Close
10 lugares de Normandía que debes visitar

10 lugares de Normandía que debes visitar

En honor al 75º aniversario del Día D, Musement recorre 10 lugares esenciales que hay que visitar en Normandía.

El 6 de junio marca el 75º aniversario del Día D, por lo que si planeabas visitar Normandía, el 2019 es el año para hacerlo. Con sus acantilados vertiginosos, pueblos llenos de flores y playas históricas, Normandía, una región pintoresca y rica en historia del norte de Francia, tiene mucho que ofrecer a los viajeros. A continuación te proponemos 10 de los mejores lugares que visitar en Normandía.

1. Mont Saint-Michel

Durante siglos, los bretones y los normandos compitieron ferozmente para reclamar la propiedad del Mont Saint-Michel. ¿Por qué esta vieja disputa ha persistido durante tanto tiempo? La respuesta es simple: según el Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, el Mont Saint-Michel es uno de los sitios más visitados de Francia, y con razón. Esta isla rocosa debe su fama tanto a su encantadora arquitectura como a su extraordinaria ubicación. Las mareas que rodean el Mont Saint-Michel varían enormemente. El montículo tanto está totalmente rodeado de arena como completamente aislado de la península por las aguas del canal.

2. Los acantilados de Etretat

Si la silueta de los acantilados de Etretat te resulta familiar, quizás es por los trabajos de Courbet, Delacroix, Matisse, Monet o uno de los muchos artistas que han sucumbido a los encantos de este espectacular maravilla natural. Los senderos que bordean la costa te permiten admirar estos acantilados desde todos los ángulos. Si te dan miedo las alturas, te avisamos: ¡las vistas son vertiginosas!

View this post on Instagram

that perfect sunrise above étretat

A post shared by Lukas (@lukas_pousset) on

3. Côte Fleurie: Honfleur, Deauville, Trouville y Cabourg

De Cabourg a Honfleur, la Côte Fleurie (Costa Florecida) ha cautivado a los viajeros desde el siglo XVIII. Los turistas adinerados de antaño disfrutaban plenamente de las inmensas villas frente al mar, cada una más lujosa que la anterior. Todos los pueblecitos de Côte Fleurie son conocidos por algo en particular: Trouville acoge al turismo familiar, Deauville es para los más sofisticados, Honfleur para los artistas y Cabourg para los románticos.

4. Las playas del desembarco del Día D

Utah, Omaha, Gold y Sword. Estos nombres, que suenan más americanos que franceses, forman una parte esencial de Normandía. Hace menos de una década, se escribió un capítulo decisivo de la historia mundial en estas mismas playas. Las visitas guiadas de las playas del Día D te invitan a explorarlas, revelándote una faceta más oscura pero igualmente ineludible de Normandía.

5. Caen

Hoy en día, Caen es una ciudad universitaria muy animada que gustará a los amantes de las compras y de la cerveza. Pero la vida no siempre fue de color de rosa en esta antigua fortaleza de Guillermo el Conquistador. Como lugar de batalla de la Segunda Guerra Mundial, Caen se conoce por su Museo Conmemorativo. Películas, dibujos y reconstrucciones recuperan la historia del siglo XX, desde la Segunda Guerra Mundial a la Guerra Fría. Moderno, divertido y educacional, el museo se organiza a modo de ruta temática cronológica, adecuada tanto para niños como para adultos.

6. Rouen

En Rouen, solo hay un eslogan: pasea. Con sus fachadas de madera y pintorescas calles adoquinadas, la ciudad parece haberse quedado congelada en la Edad Media. La famosa catedral de Notre Dame, del siglo XII, es una fuente de inspiración para artistas: Turner, Monet y Picasso se quedaron cautivados por su asimetría. Quizás también despertará al artista que llevas dentro.

7. Giverny

La palabra nenúfaro es prácticamente sinónimo de Claude Monet, y el artista encontró la inspiración por estos cuadros en su jardín de Giverny, que ahora se considera uno de los referentes del movimiento artístico llamado Impresionismo. La casa y jardines de Monet permanecen igual que como estaban durante la vida del pintor. Cuando estés en esta ciudad, no te pierdas el Museo del Impresionismo de Giverny.

8. Bayeux

No hace falta viajar al pasado para volver a la Edad Media; ¡solo necesitas una visita a Bayeux! Ubicado en el corazón de Calvados, esta antigua ciudad medieval se escapó milagrosamente del bombardeo que destruyó la mayor parte del legado histórico normando. La ciudad debe su fama al Tapiz de Bayeux, un bordado de siete metros del siglo XI que forma parte de la lista de Patrimonio de Humanidad de la Unesco.

9. Granville y Chausey

Granville, que en su día fue un paraíso para los corsarios (piratas leales al rey de Francia), es un tranquilo refugio encaramado en una cresta rocosa. Pasea por las calles adoquinadas de la Ciudad Alta, visita el pequeño puerto pesquero y admira las hermosas playas. Granville tiene otro punto interesante: el archipiélago de Chausey. Un corto viaje en ferri te llevará a estas islas, donde abundan las focas, delfines y pájaros.

10. El Havre

El Havre no tiene reputación de ser uno de los lugares más atractivos de Normandía, pero no te dejes engañar por las apariencias: los días en los que el Havre era un lúgubre puerto industrial ya pasaron. Destruida durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad fue reconstruida por algunos de los arquitectos más atrevidos e innovadores del siglo XX. Vale la pena ver el sorprendente resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close