Close
9 destilerías de whisky imperdibles en Escocia

9 destilerías de whisky imperdibles en Escocia

Con más de 120 destilerías en activo, Escocia es un auténtico paraíso para los amantes del whisky. Descubre, prueba y disfruta la bebida nacional del país durante una visita guiada a una de las muchas destilerías en tu próximo viaje a Escocia.

Es evidente que la pasión por el whisky de malta, uno de los productos más exportados de Escocia, atraviesa fronteras. Por ello, no resulta extraño que amantes del whisky provenientes de todo el mundo peregrinen a Escocia para descubrir cómo se elabora su bebida favorita. Nada mejor que una visita guiada a una destilería para profundizar en el proceso de elaboración del whisky, desde la maceración y la fermentación hasta la destilación y la maduración. Y por supuesto, la mejor forma de terminar cualquier tour es con una cata y degustación, para poner en práctica lo aprendido durante la visita.

1. The Macallan, Aberlour

Fundado en 1824, The Macallan, además de ser uno de los whiskies más emblemáticos del mundo, es famoso por el espectacular centro de visitantes de su destilería. El edificio, en cuya renovación se invirtieron 140 millones de libras esterlinas en 2018, es una impresionante pieza arquitectónica galardonada con numerosos premios de diseño. El techo de hierba y las curvas futuristas de la destilería se funden a la perfección con el paisaje escocés. Los visitantes que se acerquen hasta aquí pueden aprender sobre la historia de la marca y el proceso de producción. Además, en el Bar Macallan se pueden admirar más de 950 Macallan especiales.

2. Destilería Glengoyne, Glasgow

Situada a tan solo 40 minutos de Glasgow, la destilería de Glengoyne parece estar a miles de kilómetros de la bulliciosa ciudad. Fundada en 1833, la pintoresca destilería se encuentra a los pies de la colina de Dumgoyne, en medio de la preciosa campiña escocesa. Glengoyne ofrece varios tipos de tours dependiendo del nivel de conocimiento del visitante, así como clases magistrales y eventos especiales.

3. Glenmorangie, Tain

A poco más de una hora en coche al norte de Inverness, Glenmorangie es una destilería muy popular para visitar en las Tierras Altas de Escocia. Fundada en 1843, la destilería cuenta con algunos de los alambiques más altos del país. Echa un vistazo al amplio abanico de visitas guiadas y descubre todo lo que hay que saber sobre esta popular marca antes de disfrutar de una degustación de su galardonado whisky.

4. Auchentoshan, Glasgow

Situado a tan solo 20 minutos de Glasgow, se puede llegar fácilmente a Auchentoshan en coche o en transporte público. Esta destilería produce uno de los whiskies más ligeros de Escocia, conocidos por su sabor suave y delicado. En la actualidad, hay una amplia gama de recorridos guiados, siendo el más popular el tour y degustación de 60 minutos. Además, la destilería también ofrece visitas especiales “tras bambalinas”, con la posibilidad de realizar tours privados e incluso embotellar tu propio whisky.

5. Laphroig, Isla de Islay

La hermosa isla escocesa de Islay es famosa por su producción de whisky y actualmente cuenta con nueve destilerías en funcionamiento. Fundada en 1825, Laphroig es una de las destilerías más famosas de la isla, y una visita obligada para los amantes del whisky ahumado. Con varios formatos de visitas disponibles, uno de los más populares es el tour de cuatro horas y media que recorre las instalaciones de la destilería, incluyendo las turberas y la fuente de agua. Además, el centro de visitantes cuenta con un bar en donde podrás relajarte y reponer fuerzas mientras saboreas tu bebida o cóctel favorito.

6. Highland Park, Orkney

Situada en la remota isla de Orkney, Highland Park fue fundada en 1798 y es la destilería de whisky más septentrional de Escocia. La destilería sigue realizando muchos de sus procesos de forma tradicional y todavía conserva los hornos con más de cien años de antigüedad y un suelo de malteado, siendo una de las pocas destilerías que continúa realizando este proceso in situ. La marca hace hincapié en sus raíces nórdicas vikingas, tal y como se refleja en los nombres de sus productos, en sus envases y en las visitas guiadas.

7. Old Pulteney, Wick

Fundada en 1826, la destilería Pulteney, situada en la ciudad de Wick, es una de las más septentrionales del territorio británico. Wick se encuentra cerca de la ruta North Coast 500 de Escocia, y sus castillos históricos y los impresionantes paisajes de la zona la convierten en una parada muy popular. Saca tiempo para visitar la destilería y descubre esta “malta marítima”, que, según se dice, toma inspiración y sabores de la costa.

8. Talisker, Isla de Skye

Talisker, la destilería en activo más antigua de la impresionante isla de Skye, está situada a orillas del lago Harport, en la localidad de Carbost. Fundada en 1830, la destilería se encuentra en medio del paisaje escocés más extremo, con la escarpada cordillera Black Cuillin visible en la distancia. La isla de Skye y la destilería reciben numerosos visitantes durante los meses de verano, por lo que se aconseja reservar con antelación.

9. Jura, Isla de Jura

La destilería Jura se encuentra en una pequeña y remota isla situada en la costa oeste de Escocia, a unos 100 km del continente. George Orwell, que finalizó en Jura su famosa novela 1984, en su día la describió como “el lugar más inalcanzable”. Fundada en 1810, la destilería pasó por varios períodos de inactividad, hasta su relanzamiento en 1963. Las visitas diarias a la destilería, el amplio abanico de paquetes de degustación y el festival anual de whisky en verano, hacen que visitar este remoto destino siempre sea un acierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close