Close
Las 14 obras imprescindibles de la Galería Uffizi

Las 14 obras imprescindibles de la Galería Uffizi

De Giotto a Caravaggio, descubre las obras imprescindibles de la Galería Uffizi.

La Galería Uffizi de Florencia es una visita obligada en la capital toscana. Este célebre museo alberga algunas de las obras más famosas del Renacimiento y de los grandes maestros italianos. Aunque también cuenta con una nutrida colección de escultura, es la colección de pintura la que goza de mayor prestigio.

Desde Giotto a Caravaggio pasando por Rafael y Botticelli, echa un vistazo a la pequeña guía que hemos elaborado y descubre cuáles son las 14 obras imprescindibles de la Galería Uffizi.

1. La madona de Ognissanti, Giotto, 1300-1305

Esta pintura sobre tabla con fondo de oro es una de las obras más célebres de Giotto. En ella, la Virgen María aparece sentada en un trono con el Niño Jesús en brazos, el cual bendice con su mano derecha a los ángeles y santos que los rodean. La obra fue realizada para la Iglesia de Todos los Santos (Chiesa di Ognissanti) de Florencia, en una época en la que Giotto ya era bastante conocido. Durante años, esta pieza sirvió de guía para muchas obras posteriores que trataron la misma temática. Sala 2.

2. La batalla de San Romano, Paolo Uccello, 1435-1440

Entre las obras más citadas de la Galería Uffizi se encuentra la Batalla de San Romano, una pintura al temple sobre tabla que forma parte de un tríptico que celebra la victoria florentina en la contienda que da nombre al cuadro. Esta obra maestra fue pintada por Paolo Uccello, un artista florentino famoso por la búsqueda de la perspectiva en sus trabajos. El cuadro en cuestión muestra el momento en que Niccolò da Tolentino desarma a Bernardino della Carda. En este caso, la búsqueda de perspectiva es evidente en la representación de las lanzas de los combatientes. Sala 8.

3. Virgen con el Niño y dos Ángeles, Filippo Lippi, 1460-1465

Este delicado cuadro es la obra más famosa de Filippo Lippi, y precisamente el nombre de su autor explica el apodo de la pintura: Lippina. En ella, María aparece sentada en su trono con las manos entrelazadas a modo de oración, mientras mira con amor al niño Jesús, sujetado por un ángel que aparece en primer plano mirando hacia el espectador. Sala 8.

4. Díptico de los duques de Urbino, Piero della Francesca, 1473-1475

El retrato de los duques de Urbino es una obra emblemática del Renacimiento italiano, creada por Piero della Francesca. El artista dio prioridad a los destalles y a la verosimilitud física, dejando de lado el aspecto emotivo. Lo que quizá muchos no sepan es que, en el reverso, Piero representó a Battista Sforza y Federico de Montefeltro llegando a la villa en carro. Sala 8.

5. La primavera, Sandro Botticelli, 1480

Cuando se habla de obras imprescindibles en la Galería Uffizi, es imposible no mencionar a Botticelli. La primavera es una maravillosa pintura realizada en temple sobre tabla, en la que aparecen representadas nueve figuras de la mitología clásica. Empezando por la derecha, encontramos a Céfiro y la ninfa Cloris, que se convierte en Flora, la diosa de las flores. En el centro se sitúa Venus, y sobre ella, Cupido. Y, finalmente, a la izquierda, aparecen las Tres Gracias y Mercurio, el mensajero de los dioses. La exquisita atención a los detalles, el significado oculto pero celebratorio de la vida, el amor y la floración hacen de esta una obra atemporal. Sala 10-14

6. El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli, 1485

Esta es, sin duda, una de las obras más famosas del Renacimiento italiano. Botticelli inmortaliza la llegada de Venus a la isla de Chipre, gracias a la ayuda de Céfiro, y, probablemente, de Aura, ambos a la izquierda de la composición. En la orilla la espera una figura que podría ser una de las tres Gracias o la hora de la primavera. Se cree que esta obra, inspirada en la escultura clásica, fue un encargo de la familia Médici. Los reflejos rubios del cabello de Venus se crearon con aplicaciones de oro. Sala 10-14.

7. Anunciación, Leonardo da Vinci, 1472

En este óleo sobre tabla aparece el arcángel Gabriel, arrodillado y ofreciendo un lirio a la Virgen María. Aunque es una obra de temática religiosa y tradicional, el escenario es bastante inusual. De hecho, las dos figuras se sitúan perfectamente en el espacio y en el tiempo, ya que se encuentran en el jardín de un palacio renacentista. La búsqueda de la perspectiva y, probablemente, de la óptica caracterizan esta obra temprana de Leonardo. Sala 35.

8. Sagrada Familia, conocida también como Tondo Doni, Miguel Ángel Buonarroti, 1505-1506

Sagrada Familia es la única pintura sobre tabla atribuida a Miguel Ángel. El Tondo Doni fue un encargo de Agnolo Doni, un importante comerciante florentino. Con su formato circular, la obra está concebida en cierto modo como un grupo escultórico, y la composición ocupa todo el espacio disponible. También destaca el marco, tallado por el maestro Francesco del Tasso. Sala 41.

9. Virgen del Jilguero, Rafael Sanzio, c.1506

Rafael, otro de los maestros del Renacimiento, pintó este cuadro de la Virgen con el Niño durante su estancia en Florencia. La pintura se rompió accidentalmente en 1547, pero fue restaurada poco después. Destaca la belleza ideal y armoniosa de las figuras representadas, pero también su vitalidad, gracias a la intensidad de las miradas que se intercambian. Sala 41.

10. Ángel Músico, Rosso Fiorentino, 1521

La famosa obra de Rosso Fiorentino, en la que se ve como un ángel toca el laúd es, en realidad, el fragmento de una tabla de altar más grande, pero que se ha perdido. El fondo oscuro se añadió más tarde y todavía se conserva la firma del autor. Sala 60.

11. Virgen del cuello largo, Parmigianino, 1534-1540

La Virgen y el Niño con los ángeles y san Jerónimo de Parmigianino, también conocida como la Virgen del cuello largo, es una de las obras más famosas de la Galería Uffizi. Parmigianino, que desarrolló un estilo muy anticlásico y elaborado, está considerado como el precursor del manierismo emiliano. El artista pintó a una Virgen alargada, con el Niño Jesús (bastante grande también) dormido en sus brazos, una prefiguración de la que sería su muerte en la cruz. La obra está incompleta y, a pesar de tratar un tema religioso, está impregnada de cierta sensualidad. Sala 74.

12. Venus de Urbino, Tiziano Vecellio, 1538

La Venus de Urbino, una de las obras más emblemáticas de la Galería Uffizi, es también el cuadro más famoso de Tiziano. Venus aparece seductora, acostada desnuda en una cama deshecha. Se cubre recatadamente el pubis, pero mira al espectador con complicidad. En el cuadro aparecen numerosas referencias al amor fiel: el perrito a los pies de la cama, el jarrón de mirto en el alféizar de la ventana y el vestido de novia que la criada saca de su baúl. Aunque se inspira en la iconografía clásica, esta obra de Tiziano es extremadamente moderna gracias a la profundidad y carnalidad de los personajes. Sala 83.

13. Baco, Caravaggio, 1598

Caravaggio fue un artista revolucionario que destacó en el mundo del arte con su naturalismo, en contraste con el estilo clásico y académico del Renacimiento. Su obra Baco es un excelente ejemplo de su estilo. El protagonista del lienzo es, en efecto, una figura de la mitología clásica, pero extremadamente vital. Es increíble el naturalismo de la cesta de fruta y la copa de vino. Y más increíble es aún el hecho de que este cuadro pertenezca a la edad temprana del artista. Sala 90.

14. Judith decapitando a Holofernes, Artemisia Gentileschi, 1620

Esta impresionante pintura de Artemisia Gentileschi representa un episodio bíblico. Gentileschi lleva al óleo el momento en que Judit, una joven judía, mata a Holofernes, un general asirio, un gesto heroico que conducirá a la liberación de Israel. La obra es realmente impactante y la artista no escatima en detalles sangrientos, como por ejemplo la sangre que brota del cuello de Holofernes. Sala 90.

Para seguir preparando su visita, no te pierdas nuestro artículo sobre cómo saltarse la cola en la Galería Uffizi y otros consejos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close