Close
Tras la huella de la emperatriz Sissi en Viena

Tras la huella de la emperatriz Sissi en Viena

Este año se cumple el 120 aniversario de la muerte de la emperatriz Sissi, uno de los personajes históricos europeos más fascinantes. En su honor hacemos un repaso por seis lugares de Viena relacionados con la icónica, si bien trágica, figura de Sissi.

Hay muchísimas formas de ver la fantástica ciudad de Viena. Puedes planear el viaje al detalle e incluir paradas en algunas de sus preciosas cafeterías antiguas, contemplar las obras de Klimt o seguir la huella de un miembro de la familia real. Para conmemorar el 120 aniversario de la muerte de la emperatriz Sissi, hemos seleccionado seis lugares asociados con un personaje complejo y fascinante cuya vida terminó de forma trágica el 10 de septiembre de 1898.

La emperatriz Elisabeth de Austria seguía una extraña rutina de belleza durante la que se colocaba cada pelo de forma obsesiva, y se pesaba varias veces al día. Sissi acabó convirtiéndose en protagonista de numerosas películas, dibujos, libros, documentales y obras de arte. De hecho, el mejor momento para visitar Viena y descubrir la vida de la emperatriz Sissi es justo después de ver la famosa trilogía con Romy Schneider en el papel de principal. En este artículo compartimos seis de ellos.

1. El palacio de Schönbrunn

El palacio de Schönbrunn es uno de los lugares más emblemáticos de Viena. El que fuera residencia de verano de los Habsburgo, alberga 1441 habitaciones de las que «solo» 190 están abiertas al público. Su enorme parque, declarado patrimonio de la humanidad en 1996 (junto con el palacio), está rodeado de ruinas romanas (falsas) y fuentes. El emperador Francisco José, marido de Sissi, nació y murió aquí, y aquí también vivió en el ala oeste del castillo con su esposa. En el Museo de Carruajes Imperiales, ubicado en el jardín del palacio, podrás ver los carruajes en los que se trasladaba Sissi, incluidos aquellos en los que viajó el día de su coronación y boda, así como el carruaje en el que murió en Ginebra.

2. El palacio de Hofburg y el Museo Sissi

Este elegante palacio fue el centro de poder en Austria durante siglos, y fue ampliado durante el reinado de los Habsburgo. En la actualidad, además de albergar la Biblioteca Nacional y numerosos museos, también alberga un museo dedicado a la propia emperatriz Elisabeth de Austria. Se ubica en los apartamentos de Sissi y Francisco José y en él se expone una cuidada colección de pertenencias de la emperatriz. Podrás ver ropa (como prendas que llevó en algunos de sus retratos más famosos), accesorios y máquinas de ejercicio que utilizaba para mantenerse en forma. También podrás contemplar otros interesantes objetos, como vasos que utilizaba para beber leche por las noches y su certificado de defunción original.

3. La iglesia de los Agustinos

Aquí fue donde se casaron Sissi y Francisco José el 24 de abril de 1854. La iglesia en sí es ya todo un monumento y alberga dos espectaculares órganos. Asimismo, la capilla de Loreto alberga la Herzgruft, o «cripta de los corazones», donde se encuentra una colección de urnas de plata que contienen los corazones de 54 dirigentes de los Habsburgo.

View this post on Instagram

#thatlighttho

A post shared by Jens (@jensinscotland) on

4. La cripta imperial de Viena

Tras el trágico asesinato de Sissi en Ginebra, su cuerpo fue enterrado en la impresionante cripta imperial ubicada bajo la iglesia de Santa María de los Ángeles, conocida como la iglesia Capuchina. Aquí yace la emperatriz en compañía de los restos de otros 149 miembros de la familia de los Habsburgo. También puedes ver la corona del Sacro Romano Imperio que adorna el sarcófago del emperador Carlos VI.

5. Los jardines Volksgarten

Cerca de la iglesia de los Agustinos se encuentran unos magníficos jardines barrocos de estilo francés que alberga un monumento dedicado a Sissi. Tras rendir homenaje a la emperatriz, puedes descansar en el parque y contemplar el bonito jardín de rosas.

6. Demel K. u. K. Hofzuckerbackerei

Tras todo un día caminando por la ciudad es hora de descansar y reponer fuerzas en Cafe Demel, ubicado a poca distancia de Hofburg. Aquí fue donde Sissi, a pesar de estar obsesionada con su dieta, se daba algún que otro capricho dulce en forma de violetas confitadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close