Close
6 tipos de comida callejera en Palermo

6 tipos de comida callejera en Palermo

Musement hace un repaso por alguna de las mejores opciones de comida callejera en Palermo.

Tanto si eres vegetariano como si comes carne, un solo viaje a Palermo no bastará para probar toda la gastronomía, ¡así que tendrás que volver!

Los palermitanos tienen fama de gustarles lo frito, pero sería muy injusto decir que la gastronomía de la ciudad se reduce únicamente a eso. La gastronomía siciliana es un reflejo de la variedad de culturas y colores de la isla. La gente, la arquitectura y el arte son tan buen ejemplo de la historia de Sicilia como su gastronomía.

La comida de Palermo se caracteriza por las influencias de árabes, romanos, normandos, griegos, españoles, judíos y otros pueblos; una mezcla que es especialmente evidente en la comida callejera. En Palermo se toman muy en serio la comida callejera (y la comida en general). Puedes encontrar algo auténtico, rico y barato que llevarte a la boca en cualquier sitio y a cualquier hora.

La comida callejera es omnipresente, por lo que no sorprende que las grandes cadenas multinacionales de comida rápida no estén muy presentes en la isla.

Resultaría prácticamente imposible hacer una lista completa y detallada de todas las especialidades gastronómicas callejeras de la capital siciliana un solo artículo, así que hemos creado una versión resumida de algunas de las especialidades más destacadas de Palermo.

1. Pani Ca Meusa

Es el bocadillo de Palermo por excelencia. Si solo puedes probar una comida callejera, que sea esta. De origen judío, fue inventado en el siglo XIII. Hay que confesar que no es demasiado glamuroso (lleva bazo), pero tienes que probarlo. Si quieres probar los más auténticos, los encontrarás en Rocky’s, il Re della Vucceria (mercado histórico de Palermo) o en el puesto de Nino U’ Ballerino. Llevan un simple toque de limón como aliño (en Nino’s también le ponen queso caciocavallo). Si es tu primera visita recomendamos ir a Franco U ‘Vastiddaru y pedirlo completo: con limón, queso caciocavallo y ricotta.

View this post on Instagram

Non fate gli schizzinosi, il panino ca meusa alla Vucciria è la pausa pranzo perfetta 😋 . . ~~~~~~~~ . . #eeeeeats #gloobyfood #thefeedfeed #onmytable #heresmyfood #beautifulcuisines #hautecuisines #ilfoodchevale #ammazzachefood #dulcisinfood #baffettofood #official_italian_food #foodbloggerxcaso #food_instalove #piattiitaliani #campaniafoodblog #italianfood #italyfood #italyfoodporn #foodditaly #100ita #don_in_cucina #cucinamediterranea #piattitipici #piattitipiciregionali #pranzoitaliano #bontaitaliane #foodbloggeritaliani #italyfoodedrink #paninocameusa @bontaitaliane @piattitipici @100ita @_cotto_e_postato_ @dulcisinfood @pranzoitaliano @love_food_extra @baffettofood @ilfoodchevale @ammazza_che_food @mazza_chebuono

A post shared by Vincenzo Giordano (@vinzgiord) on

2. Arancine

Estas bolitas de arroz rellenas de carne estofada, queso, espinaca o lo que quieras y fritas son la comida callejera más famosa de Italia. Están blandas y calientes por dentro y crujientes y doradas por fuera. Mis favoritas son las de Recupero; al menos las que siguen la receta más tradicional, llamada al burro, con bechamel, jamón y mozzarella.

Ke Palle es un local bastante nuevo que sirve opciones muy interesantes. AVISO: en Palermo (al contrario de lo que ocurre en la costa este de Sicilia), arancina es una palabra femenina, cuyo plural es arancine, no arancini. No te diremos lo que pasa si usas el término incorrecto. Ya lo agradecerás después.

3. Lo sfincione

Imagina una focaccia esponjosa, pero con cosas encima y te harás una buena idea de lo que es lo sfincione. Dicen que las monjas del convento de San Vito inventaron esta especie de pizza gruesa y esponjosa cubierta de salsa de tomate, cebolla, orégano, anchoas y queso. ¡Para comer con moderación!

4. Pane, panelle e crocchè

Esta especialidad debe su origen a los árabes y en principio puede parecer una auténtica aberración gastronómica y nutricional, ya que es un bocadillo hecho con harina de garbanzos frita (panelle) y puré de patata frito (crocchè). Está buenísimo y seguro que será uno de los motivos por los que te gustaría quedarte más tiempo en Palermo. A los niños les encanta comer esto en la playa.

5. Pulpo

La comida callejera no siempre tiene que ser pesada o servirse en bocadillo. En Palermo puedes comer pulpo en trocitos, aliñado con zumo de limón y perejil. Si te apetece, pásate por alguno de los tres mercados históricos de la ciudad: Vucciria, Il Mercato del Capo y Ballarò. Asegúrate de pedirlo al vendedor que lo prepare delante de ti para saber que es fresco.

6. Stigghiuola

Abstenerse los vegetarianos y los viajeros de estómago delicado; este plato es solo para aventureros gastronómicos que se atrevan con todo. Una stigghiuola es un plato que se remonta a la época de los griegos: tripa aderezada con limón, perejil, sal y pimienta y cocinada a la plancha. No puedo recomendar sitios donde probarlo. El día en que te apetezca, deja que sea el humo de la barbacoa el que te guíe. Puedes probarlo en la acera de una calle, en aparcamientos e incluso debajo de puentes. ¡Cuidado con acercarte demasiado a la stigghiuola cuando la cortes!

1 comment

  1. Arancino o arancine? Es una gran duda por los Sicilianos.
    Qué hambre viendo estas fotos de comida!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close