Close
Alrededor del mundo en distintas maneras de mostrar afecto en público

Alrededor del mundo en distintas maneras de mostrar afecto en público

Musement echa un vistazo a qué tipo de demostraciones públicas de afecto son apropiadas, y cuándo lo son, con tus seres queridos —u otras personas— en varios países del mundo.

En este mundo hay dos tipos de personas: los que no paran de dar abrazos y los introvertidos intocables. Si sales con una persona del primer grupo, esta saltará a tus brazos nada más verte, te abrazará y te besará, y no perderá ninguna oportunidad para mostrarte cuánto te quiere con cualquier tipo de muestra cariñosa. Una persona del segundo grupo, sin embargo, no puede soportar la intrusión en su espacio personal, hasta cuando se trata de seres queridos, y raramente estarán dispuestos a hacerte una demostración de afecto en público —como un beso en la mejilla.

Seas del tipo que seas, es bueno saber que cuando se trata de mostrar afecto en público en otras partes del mundo, nos encontramos un poco de todo. En algunos lugares, solo con ir de la mano con alguien ya es sinónimo de la expresión total de los sentimientos de uno hacia el otro, mientras que en otros países, se considera de mala educación no aceptar abrazos y besos de gente que apenas conoces.

A continuación te explicamos cómo te debes comportar en público —con tu pareja y otras personas— en diferentes países del mundo.

En Cambodia, Laos y Tailandia, y en general en todos los países budistas, deberías evitar llevar ropa atrevida para no ofender la sensibilidad de los lugareños, y también deberías evitar cualquier tipo de contacto físico en público —hasta las muestras de cariño más inocentes, como ir de la mano mientras paseas.

Lo mismo ocurre en Nepal, donde cualquier tipo de contacto físico y muestra de afecto está estrictamente prohibida, hasta ir de la mano. Solo las parejas casadas pueden atreverse a tener este comportamiento en público, y hasta en este caso van a llamar la atención.

En Sri Lanka, el contacto físico en público tiene tan mala reputación que algunas parejas usan grandes paraguas para esconderse al besarse o abrazarse.

En Japón, donde hasta estornudar en la calle se considera de mala educación, mostrar afecto en público es algo que no suele suceder. Cualquier beso (aunque sea en la mejilla), abrazo o mimo va a generar malestar.

En los países islámicos, los besos en la mejilla son la forma más común de saludarse entre dos hombres, y es perfectamente aceptable caminar cogidos de la mano, o del brazo, con un amigo del mismo sexo —pero no con tu pareja: a las parejas (heterosexuales) se les pide que mantengan un comportamiento modesto que no permite ningún tipo de contacto físico en lugares públicos. La homosexualidad, por otra parte, ni se contempla, por lo tanto, si ves a dos personas del mismo sexo yendo de la mano, se clasifican automáticamente como amigos.

En las grandes ciudades de India, a nadie le va a sorprender ver a parejas besándose en la calle. Sin embargo, en las zonas rurales y en ciudades más pequeñas, no se permite el contacto físico entre personas del sexo opuesto… ni durante la ceremonia de matrimonio. Con todo, es muy común ver a hombres paseando de lado, cogidos de los dedos meñiques.

En Estados Unidos, mostrar afecto en público no está prohibido, pero —dependiendo del nivel de cariño— la gente puede decir: “Idos a un hotel”.

En los países europeos, por otro lado, nadie se lo piensa dos veces a la hora de besar a su media naranja en la calle, en los bancos de los parques públicos, en las paradas de metro —o “contra las puertas de la noche”, como dijo Prévert, al más puro estilo francés. Como seguro que has deducido, abrazarse o ir de la mano no tiene la más mínima importancia.

Ocurre lo mismo en México, Argentina y Perú, donde las parejas se besan, se abrazan y se dan la mano en cualquier parte. En Perú, hasta hay un parque dedicado a los amantes: el parque del Amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close