Close
10 de las playas más bonitas de Cerdeña

10 de las playas más bonitas de Cerdeña

Descubre las playas y calas más bonitas y espectaculares de Cerdeña.

Cerdeña tiene dos caras: la glamurosa y exclusiva de la Costa Esmeralda, y la salvaje y pura donde el tiempo parece haberse detenido. A continuación, te presentamos algunas de las playas más bonitas de la isla, auténticos paraísos que merecen una visita sí o sí.

1. Playa del Relitto, Caprera

Esta playa de arena blanca y mar turquesa y esmeralda se encuentra en una de las islas más bellas del archipiélago de la Magdalena, situado frente a la costa nororiental de Cerdeña. Los restos de un antiguo naufragio a pocos pasos de la orilla la hacen aún más fascinante.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da Luca Bassani (@luca__bassani)

2. L’Isuledda, Porto Pollo

L’Isuledda, rodeada casi en su totalidad de mar, está unida a “tierra firme” por una fina franja de arena, ofreciendo una de las vistas más pintorescas de toda Cerdeña. Además, es uno de los lugares de la isla más populares entre surfistas y amantes de los deportes acuáticos.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da Isola dei Gabbiani (@isoladeigabbiani)

3. Playa Is Arutas, Cabras

También es conocida como la playa del cuarzo, o la playa de los granos de arroz, debido a la erosión de las rocas de pórfido granítico típicas de este tramo de la costa. La arena de Is Arutas está compuesta por pequeños fragmentos de cuarzo en tonos rosados, verdes y blancos. ¡Un auténtico espectáculo para a vista y el tacto!

4. Cala Mariolu, Baunei

La célebre cala Mariolu es un espectáculo de color, con tonos azules, verdes, celestes y blancos. Los guijarros redondos y blancos que componen la playa y el acantilado de 500 metros de altura son una auténtica maravilla. La cala se llama así porque, según cuentan, una foca solía robar pescado a los pescadores que pasaban por la zona (mariolo significa «ladrón»).

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da SardegnAmare Social (@sardegnamare_social)

5. La Pelosa, Stintino

Aunque parece una playa tropical, en realidad se encuentra en el Golfo de Asinara. Por eso, en vez de palmeras y arrecifes de coral, está rodeada de vegetación mediterránea y protegida por los farallones del cabo Falcone, la isla Piana y la isla Asinara.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da JUUP (@juup_in)

6. Playa Piccolo Pevero, Arzachena

Piccolo Pevero es una encantadora cala de arena fina y aguas cristalinas poco profundas situada en la Costa Esmeralda. Es ideal para ir en familia y para que los niños se diviertan.

7. Cala Gonone, Dorgali

Cala Gonone es uno de los lugares más encantadores de toda la isla y desde aquí se pueden visitar cuevas naturales como la gruta de Ispinigoli y la gruta del Bue Marino. Además de su belleza natural, estas cuevas son muy interesantes desde el punto de vista histórico, ya que se han descubierto restos humanos y joyas que demuestran la existencia de un antiguo pozo sacrificial fenicio.

8. Playa Capriccioli, Arzachena

Una playa de arena fina rodeada de enebros, lentiscos, pinos marítimos y rocas de granito rosa y amarillo. En el extremo de la península en la que se encuentra Capriccioli está la Spiaggia delle Tartarughe, llamada así porque sus dunas protegen los huevos que las tortugas marinas depositan allí.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da Claudia Ascolani Toomeh (@claudia_ascolani)

9. Cala Luna, Golfo de Orosei

Esta playa es tan evocadora y espectacular que inspiró a Lina Wertmuller, que la convirtió en el escenario de la película de culto Insólita aventura de verano. Los acantilados rocosos, el mar de color turquesa y la desembocadura del arroyo Cadula di Luna son sus rasgos más característicos.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da GIUSEPPE CHIRONI (@giuseppe_chironi)

10. Playa de Chia, Domus de Maria

Una playa increíble, donde las dunas y la naturaleza salvaje se combinan con la historia. Chia era en realidad Bithia, una antigua ciudad fenicia en la que encontramos vestigios inestimables de este fascinante pueblo, como los restos de un tofet (una necrópolis de niños) y la estatua que pertenecía al templo del dios Bes.

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da Jessica (@jessicaannavesco)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close