Close
6 de las bibliotecas más bonitas del mundo

6 de las bibliotecas más bonitas del mundo

Disfrutar de la lectura en un lugar especial es una experiencia única para cualquier bibliófilo. Si eres de los que viaja siempre libro en mano, toma nota de estas seis increíbles bibliotecas.

Un buen libro tiene el poder de captar toda tu atención, de llevarte a un estado de plena concentración donde nada ni nadie te distrae. Y no hay nada mejor que leer en el ambiente silencioso de una biblioteca con historia. Descubre seis bibliotecas internacionales que no puedes perderte.

1. Biblioteca de Sainte-Geneviève, París

El encanto de París puede verse también en sus bibliotecas. La de Sainte-Geneviève es larga y estrecha, una auténtica obra de arte diseñada por Henri Labrouste y construida en 1850 que se caracteriza por sus columnas de hierro forjado, que sirven de soporte a unos arcos espectaculares. La colección de la biblioteca incluye títulos importantes y raros, y en los muros exteriores del edificio pueden verse nombres de escritores grabados.

View this post on Instagram

Bon lundi !

A post shared by Bibliothèque Sainte-Geneviève (@bibliothequesaintegenevieve) on

2. Biblioteca Nacional de Brera, Milán

La Biblioteca Nacional Braidense (o de Brera), ubicada en Milán, no solo es una de las bibliotecas más bonitas del mundo, con sus candelabros de cristal de Bohemia y un globo terráqueo de casi cuatro metros de diámetro, sino que también alberga un magnífico patrimonio: 2467 manuscritos, 40 000 autógrafos, 2368 incunables, 24 401 ilustraciones del siglo XVI, más de 23 000 revistas (de las cuales 4500 son actuales), 5200 fotografías impresas antes de 1950, 50 000 negativos, 30 000 carretes de película y 120 000 microfichas.

View this post on Instagram

📚📜🖋 #worldlibraries

A post shared by Camy (@camillanuages) on

3. Biblioteca de la abadía de Admont, Austria

La suntuosa mezcla de estuco, motivos decorativos dorados, estatuas y frescos es todo un regalo visual para todo el que visita esta biblioteca. Fue construida en la abadía de la ciudad de Admont en la segunda mitad del siglo XVIII en tiempos de la emperatriz María Teresa de Austria. Tiene 79 metros de largo y 12 metros de ancho y siete cúpulas decoradas con pinturas al fresco. Sobrevivió al incendio de 1895 y a los ataques nazis; hoy, gracias a una serie de reformas llevadas a cabo con fondos de la Unión Europea, los visitantes pueden contemplar la biblioteca en todo su esplendor.

4. Antigua Biblioteca de Trinity College, Dublín

Una biblioteca espectacular como pocas. No solo alberga el libro de Kells, uno de los manuscritos más importantes de la Edad Media, sino que también ha servido como escenario de rodaje de escenas de películas de Harry Potter. Los interminables pasillos, los ventanales de madera y una colección de unos cinco millones de libros hacen de esta biblioteca de Dublín el lugar perfecto para recrear la biblioteca del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

5. Biblioteca Pública de Nueva York

La Biblioteca Pública de Nueva York se compone de 87 bibliotecas repartidas por la ciudad, pero la sede, ubicada en la Quinta Avenida, es imprescindible. Es un edificio histórico cuya entrada se encuentra custodiada por dos leones (Paciencia y Fortaleza). En el interior hay enormes salas de lectura, escaleras preciosas —las mismas que llamaron la atención a Carrie Bradshaw en la primera película de Sexo en Nueva York— y, por supuesto, una impresionante colección de libros e interesantes documentos, como mapas, pósteres, manuscritos, partituras, dibujos, fotografías, cartas y textos antiguos.

https://www.instagram.com/p/Bs_uqSlFvFO/

6. Biblioteca de George Peabody, Baltimore

Lleva el nombre de George Peabody, su fundador, un filántropo que decidió crear una biblioteca a la que todo el mundo pudiera ir gratis. La nobleza de su gesto es proporcional a la belleza del interior, donde hay suelos de mármol blanco y negro, techos de 18 metros de alto con vidrieras a través de las que se cuela el sol e ilumina cinco balcones de hierro forjado con columnas doradas. No es de extrañar que esté considerada como uno de los edificios más bonitos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close