Close
Un viaje por las islas más bonitas de Escocia

Un viaje por las islas más bonitas de Escocia

Salvajes, remotas, ricas en historia, con una geología única y repletas de flora y fauna, así son las islas más bonitas de Escocia.

Paisajes impresionantes, playas vírgenes y un montón de whisky… ¡visitar las islas escocesas siempre es una aventura! Si todavía no tienes claro cuáles visitar, he aquí 10 de las más bonitas:

1. Skye

Considerada una de las islas más pintorescas y majestuosas de Escocia, Skye es mundialmente famosa por sus paisajes deslumbrantes. Desde las aguas cristalinas de las famosas Fairy Pools hasta los picos de las montañas Cuillin, Skye es un paraíso para los amantes de la aventura y la naturaleza.

2. Tiree

La isla Tiree forma parte del archipiélago de las Hébridas Interiores. Con tan solo 16 km de largo y 8 km de ancho, es el refugio perfecto para aquellos que quieran escapar de la rutina y del ajetreo de la vida cotidiana. A lo largo de la costa se suceden bahías aisladas de arena fina y blanca. Y por si esto fuera poco, gracias a su ubicación en la Corriente del Golfo, recibe más horas de luz solar que cualquier otra isla escocesa. Si tienes suerte, durante tu visita quizás avistes a uno de los enormes tiburones peregrinos que frecuentan sus aguas para alimentarse de plancton en verano.

3. Shetland

De las más de 100 islas que comprenden las islas Shetland, alrededor de 15 están habitadas. Son el punto más septentrional de Gran Bretaña y tienen influencias escocesas y nórdicas. Es un destino ideal para los amantes de la vida silvestre, ya que es posible avistar multitud de aves exóticas, ballenas, delfines y focas.

4. Jura

Jura es una pequeña y remota isla situada en la costa oeste de Escocia, conocida por su paisaje agreste, sus montañas altas, su remolino marino y su sabroso whisky. Con una población de tan solo 200 habitantes, la isla es famosa por la gran cantidad de ciervos salvajes que habitan el ella (unos 6000 aproximadamente). El escritor George Orwell, que vino a Jura buscando paz y tranquilidad para escribir su libro más famoso (1984), la describió como «el lugar más difícil de alcanzar».

View this post on Instagram

The #PapsOfJura and a dream cottage ♡

A post shared by Juliette H (@juliette_bxl) on

5. Orcadas

El archipiélago de las Orcadas está formado por unas 70 islas, de las cuales solo unas 20 están habitadas. La isla más grande, Mainland, es una buena base para visitar el resto de las islas. Con idílicos senderos a lo largo de la costa, acantilados espectaculares, un interesante legado vikingo, destilerías de whisky y una rica vida silvestre, seguro que las Orcadas ¡no te defraudarán!

6. Arran

Arran tiene algo para todos los gustos. A poca distancia de Glasgow, la isla cuenta con campos de golf, balnearios, una fábrica de cerveza, una destilería de whisky y muchas rutas de senderismo, incluyendo la que sube hasta Goat Fell. En las aguas de la isla también es habitual ver delfines y focas, así que no te sorprendas si los ves nadar junto al ferri de camino a Arran.

7. Islay

Islay, la quinta isla más grande de Escocia y la más meridional del archipiélago de las Hébridas Interiores, es conocida por su producción de whisky y ginebra. Aunque en la actualidad cuenta con nueve destilerías en funcionamiento, Islay no es solo un paraíso para los amantes del whisky. La isla conquista a todo aquel que la visita con su ambiente tranquilo, su excepcional marisco, su vida silvestre y sus espectaculares paisajes costeros.

8. Lewis y Harris

Lewis y Harris es la isla más grande de las Hébridas Exteriores. Las montañas salvajes, las playas de arena blanca y los paisajes lunares te dejarán sin palabras. La playa de Luskentyre, con su arena blanca y mar de color turquesa, es una de las paradas imprescidibles de la isla y ¡un paraíso para los amantes de Instagram!

9. Barra

Barra es una de las islas habitadas más al sur de las Hébridas Exteriores, y sus playas no tienen nada que envidiarle a las del Caribe. A la isla se puede llegar en ferri o en avión, y aterrizar en su aeropuerto es toda una experiencia, ya que la pista de aterrizaje es la arena de la playa (cuando la marea baja).

10. Iona

Esta pequeña isla de tierra fértil cuenta con preciosas playas de arena, excelentes rutas de senderismo y una gran diversidad de fauna y flora. Durante siglos, Iona ha sido un lugar importante para el cristianismo. San Columbano llegó a la isla en el año 563 d.C. y fundó un monasterio. Y más tarde, la abadía se convirtió en un centro importante para la difusión del cristianismo en Escocia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close