Close
Comida típica en Budapest: 10 platos que debes probar

Comida típica en Budapest: 10 platos que debes probar

Hay ciudades que te conquistan por el estómago, y Budapest es una de ellas. La denominada Perla del Danubio es una ciudad elegante con un pasado glorioso que además esconde tesoros gastronómicos que pondrán la guinda a tu viaje.

Si te gustó nuestro artículo sobre gastronomía siciliana, ahora te deleitamos con una selección de especialidades húngaras que deberías probar cuando visites Budapest. Solo esperamos que te guste el paprika, ¡ya que como ingrediente nacional lo encontrarás en la mayoría de platos!

1. Goulash

El goulash es el plato nacional de Hungría y el que seguramente ya conozcas por ser el más internacional. Es una sopa densa con trozos de ternera, verduras y una especie de dumplings, servido con pan y extra de paprika, claro. Como curiosidad, su nombre deriva de la palabra cowboy en húngaro (gulyás), ya que antaño era su plato preferido. Ahora ha pasado a ser una comida rústica perfecta para calentar el cuerpo en invierno.

2. Csirkepaprikás

Otro conocido plato de la gastronomía húngara es el csirkepaprikás, pollo guisado con paprika y nata ácida, además de verduras recurrentes como cebolla, pimientos verdes y tomates. El resultado es un potaje cremoso y contundente, que se puede servir con arroz o patatas de acompañamiento.

3. Langos

Todos los países tienen el clásico tentempié delicioso que se puede comprar por la calle: en Hungría son los langos. Este pan frito se come caliente y suele ir con otros ingredientes al gusto por encima, como por ejemplo queso rallado, nata ácida, mantequilla con ajo, jamón york, etc. Cuando te apetezca un snack salado, el mercado central de Budapest es un buen sitio para probar los langos.

4. Kolbász

Más bien un ingrediente que un plato en sí, las kolbász son salchichas húngaras, cuya receta varía dependiendo de la zona del país donde se prepare. Pueden ser hervidas, ahumadas o secas, y se degustan como embutido o cocidas en guisos. Normalmente se hacen mezclando carne picada de cerdo, ternera, cordero, ajo, una mezcla de especias y… ¡paprika! Es un buen souvenir que llevarte a casa, las encontrarás en todas las charcuterías de Budapest.

5. Töltött káposzta

Los töltött káposzta son otra especialidad gastronómica típica de toda Europa del Este. Consisten en hojas de repollo rellenas de carne picada de cerdo y ternera, arroz, tomates y sauerkraut. El resultado son unos rollitos bastante contundentes perfectos para la época invernal, que se aderezan con (¿lo adivinas?) paprika y nata ácida por encima. Su elaboración es bastante compleja, así que aprovecha para probarlos en los restaurantes de Budapest.

View this post on Instagram

A oneandonly Anya-féle Szabolcsi toltottkaposzta, tejföllel és rengeteg pariszosszal😍mindnementes, kivéve h serteshus és tejföl is van benne, bár glutén az nincs 💁‍♀️szerintem kenyer nélkül simán belefér a kiegyensúlyozott táplálkozásba🙆‍♀️a @streetkitchenhu oldalon megtalaljatok a receptet, (meglepően) szabolcsi töltött káposzta néven🙃 / traditional hungarian stuffed cabbage, with a lot sour cream and tomato sauce😍 #hungarianfood #traditional #hungarian #töltöttkáposzta #tomato #sourcream #mik #ikozosseg #mik_gasztro #mutimiteszel #mutimiteszel_fitt #mutimiteszel_mentes #glutenfree #food #foodie #foodies #food52 #foodgram #foodislove #truecooks #onmytable #thefeedfeed #instagood #instadaily #skrecept

A post shared by Vitális Lilla (@vitalis.lilla) on

6. Rakott krumpli

Otro clásico húngaro es el rakott krumpli, una especialidad a base de capas de patata en rodajas, huevo, salchicha o bacon, nata ácida y paprika, todo horneado a modo de pastel de patata. Es una comida con la que seguro que se acierta, ya que lo que solía ser un plato de campesinos se convirtió en el plato favorito de los niños. Se puede servir acompañado de remolacha u otras verduras encurtidas.

7. Meggyleves

Este curioso plato llamado meggyleves se sirve como entrante. Es una sopa fría perfecta para la época de verano preparada con cerezas, nata ácida y un poco de azúcar. En realidad, es un plato consumido en muchos países de Europa Central y del Este, ya que en esta zona abundan los frutos rojos en primavera y verano y se usan en preparaciones como esta.

8. Palacsinta

Las palacsinta son la versión húngara de nuestros creps. Estas tortitas son tan deliciosas y versátiles que, variando los rellenos, pueden servirse como desayuno, comida, cena o postres. Los rellenos tradicionales son la mermelada de albaricoque o de otras frutas, sirope de chocolate, queso fresco o frutos secos. ¡No hace falta decir que gustan a pequeños y mayores!

9. Kürtóskalács

Los kürtóskalács, o pasteles chimenea, son un dulce húngaro típico navideño, aunque en la actualidad se pueden encontrar todo el año. Imagínate en el mercado navideño de Budapest, abrigado hasta las cejas y degustando una especie de brioche en forma de cono recién hecho y calentito, con azúcar caramelizado y canela por fuera, que acabas de comprar en un puestecito y que compartes con los amigos. ¡Un momento de felicidad absoluta!

View this post on Instagram

🌱 MIAM MIAM Kürtóskalács 🌱 ATCHOUM … Quand tu vas à Budapest tu ne peux pas passer à côté de cette spécialité locale : le Kürtóskalács. Une Brioche sucrée cuite à la broche nappée de Nutella remplie de mousse au chocolat puis recouverte de chantilly sauce chocolat oreo !! Voila je vais aller dormir maintenant 🙌🏻🙈😋😋 . . . . #christmastime #christmasspirit #Kürtóskalács #christmasbiscuits #icecream #biscuitsdenoel #noel #gateauauchocolat #chocolat #chocolate #healthybrownies #recette #cuisine #pâtisserie #recipe #plaisir #cheatmeal #pateatartiner #mangeravecplaisir #reequilibragealimentaire #healthyfood #realfood #jennyplayte #mangersain #cuisine #frenchpatisserie #foodporn #feedfeed #buzzfeedfood #beautifulcuisines

A post shared by Jennifer ➰(JennyOnTheBlogMode) (@jenniferlimare) on

10. Tarta dobos

En Budapest, el mundo de las cafeterías es rico y amplio, y una experiencia imperdible cuando te encuentres en la capital húngara es acudir a una a tomar un café y un trozo de tarta dobos. Este pastel a base de capas de bizcocho y crema de chocolate es una auténtica delicia. Lleva el nombre de su creador, el maestro pastelero Jozsef Dobos, y fue servido por primera vez en 1885 a la reina Isabel de Inglaterra y al rey Francisco José I de Austria durante la Exposición Universal de Budapest. Desde entonces, es la tarta típica que se sirve en las celebraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close