Close
Cómo disfrutar de Cinque Terre como un lugareño

Cómo disfrutar de Cinque Terre como un lugareño

Cinque Terre encabeza las listas de deseos viajeros tanto de los que visitan Italia como de los que sueñan en ir.

Introducción

Cinque Terre, topónimo que significa cinco tierras, es un parque nacional declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, formado por cinco antiguos pueblecitos marineros: Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Se tiene constancia documentada de la región desde el siglo XI, aunque su historia precede sin duda esta fecha.

Portovenere

A pesar de que no constituye uno de los cinco pueblos, Portovenere se apoda “la sexta cinque terre”, ya que oficialmente forma parte del parque nacional. Ubicado en el legendario Golfo dei Poeti (golfo de los poetas), el pueblo es un poco menos transitado que el resto y quizás aun más encantador que los otros cinco. Desde aquí puedes coger un ferry (más información abajo). Cuando paras en el puerto, te da la bienvenida una estrecha línea de coloridos edificios apretados que parece impenetrable, que se erigen firmes como soldados. Detrás de ellos está un pueblo laberíntico que sube y baja, con un montón de escaleras y callejuelas que explorar. Te robará el corazón.

Las playas

Quizás pensarás que Cinque Terre es una meca de la playa, pues está situado en la costa italiana. Sin embargo, este no es el caso. No nos malinterpretes, aquí aun puedes experimentar la vida playera italiana en estado puro, pero la costa es tan escarpada que tus opciones van a ser un poco limitadas. Creemos que esto solo hace que añadir encanto a Cinque Terre, pero vamos a dejar que lo juzgues tú mismo. Aquí tienes una pequeña explicación de las playas…

Monterosso es la única de las cinco con una “playa de verdad” equipada con instalaciones como clubs de playa y donde realmente puedes disfrutar del mar al estilo italiano. En Vernazza, te puedes bañar en el puerto, saltar al mar desde el muelle o llegar hasta una playa muy rocosa a través de un pasaje que hay justo antes de la plaza principal (a tu izquierda si estás frente a la plaza).

Las playas salvajes de Corniglia son las más toscas, puedes alcanzarlas desde la estación de tren siguiendo las señales al puerto y bajando. El agua adquiere más profundidad en este lugar. ¿A lo mejor has oído a hablar de la mítica playa de Guvano, de ropa opcional? Está tan solo a 15 minutos andando hacia Vernazza, en un túnel ferroviario abandonado. Pasarás la mayor parte del tiempo en completa oscuridad. No es obligatorio hacer nudismo, pero si acudes y no te lo quitas todo, recuerda ser respetuoso con la gente que sí lo hace. En otras palabras, no te quedes pasmado mirándolos. Es de mala educación.

View this post on Instagram

📍Guvano Beach, Italy 👉🏼This hard-to-find, clothing-optional beach is situated between Cornigla and Vernazza. Getting there involves walking through an abandoned railway tunnel: 🔹Walk down the Lardarina steps from Corniglia, turn right and walk towards the lonely house there. You will find the tunnel entrance near the house.The tunnel is completely dark, so take a good flashlight with you. You'll be walking in pitch dark for about 20 minutes and at some points you will feel that it's just an endless tunnel. But don't worry, it will end and you will find yourself on the other side of Corniglia, in a beautiful oasis of olive trees. From here, you can descend to the beach on a steep path. 🔹It's a "clothing optional" beach so only go there if nude people do not bother you. There are usually not too many people around so you can surely find a peaceful corner for your towel. #italy🇮🇹 #italy #italia #corniglia #cinqueterre #discover #travel #viaggio #destination #traveling #hidden #tunnel #tunnels #guvanobeach

A post shared by Italize 🇮🇹 (@italize.lc) on

La falta de una playa de verdad en Manarola no ha echado para atrás a los “playeros”, que se afincan en la rampa o en las rocas que hay a lo largo del puerto para absorber un poco de vitamina D y también para nadar. La playa de Fassola en Riomaggiore es diminuta y rocosa, y queda al lado sur del puerto del pueblo. Si caminas hacia donde se toma el ferry, te la vas a encontrar. Aquí nadar en el puerto está prohibido.

Es bueno saber…

Una amiga se refiere a Corniglia como el pueblo que nadie visita porque queda muy arriba y nadie quiere subir los 382 escalones. Primero, no es para tanto. Segundo, siempre hay un pequeño autobús al lado de la estación de tren que te sube al pueblo por tan solo 1,50 euros. Ve. Vale la pena.

Moverse

Los trenes son estupendos, no obstante, prepárate para retrasos y muchedumbres. Los trayectos en tren entre un pueblo y el otro son de unos cinco minutos cada uno, y un billete de tren entre cualquiera de los cinco pueblos cuesta 4 euros por trayecto. Sí, un billete de ida y vuelta entre Monterosso y Vernazza o Manarola y Riomaggiore cuesta 8 euros. Lo más importante: NO TE OLVIDES DE VALIDAR EL BILLETE EN LAS MÁQUINAS VERDES DEL ANDÉN.

Si no llevas el billete validado, tendrás que pagar una multa de 100 euros ahí mismo. Si no lo haces, te echarán de la estación y te llevarán a la comisaría. Hacerte el sueco no te va a funcionar… los vigilantes se lo toman muy en serio, ya que Trenitalia genera una buena porción de ingresos a partir de estas multas. Si, por alguna razón, la máquina de validar no funciona (¡y realmente pasa muy a menudo!), ve a buscar un vigilante tan pronto como te subas al tren y ¡díselo antes de que te encuentren! De esta manera no tendrás que pagar la multa. Si vas a hacer senderismo (más información abajo), seguramente te van a dar una Cinque Terre Card y puedes añadir la opción de viajes diarios ilimitados por un coste adicional.

Aunque los trenes son muy prácticos, la mejor manera de ver los pueblos es desde el agua, por lo que como mínimo deberías hacer el viaje de ida en ferry y luego coger los trenes de vuelta. El ferry tiene parada en todos los pueblos excepto Corniglia, que no tiene puerto. Hasta que el sendero entre Corniglia y Manarola no esté arreglado (es uno de los senderos más fáciles entre los pueblos), la mejor opción es coger el tren. Consulta la información sobre los horarios y los billetes.

Otra vez, puede haber retrasos (y muchos) en el tren y en el ferry. Con la gran cantidad de gente que hay seguir los horarios es todo un reto.

Senderismo

Cinque Terre es mundialmente famoso por sus senderos. Una pequeña observación: si planeas quedarte en alguno de los pueblos, no hace falta que te lleves todas tus cosas contigo. ¡Los pueblos están muy cerca! Coge el tren desde un pueblo al otro, haz el check-in en el hotel, deja tus cosas y luego regresa y empieza a caminar. ¿A quién no le gusta andar ligero?

La gastronomía

Al estar situado en la costa, no debería sorprender que muchos restaurantes sirvan marisco. Sin embargo, también encontrarás platos que no son a base de pescado, como el conejo alla ligure o los pansoti con salsa de nueces. Lo que separa lo bueno de lo no tan bueno son los sitios que venden pescado local fresco. Por ejemplo, según mi amiga Christine Mitchell, si ves un cangrejo o una langosta en la carta, desconfía. En Liguria hay langostas, del “tipo delgado y espinado”, y Christine dice que son muy caras. Por lo tanto, si ves un sitio donde ofrecen pasta con langosta por 10 euros, deberías preguntarte de dónde sacan la langosta. Otras delicadezas locales:

  • Focaccia: si de verdad quieres hacer como los lugareños, deberías comer focaccia para desayunar y mojarla en el capuchino.
  • Farinata: pan sin levadura hecho a base de harina de garbanzo.
  • Obviamente, ¡el pesto aquí es el rey! El pesto hecho con albahaca de Prà siempre es impresionante.
  • Si ves mejillones rellenos en la carta, ¡pruébalos! Se trata de una antigua receta ligura que no mucha gente prepara porque toma bastante tiempo.
  • Monterosso es famoso por sus anchoas, así que te las vas a encontrar en todas sus formas: en escabeche, con limón, fritas, rellenas, con mantequilla y pan, etc.
  • La salsa di noci, o de nueces, también es bastante popular.
  • Testaroli: un tipo de pasta antigua que se parece a un crep cortado a triángulos y a menudo servido con pesto. Proviene de los etruscos.

Dónde comer en cada ciudad

Monterosso

  • La Cantina di Miky
  • Ristorante Miky
  • L’ancroa della Tartuga
  • Torre Aurora

View this post on Instagram

Pasta Time 🍝🍝🍝

A post shared by Noura Enzo (@nourasamet) on

Vernazza

  • Belforte

Corniglia

  • A Cantina de Mananan

Manarola

  • da Billy
  • Nessun Dorme for drinks

Riomaggiore

  • Rio Bistro
  • Ripa del Sole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close