Close
14 monumentos que debes visitar en Roma

14 monumentos que debes visitar en Roma

He aquí una recopilación con 14 monumentos y lugares imprescindibles que debes visitar sí o sí en Roma.

Roma es una de esas ciudades que enganchan. Si no la has visitado aún, casi seguro que figura en tu lista de destinos pendientes. Y si ya la has visitado, estamos convencidos de que te gustaría repetir la experiencia, ¿a que sí?

Monumentos milenarios, vistas de infarto, plazas que rebosan vida, platos para chuparse los dedos… ¡La Ciudad Eterna lo tiene todo! He aquí nuestra recopilación de monumentos y lugares imprescindibles en Roma, para enamorarte de la ciudad una y otra vez…

1. Coliseo

El Coliseo es el símbolo no solo de Roma, sino también de Italia. El enorme anfiteatro, inaugurado en el año 80 d. C., tenía capacidad para más de 50 000 personas, siendo el más grande de todo el Imperio romano. Durante casi 500 años, en su arena se celebraron numerosos eventos, desde luchas de gladiadores hasta combates de animales o recreaciones de grandes batallas.

En la actualidad, aunque se puede visitar por libre, son muchos los viajeros que optan por realizar una visita guiada. De la mano de un guía experto, además de conocer la larga historia de este monumento emblemático, podrás aprender un montón de datos curiosos sobre su construcción, su arquitectura y su papel en la antigua Roma.

2. Foro Romano

El Foro Romano era el corazón de la ciudad en la antigua Roma. Con la caída del Imperio, el foro cayó en el olvido hasta finales del siglo XVIII, cuando comenzaron las tareas de excavación. Hoy en día, es una de las visitas imprescindibles en la capital italiana. Algunos de sus lugares de interés más destacados son la Curia, la Vía Sacra, el Arco de Tito y el Templo de Saturno.

Aprovecha tu visita al Foro Romano para acercarte al Monte Palatino, una pequeña colina de unos 50 metros de altura. Según cuenta la leyenda, aquí se encontraba la cueva en la que la loba Luperca habría amamantado a Rómulo (fundador de Roma) y Remo.

3. Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos, cuyo origen se remonta a 1503 con la donación de la colección privada del papa Julio II, es un conjunto museístico con una completísima colección de obras. Algunas de las más destacadas son: Laocoonte y sus hijos (Museo Pío-Clementino), San Jerónimo de Leonardo da Vinci (Pinacoteca Vaticana), Descendimiento de la cruz de Caravaggio (Pinacoteca Vaticana), Sarcófago de Djedmut (Museo Gregoriano Egipcio) o Estatuilla del Buen Pastor (Museo Pío Cristiano).

También es imprescindible visitar las Estancias de Rafael y la Colección de Arte Contemporánea, que incluye obras de Van Gogh, Matisse, Chagall o Dalí.

4. Capilla Sixtina

¿Qué decir de la capilla más famosa de la Ciudad del Vaticano? Los frescos de su bóveda realizados por Miguel Ángel son un hito de la historia del arte. El Juicio Final y las nueve escenas del Génesis, entre las que se incluye La Creación de Adán, son las obras más destacadas.

5. Basílica de San Pedro

Situada en la plaza de San Pedro, su imponente cúpula domina el horizonte de la ciudad. La basílica, de 128 metros de largo y 133 metros de alto, alberga numerosos lugares de interés en su interior. Durante tu visita, no te pierdas el Baldaquino de San Pedro, obra de Gian Lorenzo Bernini, ni La piedad de Miguel Ángel. La estatua de bronce de San Pedro y las Grutas Vaticanas, en las que se encuentran las tumbas de numerosos pontífices, también son una visita obligada. Y ya por último, después de admirar el techo de la cúpula, sube los 551 escalones (o 320 si decides realizar parte del trayecto en ascensor) para disfrutar de unas vistas inolvidables desde la terraza de la misma.

6. Villa Borghese

Además de ser uno de los parques más grandes de Roma, en Villa Borghese encontramos también uno de los museos más importantes de la ciudad, la Galería Borghese. Tras pasear por los preciosos jardines, recorre las 20 salas de la pinacoteca y admira de cerca las obras de artistas de la talla de Caravaggio, Rafael, Tiziano, Bernini y Canova, entre otros muchos.

7. Panteón de Agripa

El Panteón de Agripa, cuya construcción se remonta al año 126, ha llegado hasta nuestros días en perfecto estado de conservación. En el siglo VII, el papa Bonifacio IV lo transformó en una iglesia, de ahí que haya llegado prácticamente intacto hasta la actualidad. Aparte de su armonioso diseño, el panteón es importante por albergar numerosas obras de arte, así como las tumbas de Rafael de Urbino y varios reyes italianos.

8. Castillo de Sant’Angelo

El Castillo de Sant’Angelo, situado a orillas del río Tíber, tiene una larga e interesante historia. Su construcción comenzó alrededor del año 123 como mausoleo del emperador Adriano. Pero a diferencia de otros edificios de la época, que fueron destruidos o que cayeron en el olvido, el castillo ha sido modificado en numerosas ocasiones a lo largo de los años para cumplir con diferentes usos: monumento funerario, fortaleza militar, prisión y hasta residencia Papal.

Durante tu visita, podrás ver prisiones históricas, estancias ricamente decoradas con frescos renacentistas y una completa colección de cerámica, escultura, pintura y armas. Y por si esto fuera poco, las vistas desde la terraza son increíbles.

9. Monumento a Víctor Manuel II

Este enorme monumento de mármol blanco fue construido en honor al Víctor Manuel II, el primer rey de Italia tras la unificación del país. Desde su terraza, a la que se llega en ascensor panorámico, las vistas a la Ciudad Eterna son un auténtico espectáculo.

10. Las catacumbas

Aunque hay muchas más, en la actualidad solo están abiertas al público cinco catacumbas: las catacumbas de San Calixto, las catacumbas de San Sebastián, las catacumbas de Domitila, las catacumbas de Priscila y las catacumbas de Santa Inés. Estas catacumbas se construyeron a lo largo de las calzadas romanas, así que si no tienes tiempo para visitarlas todas, puedes optar por acercarte a la Via Appia, en dónde se encuentran las de San Calixto y San Sebastián.

11. Fontana de Trevi

¿Te acuerdas de la fuente en la que se mentían Anita Ekberg y Marcello Mastroianni en la película La dolce vita? Sí, ¡era la Fontana de Trevi! El diseño actual de la célebre fontana, obra de Nicola Salvi y, posteriormente, Giuseppe Pannini, se remonta a 1762. Recuerda, echa una moneda a la fuente si quieres volver a Roma, dos si quieres enamorarte de un/a italiano/a, y tres si deseas casarte.

12. Plaza Navona

La Piazza Navona, una de las más bonitas de Roma, es famosa por sus tres fuentes: Fontana dei Quattro Fiumi (obra de Bernini), Fontana del Moro (diseñada por Giacomo della Porta y con aportaciones de Bernini), y la Fontana di Nettuno (proyectada por della Porta). Aquí se encuentran también la iglesia de Santa Inés en Agonía y el Palazzo Pamphili.

13. Plaza de España

La Piazza di Spagna es uno de los lugares más visitados de Roma. Su espectacular escalinata, de 135 peldaños, fue inaugurada en 1725 y conecta la plaza con la iglesia Trinità dei Monti. La plaza alberga el Palacio de España (sede de la embajada española) y la Fontana delle Barcaccia (la espectacular fuente diseñada por Pietro Bernini, el padre de Gian Lorenzo Bernini).

14. La boca de la verdad

La Bocca della veritá es una escultura de 1,75 metros de diámetro realizada en mármol. La escultura, que representa un rostro masculino con la boca, la nariz y los ojos perforados, es mundialmente famosa, y dice la leyenda que, si mientes, te muerde la mano. Actualmente, La boca de la verdad se encuentra en la iglesia de Santa María en Cosmedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close