Close
7 de las mejores regiones vinícolas de Eslovenia

7 de las mejores regiones vinícolas de Eslovenia

Descubre siete de las mejores regiones vinícolas en Eslovenia, desde la hermosa costa de Istria hasta las mesetas del valle de Vipava.

¡Eslovenia es un país con mucho que ofrecer! Echa un vistazo a nuestras recomendaciones para descubrir los 15 monumentos y lugares imprescindibles que has de visitar sí o sí.

Además, también es un destino muy popular entre los entusiastas del enoturismo. Aunque puede que sus regiones vitivinícolas todavía no sean tan conocidas como las de Francia, Italia o España, lo cierto es que en Eslovenia se producen vinos de gran calidad. Sigue leyendo para conocer siete de las mejores regiones vinícolas del país, y si no las has visitado aún, toma nota para tu próxima escapada.

Goriska Brda

Con sus pintorescos pueblos situados en colinas y sus valles ondulados cubiertos de viñas, ya solo por sus paisajes, Goriska Brda merece una visita. Si a esto le añadimos la calidad de sus vinos, la zona se convierte en una parada obligatoria. Situada en la parte más occidental del país, la región, conocida como la «Toscana de Eslovenia», se encuentra en la frontera con Italia. La gran calidad de sus uvas se debe en buena parte al suelo rico en minerales de la zona. Uno de los vinos más populares es el Rebula, un vino blanco seco que se cultiva en suelo esloveno desde el siglo XIII. Con un sabor fresco, con toques de almendra, y un aroma afrutado, es perfecto para maridar con marisco o incluso para tomarlo como aperitivo. Si vas de excursión a esta región, además del Rebula podrás degustar Cabernet Sauvignon, Chardonnay o Merlot.

Baja Carniola (Dolenjska)

Famosa por sus castillos y aguas termales, Dolenjska también es la mayor región vinícola por superficie del país. Las casitas de los viñadores repartidas por toda la región y la diversidad de paisajes de la zona la convierten en un lugar muy popular entre los turistas. Durante tu visita a Baja Carniola, si no estás explorando los hermosos campos o relajándote en el balneario, lo más probable es que estés saboreando el manjar local, el Cviček. Este vino, uno de los más populares de Eslovenia, se elabora con variedades de uva blanca y roja. Tiene un sabor agrio bastante característico que seguro que no pasará desapercibido a tus papilas gustativas. Se trata de un vino único, con un contenido de alcohol realmente bajo (solo un 8,5%) y, sin duda, saborearlo en el lugar donde se produce es una experiencia imprescindible en Dolenjska.

Carso (Kras)

¿Será una coincidencia que otra región situada en la frontera con Italia también sea famosa por su buen vino? Justo al sur de Goriska Brda, la región de Carso (Kras en esloveno) es famosa por sus cuevas y su vino tinto. Los turistas que se acerquen hasta aquí para explorar la cueva más visitada de Europa, tendrán la ocasión de descubrir el vino Teran, un caldo de color rojo rubí elaborado con uvas Refosco. El suelo de arcilla roja típico de esta zona da al vino un sabor único e intenso. Se dice que este vino con aroma afrutado, parecido al de las bayas silvestres, es bueno para el corazón, el sistema vascular y el cerebro. Para disfrutarlo al máximo, acompáñalo con un buen plato del jamón típico de Carso.

Otra opción interesante es el Teranton, elaborado también con uvas Refosco. Antes de introducir el vino en las barricas, en las que pasarán unos 4 años, el mosto del Teranton debe macerar durante un largo período, a veces hasta 2 años. Una vez embotellado, se debe dejar reposar al menos otros seis meses. Como ves, es un proceso bastante largo, pero la espera merece la pena.

Maribor

Los amantes del vino deben hacer una parada aquí cuando visiten Eslovenia. Maribor se encuentra en una situación privilegiada, rodeado de colinas y de la cordillera Pohorje. Aquí se encuentra la vid más antigua del mundo, la Žametovka, una variedad de uva tinta con más de 400 años de antigüedad. La vid tiene su propio himno y cada año se le rinde homenaje durante la celebración del Festival de la Vid Antigua. Las diferentes rutas del vino te llevarán de viñedo en viñedo, permitiéndote explorar y descubrir a fondo esta pintoresca ciudad. Los vinos blancos, como el Riesling y el Moscatel, son muy populares en esta zona, y son una opción perfecta para disfrutar con un plato de sushi, sashimi, salmón o pescado a la parrilla.

Valle de Vipava

El viento bora, el sol y las mesetas, hacen del valle de Vipava, situado entre el Mediterráneo y los Alpes, el lugar ideal para la viticultura. Si sus paisajes son un regalo para la vista, sus vinos lo son para el paladar. Muchas bodegas de la zona ofrecen la posibilidad de realizar visitas guiada por sus instalaciones, con degustación de productos locales incluida. Los dos vinos más comunes que se producen aquí son el Zelen y el Pinela, ambos blancos secos. Los aromas distintivos del Pinela son un auténtico placer para el olfato, mientras que el Zelen se caracteriza por su tonalidad verdosa y su fragancia a melocotón.

Istria

Istria, la península del mar Adriático dividida entre Eslovenia, Croacia e Italia, es un paraíso para los amantes del mar y del vino. La región recibe muchos visitantes cada verano, que viajan hasta aquí no solo para disfrutar del sol y la playa, sino también para explorar las bodegas de la región. Tanto los tintos como los blancos son populares entre lugareños y turistas. El Refosco, de color rojo rubí, es una de las especialidades de esta región y ha situado a Eslovenia en el mapa vinícola europeo. El Merlot y el Cabernet Sauvignon son otros tintos locales muy populares. En cuanto a los vinos blancos, el Malvasia es el preferido. Este blanco es perfecto para disfrutar con los mariscos típicos de la cocina tradicional de Istria.

Jeruzalem

Jeruzalem es una región situada en el noreste de Eslovenia. Cuenta la leyenda que aquí, la elaboración de vino se remonta a más de 2400 años, mucho antes de la llegada de los romanos. Esta zona no está densamente poblada, por lo que los viajeros pueden disfrutar realmente de su experiencia y descubrir con calma la gran calidad de sus vinos. El Beli Pinot y el Šipon (o Furmint) son las variedades de uva más populares de la región. El Šipon se utiliza para producir vino blanco seco, con un característico aroma ahumado con toques de lima y pera, y vino dulce. Disfruta de su sabor y frescura mientras contemplas las vistas panorámicas de las colinas de Jeruzalem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close