Close
11 de los lugares más instagrameables de Viena

11 de los lugares más instagrameables de Viena

Musement comparte 11 rincones de la capital austriaca para hacer unas fotos que serán la envidia de todo Instagram.

Viena sabe bien cómo conquistar tanto a visitantes como a sus propios residentes. La capital austriaca tiene un aire regio y grandioso a la vez que moderno y es imposible escapar a sus encantos.
Si te estás preguntando cuáles son los mejores lugares para hacer fotos de película, sigue leyendo, porque a continuación compartimos once de los rincones más fotogénicos de Viena. ¿Crees que hemos olvidado alguno? Escribe un comentario y dinos cuál.

1. Belvedere

Belvedere es un museo de arte compuesto de dos palacios barrocos, un lugar imprescindible para los amantes de Klimt, ya que alberga su icónica obra El beso. El museo es una joya en sí mismo, pero los jardines de estilo francés que conectan los palacios son espectaculares, con fuentes, cascadas, esculturas y cuidados arbustos que forman parte de este patrimonio de la Unesco.

2. Catedral de San Esteban (Stephansdom)

La catedral románico-gótica de San Esteban se ubica en pleno corazón del casco histórico de Viena. El tejado con mosaicos de colores, su elemento más característico, puede verse desde abajo, así como desde la torre sur, que ofrece una espléndida panorámica de la ciudad.

https://www.instagram.com/p/BlBqnSInt9L/?taken-at=213682738

3. Franziskanerplatz

Esta es una placita con encanto única. Toma el nombre de la cercana iglesia franciscana, que también merece una visita y que alberga el órgano más antiguo de Viena.

4. Iglesia de San Pedro (Peterskirche)

El exterior de esta iglesia barroca ubicada en la estrecha calle de Groban y su cúpula verde te ayudarán a sacar una foto perfecta sin esfuerzo; sobre todo si tienes la suerte de capturar con tu móvil un carro de caballos pasando por allí. Está inspirada en la iglesia del mismo nombre del Vaticano y merece la pena echar un vistazo al interior y contemplar la suntuosa decoración.

5. Palacio de Schonbrunn

La residencia de verano de los Habsburgo, patrimonio de la humanidad, se sitúa a las afueras de Viena y es una auténtica maravilla arquitectónica del barroco. El interior del palacio de Schonbrunn es impresionante y sus amplios jardines te dejarán con la boca abierta. Encontrarás un montón de rincones perfectos para hacer fotos, como el jardín francés y su laberinto, el huerto de naranjos o el zoo.

6. Naschmarkt

Los puestos de fruta y verdura siempre añaden color a un muro de Instagram y los de Naschmarkt no son una excepción. Este mercado, de kilómetro y medio de longitud, lleva celebrándose desde el siglo XVII. Es todo un festival de aromas y sabores y el sitio perfecto para unas fotos llenas de color.

7. Hundertwasserhaus

Este bloque de pisos diseñado por el artista austriaco Friedensreich Hundertwasser y el arquitecto Joseph Krawina es uno de los edificios más famosos y curiosos de Viena. Es fotogénico desde cualquier ángulo. Fue diseñado a principios del siglo XX siguiendo un estilo expresionista y se caracteriza por el extravagante uso de colores fuertes, así como por sus 250 árboles y arbustos.

8. Augarten

Este parque público de más de 52 hectáreas es conocido por su estilo barroco francés. Además de albergar una gran variedad de plantas, amplios espacios verdes y senderos arbolados, el parque cuenta también con dos curiosas torres fortificadas con cañones antiaéreos que datan de la época del Tercer Reich. Es un lugar de obligada visita; si el tiempo lo permite, claro.

9. Griechengasse (la calle griega) y Fleischmarkt

La conocida como Calle Griega es una callejuela estrecha que comunica las dos iglesias griegas y es tan pintoresca como la imaginas. En esta zona y en los alrededores de Fleischmarkt es donde se establecieron los inmigrantes griegos, hoy conocido por su arquitectura de estilo art nouveau. ¡Seguro que no paras de hacer fotos!

10. Cafetería del Hotel Sacher

Viena es una ciudad con una centenaria cultura del café y famosa por sus cafeterías. Aunque todas tienen su encanto fotográfico, nosotros nos decantamos por la del Hotel Sacher, donde sirven la original tarta sacher. Probar esta delicia austriaca de chocolate y mermelada de albaricoque en un local de aspecto tan majestuoso te hará sentir como un miembro de la realeza. No olvides hacer fotos entre bocado y bocado.

11. Ópera Estatal de Viena

El último lugar fotogénico de nuestra lista es el impresionante edificio neorrenacentista de la Ópera. Ya sea en la galería, en el interior o en el exterior, hay rincones perfectos para ser fotografiados tanto de día como de noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close