Close
5 cosas que quizás no sabías sobre Versalles

5 cosas que quizás no sabías sobre Versalles

Desde un zoo comisionado por Luis XIV a un tesoro oculto, echamos un vistazo a cinco cosas que deberías saber sobre el Palacio de Versalles… a poder ser antes de que reserves tu visita.

Con 2300 habitaciones repartidas en 67002 m2, el Palacio de Versalles es el más grande del mundo. A menos de una hora de París, Versalles atrae a 7,5 millones de visitantes cada año. Los turistas acuden de todas partes para ver los Aposentos Reales, el Gran Trianón, la Galería de los Espejos y el Gran Canal, así como los frondosos jardines diseñados por André Le Nôtre, el escenario de los famosos espectáculos de agua.

No obstante, pocas personas que visitan Versalles saben que pueden disfrutar de excelente gastronomía francesa, acudir a un espectáculo ecuestre o visitar una sala llena de tesoros ocultos que normalmente no está abierta al público.

Hay mucho más de lo que parece en este majestuoso palacio, por eso te explicamos cinco cosas que a lo mejor no sabes de Versalles y que harán que tu visita sea más inolvidable si cabe.

1. Versalles acogió una Royal Menagerie

¿Sabías que Versalles acogió un zoo con todo tipo de animales salvajes, pájaros y animales exóticos de todo el mundo? Fue uno de los primeros proyectos de Luis XIV para hacer ostentación de su poder y prestigio global, y con él transformó la pequeña cabaña de caza de su padre en un palacio para su corte y autoridades. En 1663 el arquitecto Luis le Vas empezó la construcción del zoo, el primero en separar los animales por especies y adaptar especialmente los espacios en los que los cortesanos del Rey Sol pasarían su tiempo. Posteriormente, este modelo fue adoptado por toda Europa, y las ménageries de este tipo pasaron a llamarse zoos.

2. En los terrenos del palacio tuvieron lugar muchos experimentos científicos

La Corte de Versalles era más que una fuente de placeres fútiles, intriga y entretenimiento. De hecho, el palacio tuvo un papel clave en la investigación científica, especialmente durante el periodo de la Ilustración bajo Luis XV y Luis XVI. Ambos reyes eran unos apasionados de la ciencia y coleccionaban instrumentos que se habían utilizado durante experimentos de cirugía, espacio aéreo, electricidad, astronomía y cartografía.

Los estudios zoológicos alcanzaron nuevas metas con la Royal Menagerie de Luis XIV. Los doctores diseccionaron muchos animales (incluso un elefante) y las intensas actividades de investigación que se llevaron a cabo en Versalles más tarde condujeron a la creación de escuelas veterinarias. La pasión del Rey Sol por la fruta y la verdura también condujo a un gran progreso en los campos de la botánica y la agricultura, lo que continuó bajo el reinado de Luis XV. Su jardín era el más rico de Europa, ya que incluía 400 especies botánicas de todo el mundo, como la piña, la vainilla, el café, etc. La abundancia de los huertos de Versalles aun se valora hoy en día. De hecho, el famoso chef Alain Ducasse ha cocinado con sus frutas y verduras durante años.

3. La Petite Écurie esconde una galería de arte

Mientras Luis XV y Luis XVI coleccionaban instrumentos científicos (que fueron donados a varias instituciones científicas y museos después de la Revolución), el Rey Sol coleccionaba arte. La Petite Écurie (pequeño establo) del rey, situada en la plaza de Armas delante del palacio, esconde muchos tesoros artísticos. Esta galería de moldes y esculturas contiene nada más y nada menos que 5000 trabajos impresionantes de la Escuela de Bellas Artes, la Sorbona y el Louvre. Esta extraordinaria colección está abierta al público para ocasiones especiales como la Noche de los Museos, Días de Patrimonio o reuniones. Si coincide que te encuentras ahí cuando la Petite Écurie está abierta, ¡ve a verla!

4. La prestigiosa Academia de Espectáculos Ecuestres Bartabas se encuentra en Versalles

La Petite Écurie, que antaño guardó los caballos y los carruajes del Rey, dejó de desempeñar esta función en 1787. Sin embargo, la tradición ecuestre del palacio sigue bien viva en la actualidad en la Grande Écurie (establo grande). La Academia Bartabas, un prestigioso teatro ecuestre, hizo un espectáculo aquí en 2003 por primera vez y aun hoy en día representa espectáculos en este emplazamiento. Sus increíbles actuaciones reflejan la genialidad de la academia y la pasión por combinar diferentes formas de arte. No te olvides de visitar los establos, y maravíllate con la colección de coches de ceremonia en la Galería de las Carrozas.

5. El chef Alain Ducasse restablece el esplendor de la suntuosa comida real de palacio

No es ningún secreto que las cenas de Luis XIV eran auténticos festines. No solo simbolizaban el poder de la monarquía sino que establecieron la gran reputación de Francia por la gastronomía y la buena presentación. Pues bien, puedes revivir estas suntuosas ceremonias que se organizaban alrededor de la mesa del rey en el restaurante Ore del chef Alain Ducasse en el Pabellón Dufour de Versalles. Disfruta de una comida en un entorno espléndido y deléitate con recetas inspiradas en la corte real con un toque moderno. Para el desayuno puedes elegir entre las opciones El Despertar de la Reina y El Despertar del Rey, y a la hora de comer la carta ofrece una selección de sándwiches sofisticados, así como las opciones Príncipe y Princesa creadas especialmente para los niños. Acaba con algo dulce con Los Placeres de María Antonieta. Por la noche, después de que las puertas del palacio se hayan cerrado, el restaurante se convierte en escenario de cenas exclusivas.

https://www.instagram.com/p/BevLmrnhaW6/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close