como modelo de escenario típico medieval en películas, vídeos musicales e incluso videojuegos.

3. Celle

Con casi 500 casas con entramado de madera, Celle, en Baja Sajonia, es una parada imprescindible en la ruta alemana de arquitectura de entramado. Muchos de estos edificios medievales albergan tiendas, cafés y restaurantes, por lo que no solo podrás admirar estas joyas arquitectónicas desde el exterior, sino también entrar en ellas. Una de las zonas imperdibles es la calle Kalandgasse, con la antigua escuela latina, así como la casa Hoppener, de 1532, en cuya fachada se pueden ver figuras diabólicas y criaturas míticas. Además de las casas con entramado, el castillo de estilo renacentista y barroco también merece una visita.

4. Bamberg

La ciudad de la Alta Franconia, construida sobre siete colinas, está considerada una de las más bellas de Alemania. Por ello, no es de extrañar que el centro histórico de la ciudad haya sido declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 1993. Uno de los lugares más fotografiados de la localidad es, sin duda, el Viejo Ayuntamiento, construido en una isla artificial del río Regnitz. Otro lugar mágico en Bamberg es el antiguo barrio de pescadores, conocido como «Pequeña Venecia». Aquí, las pintorescas casas de colores con entramado de madera, con pequeños jardines y embarcaderos, se alinean unas junto a otras a lo largo de la orilla del río.

5. Fritzlar

Las numerosas casas con entramado de madera y la muralla de 2,7 km de longitud, que todavía conserva varias de sus torres, convierten a Fritzlar, situada en el estado de Hesse, en un paraíso medieval. La mayoría de las casas fueron construidas entre los siglos XII y XVII. La plaza Marktplatz, con la Casa Lambert y la Casa Seibel, es especialmente bonita. La Hochzeitshaus, con su fachada ricamente decorada, también es una visita obligada.

6. Monschau

La idílica Monschau, a orillas del río Rur, en la región de Eifel, no puede faltar en nuestra lista de los pueblos con entramado de madera más bonitos de Alemania. Sus sinuosas calles cuentan con unos 300 edificios con entramado de madera, algunos de los cuales albergan en su interior boutiques, cafeterías acogedoras, restaurantes refinados y pubs pintorescos. Además, Monschau, con sus museos, su galería municipal y el teatro más pequeño de Alemania, también es famosa por su variada oferta cultural.

7. Esslingen am Neckar

Hasta no hace mucho se desconocía que la casa con entramado de madera más antigua de Alemania se encontraba en Esslingen, en la región de Stuttgart. Se trata de la casa situada en el número 3 de la calle Heugasse, construida en 1261. Recorre a pie el casco histórico y déjate maravillar por los más de 200 edificios con entramado de madera de los siglos XIII al XVI. ¡No te pierdas el Ayuntamiento Viejo, construido alrededor del año 1422!

8. Bernkastel-Kues

Bernkastel-Kues es uno de los lugares más bellos a orillas del Mosela. Casi 2 millones de turistas visitan cada año esta ciudad de cuento para admirar el conjunto de entramados de madera más impresionante de la región y, por supuesto, para disfrutar del buen vino. El centro de la ciudad está formado en su totalidad por edificios históricos de los siglos XVI y XVII, situados uno detrás de otro. Tras las preciosas fachadas con entramado de madera se esconden cafeterías y tabernas encantadoras, pequeñas tiendas y hoteles.

No te pierdas las 10 ciudades más bonitas de Alemania ni los 15 lugares imprescindibles que hay que visitar sí o sí en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close