Close
10 pintores impresionistas imprescindibles

10 pintores impresionistas imprescindibles

Desde el inimitable Monet hasta la gran Mary Cassatt, Musement te trae a los diez pintores impresionistas más representativos de este movimiento artístico del siglo XIX.

El impresionismo es un movimiento artístico que se desarrolló en Francia en el siglo XIX. Los artistas comenzaron a trabajar en espacios exteriores, al aire libre, intentando capturar la luz y los efectos de la misma en los objetos que representaban. En 1874, un grupo de 30 artistas organizó una exposición de sus obras en París, y el resto es historia. El movimiento tuvo una gran influencia en movimientos posteriores, como el postimpresionismo, en el que se incluyen artistas tan reconocidos como Van Gogh y Cézanne.

He aquí diez de los pintores impresionistas más famosos del mundo y sus obras más reconocidas.

1. Claude Monet, 1840 – 1926

Hablar de impresionismo es hablar de Monet y la serie Los nenúfares es uno de los máximos exponentes de este movimiento artístico. El artista vivió en Giverny (Normandía) y el famoso jardín de su casa, de estilo japonés, fue el foco de muchas de sus obras. El comentario jocoso de un crítico de arte sobre su obra Impresión, sol naciente (1872), dio nombre a este movimiento artístico, que en sus inicios encontró detractores que no entendían cómo este estilo pudiese ser considerado arte.

2. Édouard Manet, 1832 – 1833

Aunque él se consideraba un artista realista, Manet merece un lugar en esta lista por haber servido de puente entre el realismo y el impresionismo. El Almuerzo sobre la hierba, expuesto en el Museo de Orsay, muestra a una mujer desnuda compartiendo su almuerzo con dos caballeros completamente vestidos, mientras otra mujer nada en el lago… La obra encaja más en el movimiento preimpresionista que realista.

View this post on Instagram

Le Déjeuner sur l'herbe (The Luncheon on the Grass) – originally titled Le Bain (The Bath) – is a large oil on canvas painting by Édouard Manet created in 1862 and 1863. It depicts a female nude and a scantily dressed female bather on a picnic with two fully dressed men in a rural setting. Rejected by the Salon jury of 1863, Manet seized the opportunity to exhibit this and two other paintings in the 1863 Salon des Refusés, where the painting sparked public notoriety and controversy. The work is now in the Musée d'Orsay in Paris. A smaller, earlier version can be seen at the Courtauld Gallery, London. The painting features a nude woman casually lunching with two fully dressed men. Her body is starkly lit and she stares directly at the viewer. The two men, dressed as young dandies, seem to be engaged in conversation, ignoring the woman. In front of them, the woman's clothes, a basket of fruit, and a round loaf of bread are displayed, as in a still life. In the background, a lightly clad woman bathes in a stream. Too large in comparison with the figures in the foreground, she seems to float above them. The roughly painted background lacks depth, giving the viewer the impression that the scene is not taking place outdoors, but in a studio. This impression is reinforced by the use of broad "studio" light, which casts almost no shadows. The man on the right wears a flat hat with a tassel, a kind normally worn indoors. #eduardmanet #theluncheononthegrass #ledejeunersurlherbe #impression #postimpressionism #art #artist #arthistory #painting #paintings

A post shared by artcompletely (@artcompletely) on

3. Pierre Auguste Renoir, 1841-1919

El estilo distintivo de Renoir se caracteriza por su suavidad, voluptuosidad y sensualidad. Sus obras son consideradas las más «tradicionales» del movimiento impresionista y es conocido por su forma de capturar paisajes y escenas alegres, como en El almuerzo de los remeros. Entre sus obras más famosas se encuentran Baile en el Moulin de la Galette (1876), que inmortaliza la vida parisina en Montmartre, Baile en Bougival (1883), Las bañistas (1918-1919) y La Grenouillere (1869).

4. Gustave Caillebotte, 1848 – 1894

Caillebotte es uno de los pintores impresionistas más importantes, a menudo eclipsado por sus contemporáneos, aunque en la última década se han celebrado varias exposiciones dedicadas al artista. Su fortuna, le permitió financiar exposiciones de arte impresionista, comprar obras de sus compañeros e incluso ayudó económicamente a su amigo Monet. Una de sus obras más notables es Calle de Paris, dia de lluvia (1877), que actualmente se expone en el Instituto de Arte de Chicago.

View this post on Instagram

Paris Street; Rainy Day (1877) by Gustave Caillebotte (1848-1894) Art Institute of Chicago, Chicago, Illinois, USA Caillebotte belonged to the realism wing of the impressionist movement; He was more interested in painting the realities of the world as they were, as opposed to his visual impression of them. This piece has a modern look, almost photography-esque. The foreground is in focus while its surroundings are blurry. The center appears to bulge, an effect that would exist if this were a photograph. The brush work is not as loose and broad as one of an impressionist piece but rather focuses on lines and three dimensional forms. There are a number of subjects in this work, all gazing downwards, moving with haste within this newly constructed paris with wide boulevards and modern apartments. Caillebotte is skilled at conveying the subtlety of light on a rainy winter morning. It is a snapshot of people going about their daily lives, meticulously placed for the pleasure of the viewer.

A post shared by Art History Gallery (@the.redroom) on

5. Berthe Morisot, 1841-1895

Berthe es una de las pocas artistas impresionistas. Estaba casada con el hermano de Manet, Eugène, que también era pintor. Su obra, romántica y suave, con un toque femenino, evoca una sensación de intimidad, a menudo capturando personas en momentos aparentemente privados. La Cuna (1872), que muestra a su hermana observando a su bebé, Joven en traje de baile (1879) y El puerto de Niza (1882) son algunas de sus obras más notables.

View this post on Instagram

"Romanciers modernes, peintres modernes m’ennuient, je n’aime que la nouveauté extrême, ou les choses du passé ; à vrai dire une seule exposition m’amuse, les Indépendants et j’adore le Louvre". ⠀ Berthe Morisot, Premier carnet noir (1890-1891).⠀ Exposition #BertheMorisot, jusqu’au 22 septembre au musée d’Orsay.⠀ .⠀ “Modern novelists, modern painters bore me. I only like extreme novelty, or else things of the past; truth be told, only one exhibition amuses me, the Independents, and I love the Louvre”.⠀ Berthe Morisot, First black notebook (1890-1891).⠀ Exhibition #BertheMorisot, until 22 September at the Musée d’Orsay.⠀ .⠀ #museedorsay #museeorsay #orsaymuseum #artmuseum #artgallery #fineart #beauxarts #artexhibition #art #museum #Paris #peinture #painting #morisot #impressionnisme #impressionism #femmeartiste #womanartist #portrait⠀ .⠀ Femme et enfant au balcon (1871-1872)⠀ Tokyo, Bridgestone Museum of Art, Ishibashi Foundation, Gaiyo 268⠀ © Tokyo Fuji Art Museum/Bridgeman Images / Service presse

A post shared by Musée d'Orsay (@museeorsay) on

6. Camille Pissarro, 1830 – 1903

Este paisajista franco-danés nació en la isla de Santo Tomás, pero estudió en Francia donde finalmente se estableció. Pasó mucho tiempo fuera de París porque prefería vivir y trabajar al aire libre. Boulevard Montmartre, una mañana de invierno (1897), parte de una serie dedicada a los grandes bulevares de París, Primavera, ciruelos en flor (1877) y Mañana, sol invernal (1901) son algunas de sus obras más reconocidas.

7. Marie Bracquemond, 1840 – 1916

Marie Bracquemond considerada una «de las tres damas del impresionismo», en ocasiones pasó desapercibida, en parte debido a su marido, Félix Bracquemond, un famoso artista que no compartía con su mujer la admiración por el impresionismo. La artista es conocida por sus caprichosos usos del color y la textura, así como por la luminosidad y la particular delicadeza de sus pinturas. Entre sus obras más famosas se encuentran La merienda (1880), un retrato de su hermana sentada en el jardín leyendo un libro junto a una mesa con té, Las Tres Gracias (1880), y Pierre pintando un bodegón de flores (1887), donde retrató a su hijo.

8. Edgar Degas, 1834 – 1917

Degas es una figura emblemática del movimiento impresionista. Además de sus famosas obras con bailarinas, su repertorio incluye obras tan reconocidas como El ajenjo (1876), Oficina de la lonja de algodón en Nueva Orleans (1873) y la Plaza de la Concordia (1876).

9. Mary Cassatt, 1844 – 1926

Estadounidense afincada en Francia, Mary Cassatt pintó principalmente escenas cándidas de mujeres con sus hijos. Tenía una profunda amistad con Degas, que la retrató varias veces, y fue gracias a él que se involucró con los impresionistas. Niña en el sillón azul (1878) y El baño del niño (1893) son algunas de sus obras más destacadas.

10. Frédéric Bazille, 1841 – 1870

Este artista sentó las bases del movimiento impresionista. Lamentablemente, su vida se vio truncada a los 28 años, al morir en combate tras alistarse en la guerra franco-prusiana. Tristemente, falleció antes de la primera exposición impresionista y, aunque sus obras no se exhibieron, se le sigue considerando un pilar fundamental de este movimiento artístico. Entre sus obras más conocidas se encuentran El vestido rosa (1864), Retrato de una familia (1867) y L’Atelier de la rue Condamine (1870), en la que se retrató a sí mismo rodeado de sus amigos, entre ellos Manet y Renoir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close