Close
11 cosas que comer en Marruecos (a parte de tajín y cuscús)

11 cosas que comer en Marruecos (a parte de tajín y cuscús)

Cuando pensamos en gastronomía marroquí, lo primero que nos suele venir a la cabeza es el cuscús y el tajín. Aunque ambos platos están deliciosos, hay muchos más por descubrir.

Aviso: La autora de este artículo no se hace responsable de ningún deseo repentino de viajar a Marruecos.

1. Pan marroquí (khobz)

A los marroquíes les encanta el pan, siempre está presente en la mesa y acompaña casi todas las comidas, exceptuando el cuscús. Algunos prefieren prepararlo en casa, mientras que otros simplemente lo compran en la panadería. En las zonas rurales, el pan se hornea en un horno de arcilla natural llamado takat.  Se hace con harina, levadura, un poco de agua, sémola, trigo y sal. Para un extra de sabor se pueden añadir semillas de anís y comino.


Escena de una panadería preparando khobz, foto: Tracy Hunter via VisualHunt.com / CC BY

2. Bissara

Esta conocida sopa, por la que no tendrás que soltar muchos dirhams, se elabora con habas y se sirve con un chorro de aceite de oliva, pimiento rojo y comino. Se puede comer con pan recién horneado o con una cuchara.


Bissara, una sopa típica de Marruecos

3. Briwate

El briwate es como una empanada de pasta filo frita en forma de triángulo o de cilindro que se puede rellenar de almendras y azúcar, pollo y queso, albóndigas y hierbas aromáticas. Es exquisito y crujiente: un acompañamiento perfecto.


Briwate

4. Rfissa

El rfissa es un plato muy popular que se prepara en ocasiones especiales como las celebraciones tradicionales. Se elabora con pollo, cebolla, lentejas, aceite de oliva y varias especias. Es muy consumido por los habitantes de Casablanca y también en las zonas rurales. En Fez hay una versión del mismo plato: se llama trid y se hace con carne de paloma.


Rfissa, foto: Hicham Souilmi via Visual hunt / CC BY-ND

5. Harira

Esta sopa marroquí tan auténtica se prepara con tomates, lentejas, albóndigas y verduras. Es común comerla para romper el ayuno durante el Ramadán. Aderezada con un chorrito de zumo de limón, esta sopa a menudo se sirve con dátiles o con un dulce marroquí llamado chebakia, que se puede encontrar en los zocos, en los quioscos o en los restaurantes marroquíes.


La harira, una sopa tradicional marroquí

6. Pastilla (besstila)

Este famoso plato se prepara en todas las bodas, y puede ser dulce o salado. La pastilla más conocida se elabora con carne de pollo, almendras y huevos; todo aderezado con azafrán, canela y cilantro fresco y decorado con canela y azúcar o miel. Créeme, te encantará.


Pastilla

7. Ensaladas marroquíes

En general, las comidas marroquíes comienzan con una selección de ensaladas de verduras. La taktouka es una ensalada deliciosa hecha con tomates, pimientos verdes y ajo; el zaalouk, por otro lado, es un paté de berenjena ahumada con pimentón, ajo y comino. La salade marocaine es muy simple: se prepara en pocos minutos con tomates, pepinos, un chorrito de zumo de limón, pimienta y sal. Para acompañar, puedes probar también las zanahorias dulces o un platito de aceitunas de la región.


El zaalouk, una ensalada marroquí de berenjenas

8. Té de menta

El té de menta marroquí es una bebida caliente muy popular servida todo el día. No se trata de un té normal, sino que simboliza hospitalidad y tradición. Se prepara con hojas de menta fresca y azúcar, y normalmente se sirve con pastas de té marroquíes como los cuernos de gacela, ghriba y mhancha.


Té de menta dulce marroquí

9. Loubia

Las alubias, o loubia como se llaman en Marruecos, se pueden disfrutar acompañadas de pan recién horneado como plato principal, o también como guarnición. Es un plato clásico y lleno de sabor hecho con alubias, tomates, ajo, especias marroquíes y chiles picantes. Esta conocida comida callejera cuesta muy pocos dirhams.


Loubia, la popular comida callejera de Marruecos

10. Ghoulal (sopa de caracoles)

Los caracoles son una comida callejera muy común en Marruecos. Puedes encontrar vendedores de caracoles en todas las plazas principales, como la de Yamaa el Fna de Marrakech. Se sirven calientes en boles con caldo natural y se acompañan de un palillo para poder sacarlos de sus conchas.


Caracoles en venta en el mercado de Marrakech

11. Sfenj

El sfenj es una rosquilla frita y crujiente típica de Marruecos. Se hace con una masa fermentada y se come tal cual o con un poco de azúcar o mermelada por encima. Es una de las comidas callejeras de más éxito, y además se puede conseguir por solo dos o tres dirhams. A los marroquíes les gusta tomarlas bien calientes con un vaso de té de menta.


Los sfenj, rosquillas tradicionales marroquíes

La cocina marroquí es una de las más apreciadas del mundo, caracterizada por el uso de diversas especias, aceites, hierbas aromáticas y recetas tradicionales que representan un legado sagrado. Cada especialidad marroquí tiene su propio lugar en la sociedad y varía según la región, los hábitos alimentarios y el mercado. No hay duda de que la gastronomía marroquí brinda un viaje de sabores sin igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close