Close
10 consejos para que no te timen cuando viajas

10 consejos para que no te timen cuando viajas

10 recomendaciones básicas para asegurarte de que nadie te estafa durante un viaje

Viajar puede ser enriquecedor. No obstante, cuando estás en el extranjero, esta feliz perspectiva siempre está en riesgo de ser eclipsada por la triste expresión: “Me han robado”. Por más que a muchos nos encante tener una actitud abierta estando de viaje, ser astuto e ir con cuidado es una parte importante a la hora de asegurarte de que tu viaje vaya sobre ruedas.

Ten en cuenta estos 10 consejos en tu próxima aventura:

1. Vigila tus pertenencias

Para evitar el disgusto de perder tus cosas, vigila siempre las maletas y ten cuidado con los carteristas. A pesar de la creencia popular de que los carteristas solo se encuentran entre las multitudes (que es cierto), también rondan por lugares aparentemente seguros. Así pues, dejar el bolso en una silla o en el suelo del restaurante, por ejemplo, no es una buena idea.

Consejo: Usa bolsos que queden ceñidos al cuerpo y evita poner cosas en bolsillos que sean accesibles.

2. Mejora tu capacidad de negociación

Pagar demasiado por las cosas estando en el extranjero es una injusticia viajera común. Regatea siempre, hasta como mínimo un 30% menos del precio inicial (especialmente en los mercados), y nunca hagas como si quisieras el objeto de verdad. Si ven que te vas a ir sin él, seguramente te van a hacer una oferta que no podrás rechazar. Además, sé amable con los vendedores, tu simpatía tendrá mucho que ver cuando regatees. Dicho esto, no dudes en marcharte si crees que es lo mejor.

Consejo: Cuando entres en una tienda, debes estar seguro de cuánto estás dispuesto a gastar. Así, el presupuesto que te fijes te impedirá pagar demasiado. Si puedes, busca el precio de mercado de lo que quieras comprar y conviértelo a la moneda local.


De compras en el mercado

3. Que los taxistas no te estafen

Investiga los precios estándares de los taxis del país que visites. Nunca te subas a un taxi sin acordar el precio de antemano o sin decirles que pongan el taxímetro. Elige taxis oficiales, que normalmente son más honestos y legales.

Consejo: Si viajas ligero, prueba el transporte público. ¡Suele ser la opción más económica y de paso verás más de la ciudad!

4. Cuidado con los cajeros y las comisiones bancarias

Antes de irte: Informa a tu banco de que te vas fuera, si no, ¡puede ser que te cancelen la tarjeta o que te carguen grandes comisiones sin que lo sepas! Y si no saben que te has ido, a lo mejor no autorizan las transacciones que hagas. Aparte, el banco seguramente te dará consejos para que ahorres dinero cuando viajas a través de puntos, regalos, planes de seguros de viajes, etc.

Cuando llegues: Cuidado con los tipos de cambio en el aeropuerto. Aunque parece fácil sacar dinero o cambiarlo cuando llegas al aeropuerto, el tipo de cambio no siempre es el mejor. En lugar de esto, saca efectivo de un banco de confianza de tu país. También puedes acudir a tu banco y cambiar algo de dinero ahí antes del viaje, así cuando llegues ya tendrás algo en la moneda local.

Consejo: ¡Nunca uses cajeros automáticos sospechosos! Los cajeros no adjuntos a un banco son peligrosos.


Evita cajeros automáticos aislados

5. Haz copias de TODOS tus documentos importantes

Asegúrate de hacer copias de todos tus documentos importantes antes de irte de viaje: tarjetas de crédito, permisos de conducir, tarjetas sanitarias, pasaportes, etc. En caso de que pierdas o te roben alguno, las copias te facilitarán recuperarlo. Mientras tanto, puede usar tu número de tarjeta de crédito para salir del paso con la comida y el alojamiento.

Consejo: Para una mayor seguridad, deja copias de los documentos a un familiar antes de irte.

6. Evita los sitios demasiado turísticos

Los restaurantes son una de las trampas turísticas más comunes. Cuando tienes hambre, es fácil sucumbir a fotos de una lasaña suculenta y un zumo recién exprimido mientras paseas por la piazza principal. Si quieres ahorrar un poco y comer comida local de calidad, no dudes en escapar de las calles principales.

Consejo: Empieza a buscar sitios antes de que te entre el hambre, así no tomarás decisiones precipitadamente. Y si algún lugareño te da recomendaciones, apúntatelas.


Prueba restaurantes fuera del foco turístico donde acuden los lugareños

7. Hazte con una buena tarifa de viaje para el móvil

Antes de irte, contacta con tu compañía telefónica y pregúntales por su mejor plan internacional. Así podrás conectarte desde fuera sin pagar tarifas de roaming. Si no, las tarjetas SIM o los planes temporales en el extranjero resultan bastante económicos, aunque es mejor mirarlo con antelación.

Consejo: Evita comprar planes o tarjetas SIM en los aeropuertos. En lugar de esto, acude a una tienda local o a una compañía telefónica.

8. No uses conexiones Wi-Fi peligrosas

Las conexiones Wi-Fi públicas suelen ser poco seguras, de modo que es más fácil para los hackers tener la oportunidad de robarte la identidad, en especial si accedes a tus datos bancarios. Para evitarlo, conéctate a tu 3G o 4G personal para tener una conexión más segura si debes acceder a tus datos bancarios en línea para, por ejemplo, comprobar cualquier actividad sospechosa.

Consejo: Investiga siempre acerca de las regulaciones de internet del país que vayas a visitar con antelación. Algunos países no permiten acceder a plataformas de comunicación, de redes sociales o chat. Ante estas situaciones, puedes descargarte una VPN en casa con la que podrás conectarte cuando estés en el extranjero.


Mantente conectado estés donde estés

9. Evita dejar demasiada propina

Está muy bien dejar propina cuando te han atendido estupendamente y quieres agradecerlo con algo más que un “gracias”. No obstante, investiga sobre el pago de propinas en cada país. A menudo no se espera y se puede considerar innecesario. Así, te aseguras de guardarte el dinero para cuando dejar propina sea realmente apropiado.

Consejo: Repasa la cuenta antes de dejar la propina. A veces, el servicio ya está incluido y no hará falta que añadas nada más.

10. Organízate

Por más que en algunos hoteles te sientas “como en casa”, siempre existe el riesgo de que alguien te robe tus cosas de la habitación. Además de asegurarte de que tus pertenencias están guardadas, puedes utilizar la caja fuerte del hotel para una mayor seguridad. O puedes llevar contigo los documentos importantes cuando salgas del hotel. Si usas la caja fuerte, ¡no te olvides de recuperar tus cosas antes de dejar la habitación!

Consejo: Si no tienes caja fuerte o no te cabe algún objeto de valor grande, como un portátil, deja tus cosas en la maleta y ciérrala con candado hasta que vuelvas al hotel.


Organízate, hasta en la habitación del hotel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close