Close
Dónde ver cinco obras de arte robadas (y recuperadas) en Europa

Dónde ver cinco obras de arte robadas (y recuperadas) en Europa

Los robos de arte han sido un delito consabido a lo largo de los siglos, a causa de los que se han perdido piezas para siempre. Musement echa un vistazo a cinco cuadros que fueron robados y recuperados con éxito, así como dónde encontrarlos.

A primera vista, nada parecía fuera de lo normal en el Museo Van Gogh de Ámstedam durante una fría noche de diciembre de 2002. De repente, se rompieron los cristales y la alarma de disparó. No obstante, Octave Durham (conocido en el mundo del robo de arte como el Mono) y su cómplice hacía rato que se habían largado con dos obras maestras del artista debajo del brazo: Vista de la playa de Scheveningen (1882) y Salida de la iglesia de Nuenen (1884-1885). Sin saberlo, los ladrones, que pensaban que lo único que habían dejado en el lugar era una escalera y unos cuantos vigilantes atónitos, obviaron las trazas de su ADN en el lugar del delito. Finalmente se llevó a los ladrones ante la justicia, aunque su botín nunca se recuperó.

Damos un salto de 14 años y nos situamos en una redada llevada a cabo en la casa de un narcotraficante de la Camorra, en Castellammare di Stabia, al sur de Nápoles, donde la policía se encontró con una agradable sorpresa: los dos cuadros de Van Gogh desaparecidos.


Salida de la iglesia de Nuenen de Vincent van Gogh, 1884

No, no es la sinopsis de una nueva película de James Bond ni el argumento del último libro de Dan Brown. El 30 de septiembre de 2016 marcó el fin de un caso que la FBI había considerado como uno de los diez delitos de arte más importantes del mundo. Las obras maestras de Van Gogh regresaron al Museo Van Gogh y se volvieron a situar entre la aclamada colección de los trabajos del artista holandés.

Se cree que los objetos culturales son la tercera trata más común, y a lo largo de los siglos, se han robado numerosas piezas de museos, iglesias y casas particulares. Algunos casos permanecen irresueltos, con piezas que se dan por perdidas para siempre; otros casos han acabado un poco mejor. A continuación te presentamos cinco cuadros robados que fueron recuperados y te decimos dónde verlos.

La dama del armiño: entre las oficinas de Hitler y Franz


La dama del armiño de Leonardo da Vinci, 1489-1490

La dama del armiño de Leonardo da Vinci representa a una mujer noble vestida de forma sencilla pero elegante sujetando una cría de armiño (una especie de comadreja con la cola corta). Todo apunta a que la dama es Cecilia Gallerani, la joven amante de Ludovico Sforza, el duque de Milán. En la actualidad este bonito cuadro se encuentra en el Castillo de Wawel de Cracovia. La obra había estado expuesta en el Museo Czartoryski antes de que los nazis lo incautaran en el 1939. Un año después, Hans Frank, el malvado gobernador de Polonia, le pidió el cuadro a Hitler para colgarlo en su oficina y Hitler accedió. Cuando las tropas rusas invadieron Polonia en 1945, Frank cogió la obra y se fugó a su casa de Múnich, donde finalmente los aliados recuperaron la pieza durante la captura de Frank.

Castillo de Wawel
Wawel 5, 31-001 Cracovia, Polonia
+48 12 422 51 55
Martes a Viernes: 9.30 a 17 h
Sábado y domingo: 10 a 17 h
Lunes cerrado
Consigue la entrada para visitar el Castillo Wawel y ver La dama del armiño de Leonardo da Vinci aquí.

El grito de Munch: robado en 50 segundos


El grito de Edvard Munch, 1910

Edvard Munch pintó cuatro versiones de El grito, una de las imágenes más icónicas de todos los tiempos. Una de estas versiones ha sido robada… dos veces. El famoso cuadro muestra al propio artista transfigurado en un grito, una metáfora de su relación personal con el mundo que pretende animar a los que admiran la obra a cuestionarse a ellos mismos. El primer robo ocurrió en febrero de 1994, en el que en tan solo 50 segundos los ladrones se lo llevaron de la pared del Museo Munch de Oslo. Luego pidieron un rescate equivalente a un millón de dólares y les pillaron durante una operación clandestina en la que dos agentes se hicieron pasar por marchantes de antigüedades interesados en adquirir el cuadro. En 2004, unos ladrones armados atracaron el museo a punta de pistola y robaron El grito y La madonna. Ambos cuadros fueron finalmente recuperados y restaurados para arreglar los daños causados por la humedad. Hoy en día, El grito sigue siendo la obra destacada del Museo Munch, que desde entonces goza de mayores medidas de seguridad.

Museo Munch
Toyengata 53, 0578 Oslo, Noruega
+47 23 49 35 00
Lunes a Domingo: 10 a 16 h

Entrada gratuita

El duque de Wellington y el Robin Hood del transporte público


El duque de Wellington de Francisco de Goya, 1812-1814

El 21 de agosto de 1961, Kempton Bunton entró en la Galería Nacional por una ventana y robó El duque de Wellington de Goya. El conductor de autobús jubilado estaba tan consternado por el enorme gasto que el estado había incurrido por el cuadro que decidió robarlo y pedir un rescate de 140.000 libras para dar el dinero a los pobres y a los mayores marginados de la sociedad. Tras cuatro años de investigación, Bunton dejó la obra en la New Street Station de Birmingham y unos meses más tarde se entregó voluntariamente a la policía. En la actualidad el cuadro puede admirarse en la Galería Nacional de Londres. Más tarde, en 2012, se supo que había sido su hijo John el que cometió el robo. Como curiosidad, en 1962 (antes de que se resolviera el caso), la película de James Bond Licencia para matar incluyó una escena en la que Sean Connery se para un momento a contemplar El duque de Wellington de Goya cuando atraviesa la guardia submarina del enemigo, lo que sugería que la obra estaba en manos de un ladrón tan astuto como el malo de 007.

Galería Nacional, Trafalgar Square, Londres, WC2N 5DN, Reino Unido
Lunes a domingo de 10 a 18 h
Viernes de 10 a 21 h
Entrada gratuita

Retrato de Jacob de Gheyn III de Rembrandt: el cuadro que se ha robado más veces


Retrato de Jacob de Gheyn III de Rembrandt, 1596

El diminuto retrato (29,9 x 24,9 cm) del grabador holandés de Rembrandt Jacob de Gheyn III ha sido robado cuatro veces de la Dulwich Picture Gallery de Londres. En 1966, un grupo de ladrones robó el retrato y tres obras más; un hombre que paseaba su perro encontró la pieza unos días después debajo de un arbusto. Un visitante de la galería cometió el segundo robo metiéndose el cuadro debajo del abrigo y marchándose tranquilamente. La policía lo cogió rápidamente mientras se iba en bici, con el cuadro en la cesta, y dijo haberlo robado porque Jacob de Gheyn le recordaba a su madre. El museo escondió el tercer robo a la prensa, pero el cuarto ocurrió a lo Misión imposible, cuando un ladrón bajó por la claraboya con una cuerda. Tres años más tarde, gracias a una información anónima, las autoridades encontraron el cuadro robado en la consigna de la estación alemana de Munster. Hoy en día, los visitantes pueden admirar el cuadro más codiciado de Rembrandt en la Dulwich Picture Gallery de Londres.

Dulwich Picture Gallery
Gallery Rd, Southwark SE21 7AD, Reino Unido
Martes – Domingo: 10 a 17 h
Reserva tus entradas aquí.

¡La Mona Lisa pertenece a Italia!


La Mona Lisa de Leonardo da Vinci, 1503-1504

Sería imperdonable no mencionar el cuadro más famoso y protegido del mundo: ¡La Mona Lisa! La mañana del 21 de agosto de 1911, el personal del Louvre se dio cuenta de que La Mona Lisa no estaba en su sitio. Una vez seguros de que nadie había movido el cuadro, empezaron las investigaciones: las primeras sospechas apuntaron a artistas como Apollinaire y Picasso antes de dirigirse al archienemigo de Francia: el Imperio Alemán. Ninguna de estas pistas dio resultados, ya que el culpable fue, de hecho, Vincenzo Peruggia, un trabajador del Louvre movido por un patriotismo tan grande que decidió devolver esa misteriosa sonrisa a su patria. El cuadro estuvo colgado varios años encima de la mesa de su cocina, pero cuando intentó venderlo a un marchante de antigüedades fue arrestado en Florencia. Hoy, puedes admirar a La Mona Lisa en el Louvre de París… detrás de un cristal antibalas y con control de climatización fabricado especialmente para ella.

Museo del Louvre, 75001 París, Francia
Lunes a domingo: 9 a 18 h
Viernes: 9 a 22 h
Cerrado los martes
Reserva entradas para el Louvre con acceso prioritario aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close