Close
Descubre 8 curiosidades del monumento más famoso de Roma: el Coliseo.

Descubre 8 curiosidades del monumento más famoso de Roma: el Coliseo.

«Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del norte, general de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio, padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra».

Seguro que recuerdas la escena: una multitud enfurecida, la mirada perturbada del emperador Cómodo (Joaquin Phoenix) y el valiente de Máximo Décimo Meridio (Russell Crowe) con el Coliseo de fondo.

El que fuera un anfiteatro de muerte, sangre y espectáculo en la antigua Roma ha sido protagonista de numerosas películas de éxito como Gladiator, de Ridley Scott, y es hoy uno de los símbolos de la capital italiana. El Coliseo recibe cada año a viajeros de todos los rincones del mundo y en 2017 se convirtió en el monumento más visitado de Italia tras recibir 7 000 0000 de visitas.

Descubre ocho cosas que quizá no sepas sobre el Coliseo.

1. Nombre

La teoría más aceptada sobre el origen del nombre con el que todos conocemos al anfiteatro Flavio es la relativa a una gigantesca estatua en las instalaciones que representaba al emperador Nerón y medía más de 30 metros; un auténtico coloso. Tras la muerte de Nerón, Adriano ordenó trasladarla (se necesitaron 24 elefantes para llevar a cabo el traslado), pero hasta finales de los años treinta del siglo pasado la base de la estatua permaneció allí, junto al anfiteatro Flavio, testimonio de la presencia del coloso.

2. Números

El Coliseo tiene 48,5 metros de altura y 3357 m2 de superficie interna. Su gran tamaño causa impresión a cualquiera que se encuentre frente a él por primera vez. Es gracioso pensar que a Ridley Scott, el director de Gladiator, no le impresionase demasiado el monumento. Cuando visitó el Coliseo se vio tan poco sorprendido por su «pequeño» tamaño que prefirió rodar las escenas ambientales en la arena utilizando una maqueta hecha en Malta que amplió de forma digital a su antojo.

3. Celebraciones antiguas y modernas

Si en la época contemporánea ha sido Ridley Scott el que ha renovado la fascinación por las sanguinarias luchas de gladiadores que tenían lugar en el Coliseo, en la antigüedad fue el poeta Marcial quien ayudó a promover el monumento dedicándole un libro en verso al anfiteatro Flavio que glorificaba la obra, comparándola con (y creyéndola superior a) otras maravillas del mundo como las pirámides de Egipto y el altar de Apolo en la isla de Delfos.

4. Romanticismo nocturno

El Coliseo era parada obligatoria para los jóvenes nobles y los intelectuales del siglo XIX que hacían el Grand Tour de Italia y Europa. Después de que Goethe y Lord Byron contasen cuándo les gustó visitar el Coliseo de noche, todos los que también hacían el tour pusieron rumbo a Roma para acceder al monumento tras la caída del sol y disfrutar de la misma experiencia. Al igual que ocurre en la actualidad, cuando los blogueros de viajes escriben maravillas de algún lugar poco turístico y lo convierten en poco tiempo en un imán turístico, el número de visitantes al Coliseo de noche tras la publicación de Manfredo, de Lord Byron, aumentó muchísimo y la experiencia perdió parte de su encanto romántico.

5. Un jardín florido

Son muchos los cuadros y las postales en los que aparece el Coliseo rodeado de una espesa y verde vegetación. No se trata de una invención de los pintores ya que, al menos hasta que Roma se convirtió en la capital del país, el monumento estaba rodeado de plantas, hierba y flores, lo que le daba al Coliseo un aire bucólico. La eliminación de la vegetación supuso un golpe al ecosistema.

6. La morada de Satanás

En la época medieval muchos creían que el Coliseo era la morada del diablo. Decían que fue construido como templo dedicado al sol y que, por este motivo, era considerado un lugar adecuado para hacer hechizos y encantos. En la biografía del escultor Benvenuto Cellini (1558) se encuentra un interesante testimonio al respecto: Cellini cuenta que fue al Coliseo con un sacerdote y un nigromante para hacer un rito cuyos ingredientes eran círculos diseñados en la arena, pentágonos, cantos, rociar perfumes y un «joven virgen».

7. Arena musical

Los antiguos romanos se divertían con batallas, matanzas y otras entretenidas actividades del estilo, pero en la actualidad el Coliseo es lugar de celebración de actividades de ocio más tranquilas. En el año 2003 Paul McCartney actuó para 400 personas (que pagaron miles de euros cada uno por asistir como público). Otros artistas que también han actuado aquí son Ray Charles, Andrea Bocelli y Roberto Bolle.

8. Coliseo pop

El Coliseo también forma parte de la cultura pop. En la película de 1953 Vacaciones en Roma, Gregory Peck y Audrey Hepburn pasaron por el Coliseo en una Vespa y en 1978 el Coliseo apareció transformado en hotel y cubierto de cemento en el episodio distópico «Ranxerox a New York» del cómic italiano Ranxerox, de Tamburini y Liberatore. Asimismo, en el año 2004 la marca Pepsi rodó un anuncio ambientado en el Coliseo con gladiadoras de excepción: Beyoncè, P!nk y Britney Spears.

Fuentes:

K. Hopkins, M. Beard, Il Colosseo. La storia e il mito, Laterza, Bari 2008.

M. Borelli, Colosseo. Due o tre cose che so di lui, L’Orma, Roma 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close