Close
7 consejos para superar el jet lag

7 consejos para superar el jet lag

No hay cosa más molesta que sufrir jet lag al cruzar varias zonas horarias. En Musement queremos compartir algunos consejos para amortiguarlo.

Siguiendo unas rutinas sencillas y adoptando algunas de estas técnicas, tendrás más posibilidades de reducir los efectos que provoca en el cuerpo el desfase horario.
Los efectos del jet lag incluyen somnolencia o insomnio, o incluso ambos al mismo tiempo, además de la fatiga provocada por tantas horas de vuelo. Puede alterar fácilmente las vacaciones o la vuelta a casa. Dicho esto, a continuación te damos algunos consejos para aliviar esos síntomas y acelerar el proceso de ajuste del cuerpo a la zona horaria. No dudes en compartir tus consejos en los comentarios.

1. Todo empieza antes del vuelo

Si quieres evitar el sufrimiento del jet lag, hay varias técnicas que puedes llevar a cabo antes y durante el vuelo. Aunque puede parecer obvio, no nos cansaremos de repetirlo: hay que comer sano, mantenerse bien hidratado y, sobre todo, evitar abusar del alcohol antes de la salida. Eso mismo es válido también para el vuelo y las posibles escalas. También aconsejamos evitar cualquier bebida alcohólica o energética hasta llegar al destino.

2. Descansa adecuadamente

Intenta dormir lo máximo posible. Aunque no sea fácil para todo el mundo, intenta aprovechar el tiempo de vuelo para descansar todo lo que puedas. Cada hora de sueño cuenta para ahorrar energía, así que ese descanso te será de gran ayuda cuando aterrices. Ten cuidado en caso de que el vuelo esté programado por la noche. Evita dormir durante las últimas horas de vuelo para no pasar la primera noche en el destino sin poder pegar ojo.

3. Toma algunas precauciones durante el vuelo

Prepárate para las horas de vuelo que te esperan. Viste con ropa cómoda, en mou como dicen nuestros amigos de Quebec, y lleva varias capas. Asegúrate de llevar todo lo necesario para mantener una buena temperatura y estar cómodo. No olvides unas medias de compresión (sobre todo en viajes de larga distancia), un antifaz, una almohada de viaje, tapones para los oídos y un libro para no pasar demasiado tiempo mirando una pantalla. Tampoco olvides seguir nuestros consejos para no enfermar durante el vuelo. Hidrátate bien y come sano y ligero.

4. La mente sobre la materia

Tienes que ajustarte a un nuevo ritmo desde el aterrizaje. Cambia la hora del reloj y olvídate de dónde vienes. No pienses que estás cansado porque normalmente ya estarías dormido a esas horas, ni pienses que no tienes hambre porque todavía no te has acostumbrado a los horarios de comida locales. Elimina esos pensamientos de la mente y haz lo que hace todo el mundo a tu alrededor. Ve a dormir a la hora habitual aunque no te sientas cansado y, sobre todo, no duermas más de lo que deberías. Si realmente lo necesitas, échate una siesta de vez en cuando.

5. Lleva un estilo de vida sano

No te cortes con los productos frescos, sanos, ricos en vitaminas y en potasio. Hidrátate todo lo que puedas, sal y disfruta del aire fresco y de la luz del día lo máximo posible. Sobre todo, no te encierres en el alojamiento. La luz exterior te ayudará a sincronizar el reloj interno con el horario local. Hacer actividad física como caminar en el momento adecuado te ayudará a que el cuerpo recupere su ritmo habitual, te hará sentir mejor y conseguirás dormir más. Además, también aconsejamos hacer un poco de ejercicio antes del vuelo, como estiramientos o un paseo a buen ritmo, para sentirte mejor durante y después del vuelo.

6. Come con moderación

Evita darte un atracón, sobre todo antes de irte a dormir.

7. Ve a un quiropráctico

¿Has pensado en hacer una visita a un quiromasajista? Pocos lo saben, pero un quiropráctico te puede ayudar a combatir el jet lag, adaptarte a la zona horaria correcta y mejorar la calidad general del sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close