Close
¡Adivina el museo!

¡Adivina el museo!

¿Te gustan las adivinanzas? Pues ya tienes entretenimiento para la próxima media hora: un juego de adivinanzas al más puro estilo Musement.

Nunca está de más un poco de descanso y relajación, ya sea tumbado en una playa, paseando en plena naturaleza o leyendo un buen libro con música de ambiente de fondo. Lo importante es sacar un rato libre cada día para desconectar. Dicho esto, cuando dispones de más tiempo libre del habitual o estás de vacaciones es fácil acabar haciendo cosas que normalmente te parecen triviales o una pérdida de tiempo, como hacer crucigramas mientras esperas la salida de tu próximo vuelo o un sudoku antes de zambullirte en la piscina del hotel.

Hoy queremos proponerte un divertido juego de adivinanzas con el toque inconfundible de Musement para que aproveches un rato libre.

Lee las descripciones de cinco obras de arte actualmente expuestas en cinco museos del mundo. Te damos algunas pistas, como un trocito de la obra y un par de datos interesantes sobre su historia, autor o composición. Al final de cada sección encontrarás la respuesta correcta escrita en «tinta invisible» (simplemente pon el ratón sobre el último renglón y haz clic en las palabras invisibles para verlas).

Museo y obra de arte 1

Dominio público https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=46759279

Este museo alberga uno de los cuadros más famosos de la Hermandad Prerrafaelita, un movimiento artístico relacionado con el simbolismo considerado una manifestación del decadentismo. Los pintores prerrafaelitas tenían un enemigo común contra el que luchar: la tradición académica que enseñaban en la Real Academia de las Artes y Rafael Sanzio, considerado el artista que la originó. Luchaban contra la tradición académica creando obras de arte caracterizadas por una imaginación nostálgica, centrándose en fábulas y temas históricos, sociales, bíblicos y literarios.

Nos gustaría hablar sobre las obras de temática literaria, ya que el cuadro al que nos referimos representa a una trágica heroína creada por Shakespeare. El personaje aparece sumergida en el agua con una guirnalda de violetas que, al igual que otro tipo de flores que lo rodean, tiene un significado especial: simboliza la fidelidad y rememora un verso que aparece en la escena quinta del cuarto acto: «Bien os quisiera dar algunas violetas; pero todas se marchitaron cuando murió mi padre. Dicen que tuvo un buen fin».

Date un capricho y disfruta de un buen afternoon tea tras contemplar este cuadro.

Respuesta: Londres. Ofelia (1851-1852), de John Everett Millais y expuesto en Tate Britain.

Museo y obra de arte 2

Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=148009

En este museo se expone uno de los cuadros más complejos de la historia. Se trata de un tríptico tan complicado que no queda claro el orden en el que deben contemplarse los paneles, que representan el encuentro de Dios con Adán y Eva en un extraño paisaje que incluye figuras desnudas, animales imaginarios, frutas, escenas en la naturaleza y los condenados en el infierno. El trocito que mostramos arriba representa el ambiente soñador, irreal, grotesco y caótico, pero sublime plasmado en la obra. Vemos a dos figuras danzantes adornadas con cerezas que llevan un planta con un búho posado sobre la misma. El significado de este elemento es diabólico: las cerezas simbolizan la lujuria y el pecado, mientras que el búho es una bestia demoníaca.

Tras devanarte los sesos intentando comprender todos los significados ocultos en esta obra, pasea por el centro y prepárate para una noche fiesta.

Respuesta: Madrid, Museo del Prado. El jardín de las delicias (1480-1490 aproximadamente), de El Bosco.

Museo y obra de arte 3

CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=12223518

Este es uno de los museos más famosos del mundo, que también alberga algunas de las obras de arte más famosas del mundo. La obra que te proponemos adivinar no es ninguna de ellas. ¿Qué gracia tendría? Además de algunas de las obras más famosas del mundo, el museo tiene una sección increíble de arte egipcio con sarcófagos, momias, losas con jeroglíficos y estatuas sagradas, como la que puedes ver en la imagen. Se desconoce el autor de la estatua, pero sabemos que el sujeto es una diosa hija de Isis y Oniris. El ala del museo dedicada al arte egipcio también apareció en la película de ficción Adèle y el misterio de la momia, de Luc Besson. Es una adaptación de la serie de novelas gráficas de Jacques Tardi. En la película, las momias del museo se despiertan y curan a la hermana de la protagonista, después deambulan por la ciudad sembrando el terror a su paso.

Respuesta: París, Museo del Louvre. Neftis (1360/1350 a. C.).

Museo y obra de arte 4

Dominio Público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=10244673

Venus protagoniza muchos de los cuadros de este museo. Sin embargo, la Venus representada en el cuadro de la pista visual de arriba es extremadamente sensual, en comparación con el resto: aparece desnuda, mirando fijamente al espectador, tumbada lánguidamente en una cama deshecha. Esta actitud tan poco recatada chocó a Mark Twain, quien, en 1880, se refirió a esta obra como «La pintura más grosera, vil y obscena del mundo». Dicho esto, la obra fue muy bien recibida en su tiempo y en los siglos posteriores; se hicieron numerosas copias y Manet le hizo un guiño en su famosa Olimpia. El perrito que aparece a los pies de Venus no es solamente una mascota adorable, sino que representa la fidelidad que la mujer debe tener a su marido, no menos importante que la sensualidad. Este mensaje iba dirigido a Giulia Varano, la esposa de solo 11 años de Guidobaldo II Della Rovere, el duque de Urbino, el aparente destinatario del cuadro.

Si quieres tomarte un descanso antes de continuar explorando la ciudad, da un paseo por el río y prueba la bistecca, la especialidad gastronómica de la ciudad.

Respuesta: Florencia, Galería Uffizi. Venus de Urbino (1538), de Tiziano.

Museo y obra de arte 5

Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=46571340

Terminamos con un museo situado en una de nuestras ciudades favoritas. Para seguir con el tema de la despedida hemos elegido un cuadro tan romántico como doloroso. La pista visual muestra los rostros de dos jóvenes besándose, pero sus cuerpos están incómodos y en tensión. El beso seguramente es de despedida. En el mismo edificio donde se encuentra el museo que alberga esta obra también hay una academia que forma a jóvenes artistas de todo el mundo.

Respuesta: Milán, Pinacoteca de Brera. El beso (1859), de Francesco Hayez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close