Close
La vuelta al mundo en 8 playas de arena de colores

La vuelta al mundo en 8 playas de arena de colores

Vente con nosotros a recorrer el mundo a través de playas de ensueño con arena de colores: desde playas negras en Islandia al arenal rosa de Komodo, pasando por toda una gama de tonos increíblemente bellos, aquí van ocho playas de colores con las que vas a alucinar.

¿El rosa es el nuevo dorado? Si hablamos de arena, quizás sí. Aunque las hay francamente hermosas, hoy dejamos a un lado las típicas playas de arena dorada y salimos a descubrir arenales de colores que quitan el hipo. Si te quieres desmarcar de los destinos de playa “comunes”, los lugares que te proponemos a continuación te brindarán una experiencia original y de lo más colorida.

1. Arena negra en Vik, Islandia

Si has visitado Islandia, seguro que habrás experimentado en tu propia piel esa sensación de estar en otro planeta: la espectacular belleza del paisaje descoloca en el mejor de los sentidos, y si tienes la suerte de poder contemplar la aurora boreal ya ni hablamos. El pueblo de Vic, al sur de la isla, alberga una playa de arena negra que te va a hipnotizar: de origen volcánico y con columnas basálticas, el contraste del negro con la espuma blanca de las olas rompiendo en la orilla brinda una estampa mágica.

2. Arena lila en Pfeiffer Beach, Big Sur, California

Muchos se preguntan cómo puede ser que la arena de Pfeiffer Beach, en California, sea de tonos violeta. La respuesta está en los minerales presentes en ella, como el cuarzo, si bien el responsable de darle su característico color lila es principalmente el granate, que según la zona se encuentra en mayor o menor concentración. De hecho, si examinas la arena de cerca, podrás apreciar los diferentes minerales que la componen.

View this post on Instagram

Habt Ihr schonmal so schönen Sand gesehen? Das Bild ist entstanden am Pfeiffer Beach, ein rauer und felsiger Strand im Pfeiffer Big Sur State Park in Kalifornien. Die spannende Farbe im Sand ist übrigens kein künstlicher Fotoeffekt, die gibt es dort wirklich. 😳 Jahrhundertelang rätselten Wissenschaftler, weshalb sich der Sand je nach Wetter oder Gezeiten so violett einfärbt. Heute weiß man, dass es das Mineral Spessartin ist. Regen oder Hochwasser schwemmt das Mineral aus den Felsen, die den Strand umgeben, heraus und spült kleine Partikel davon zwischen den Sand. Dadurch bekommt der Sand jeden Tag neue spannende Muster und ist damit eine absolute Sensation. 🥰 Umrahmt wird der 800m breite Strandabschnitt von rauen Klippen und spannenden Felsformationen, die der Küste vorgelagert sind und die einen Teil der starken Brandung abfangen. Der Pazifik ist hier oft stürmisch und unruhig, deshalb ist Baden hier unmöglich, doch trotzdem kommen immer wieder Besucher die felsigen Klippen zum Strand hinunter, um das Naturschauspiel des bunten Sandes, der schroffen Felsformationen und der traumhaften Sonnenuntergänge zu bewundern. Manchmal sind es ja gerade diese rauen, schroffen Landschaften, die einen besonderen Reiz haben. Mögt Ihr auch so gerne Strandspaziergänge an schlecht-Wetter-Tagen, oder bevorzugt ihr schöne Badestrände? @Gettyimages/Tom Grubbe #terrax #zdf #pfeifferbeach #pfeifferstatebeach #purplebeach #bigsur #statepark #stateparks #naturliebhaber #naturliebe #naturfotograf #photosofnature #landscapeart #landscapepainting #fantastic_earthpix #fantastic_earthpics #discoverearth #awesomeglobe #bestplacetogo #bestplacetobe #bestplacetovisit #strandliebe #strandspaziergang #traumstrand #reisenfürweltentdecker #reisende #reisender #reisenmachtglücklich #reisenfuerweltentdecker

A post shared by ZDF Terra X (@terrax) on

3. Arena rosa en Pink Beach, Komodo

Pisar Pink Beach es como adentrarse en un mundo onírico de tonos pastel en el que da la impresión de que en cualquier momento puedes avistar un Pegaso. Esta maravilla natural de la isla indonesia de Komodo surgió gracias a unos organismos microscópicos llamados foraminíferos, los cuales producen un pigmento rojo en los arrecifes de coral que a lo largo del tiempo se mezclan con la arena blanca y dan como resultado este bucólico tono rosado. Como una de las pocas playas rosas del mundo, Pink Beach es una parada indispensable entre los turistas que visitan el Parque Nacional de Komodo.

4. Arena naranja/amarilla en Porto Ferro, Cerdeña

Cerdeña no necesitaba ninguna playa de arena de colores para convencernos de que es un destino vacacional magnífico, pero resulta que esconde un arenal naranja de ensueño que aún nos da más ganas de ir. Se trata de la playa de Porto Ferro, con 2 km de arena de tonos anaranjados surgidos a partir de una mezcla de la caliza ocre de la zona, con trocitos de conchas marinas y restos volcánicos. Completa la postal el agua cristalina y el bosque de pinos que enmarca la playa.

5. Arena verde en Papakolea Beach, Hawái

Papakolea Beach, en la Isla Grande de Hawái, es una de las cuatro playas verdes que existen en el mundo. De hecho, ¡desde lo lejos parece que la arena sea césped! Este peculiar color se lo da el olivino, un mineral cuyas partículas están mezcladas con la arena gracias al efecto del oleaje. Papakolea Beach se ubica en un enclave recóndito de la isla, el camino que conduce a ella es bastante exigente y, para colmo, se aconseja no bañarse ya que el océano suele estar muy agitado en este punto. Pese a todo esto, vale mucho la pena ir y contemplar esta rareza natural.

6. Arena roja en Cala Pregonda, Menorca

Cala Pregonda, al norte de Menorca, es conocida popularmente como “la cala roja”, pues llama la atención su arena de tonos rojizos. Algunos dicen que su paisaje recuerda a Marte, no solo por el color rojo sino también por el paisaje rocoso que rodea la cala. Con las aguas cristalinas típicas de la isla balear, está considerada una de las mejores calas de Menorca. Y como en todo paraíso, hay que pagar peaje para llegar: en este caso, una caminata de 30 minutos separa el aparcamiento de la playa.

7. Arena blanca en Hyam’s Beach, Jervis Bay, Australia

A 200 km de Sídney, Jervis Bay alberga varias playas increíblemente bellas, entre las cuales están Chinaman’s Beach y Seaman’s Beach, aunque es Hyam’s Beach la que siempre se lleva la palma. Todos hemos estado en playas de arena blanca… pero taaaan blanca como la de Hyam’s Beach seguro que no. De hecho, Hyams Beach entró en el Libro Guinness de los Récords por tener la arena más blanca del mundo, gracias a las finas partículas de cuarzo que se encuentran en ella.

8. Arena arcoiris en Glass Beach, Fort Bragg, California

Acabamos el recorrido por las playas más coloridas del mundo en Glass Beach, un festival del color situado en el parque estatal de MacKerricher, en Fort Bragg. Sus orígenes son bastante curiosos, pues antaño los habitantes de la zona arrojaban vidrio y demás basura en la orilla, a modo de vertedero. Aunque esta práctica cesó hace años, los restos han formado la que pasó a denominarse playa de cristal. Como versión alternativa, y mucho más romántica, cuenta la leyenda que los cristales son lágrimas de sirenas que lloraban la muerte de los marineros en el océano.

1 comment

  1. Fabián González says:

    En colombia pueden encontrar varias playas de diversos colores, pues tenemos el privilegio de ser bañados por los dos océanos y por la variedad de terrenos y climas, los invito a visitar mi país es muy hermoso y variable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close