Close
Los 17 monumentos y lugares más emblemáticos de Austria

Los 17 monumentos y lugares más emblemáticos de Austria

Descubre los 17 monumentos y lugares más emblemáticos de Austria, desde el Palacio de Schönbrunn hasta la Abadía de Melk o la Casa Natal de Mozart, entre otros muchos.

Austria es cultura, naturaleza, música, gastronomía, y ¡mucho más! Aunque es imposible resumir todos los encantos del país en un solo artículo, hemos intentado recopilar los 17 monumentos y lugares de interés que hay que ver sí o sí.

1. Los palacios de Viena: Schönbrunn, Belvedere y Hofburg

El Palacio de Schönbrunn, antigua residencia de verano de los Habsburgo, es una espléndida construcción barroca declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996. En la actualidad es uno de los lugares más visitados no solo de Viena, sino de toda Austria. Los visitantes pueden recorrer 45 de las 1441 salas del palacio, incluyendo el Salón de los Espejos, en el que Mozart interpretó varias piezas musicales, y el Salón del Millón, cuya decoración rococó es exquisita.

El Belvedere consta de dos palacios, el Superior y el Inferior, ambos una auténtica maravilla del Barroco. Su construcción comenzó en 1663, por mandato del príncipe Eugenio de Saboya. El Belvedere Superior alberga una completa colección de más de 420 piezas, que van desde la Edad Media hasta el período Biedermeier. Aquí se encuentra la mayor colección de obras de Gustav Klimt, incluyendo El beso y Judith. El Belvedere Inferior era la antigua residencia palaciega del príncipe (¡no te pierdas la Sala de los Grotescos y la Galería de Mármol!). Por su parte, la Orangerie, el impresionante invernadero acristalado, acoge exposiciones especiales, mientras que los antiguos establos albergan una colección de arte medieval. Al igual que en el Palacio de Schönbrunn, los jardines del Belvedere son de ensueño.

El Palacio Imperial de Hofburg fue hasta 1918 residencia y centro de gobierno de los emperadores Habsburgo. Hoy en día es una visita imprescindible para entender la historia del país. Algunas de sus salas más destacadas son el Salón de Ceremonias, la Biblioteca Nacional, el Tesoro Imperial y el Museo Sisi.

2. Catedral de San Esteban (Stephansdom)

La catedral de San Esteban comenzó a construirse en el siglo XII, aunque sufrió numerosas ampliaciones y reformas a lo largo de los años. El templo gótico, que se ha convertido en todo un símbolo de Austria, cuenta con cuatro torres. La torre sur, a la que se puede acceder tras subir 343 escalones, es la más alta (136,4 m) y ofrece unas vistas panorámicas de Viena. En la torre norte, también conocida como «Torre del Águila», se encuentra la campana más famosa del país (Pummerin). Los visitantes, además de admirar las reliquias en las varias capillas y altares de la catedral, pueden acceder a las catacumbas situadas bajo en templo.

3. Fortaleza de Hohensalzburg

La fortaleza, situada en la montaña Festungsberg, domina el horizonte de Salzburgo y es una visita imprescindible en la ciudad de Mozart. En su interior alberga varios museos, como el Museo de la Fortaleza, el Museo de las Marionetas y el Museo del Regimiento de Rainer. También es posible visitar varias salas decoradas con el mobiliario original de 1501, entre las que destacan la Sala del Príncipe y el Cuarto Dorado.

4. Palacio de Mirabell

El Palacio de Mirabell, cuya construcción se remonta a 1606, acoge en la actualidad las oficinas del alcalde de Salzburgo y su consejo municipal. La Sala de Mármol, que antaño fue el salón de baile de los príncipe-arzobispos, es hoy en día uno de los salones de boda más bonitos de Europa. Los impresionantes jardines barrocos son una auténtica maravilla.

5. Palacio de Hellbrunn

Situado al sur de Salzburgo, este palacio era la residencia de verano de los príncipe-arzobispos. Uno de sus principales atractivos son los «Juegos del agua», un espectáculo sin igual que dejará boquiabiertos a grandes y pequeños.

6. Casa natal de Mozart

En el n.º 9 de la calle Getreidegasse de Salzburgo encontramos la casa natal de Mozart, uno de los museos más visitados de toda Austria desde su inauguración en 1880. Además de recorrer las distintas habitaciones que conservan el mobiliario original del siglo XVIII, retratos familiares y numerosos documentos y recuerdos de la vida de Mozart, los admiradores del compositor podrán ver de cerca su violín infantil y su clavicordio.

7. Castillo de Hohenwerfen

La fortaleza situada en la ciudad de Werfen, en el valle del río Salzach, es una parada imprescindible para los amantes de la aventura. Además de la completa exposición de armas, los visitantes pueden asistir a las demostraciones de vuelo de los halcones en el patio del castillo fortificado.

8. Eisriesenwelt

La mayor cueva de hielo del mundo se encuentra a unos 50 km de Salzburgo. En la actualidad, el tramo abierto al público se extiende a lo largo de un kilómetro aproximadamente. Durante el recorrido guiado, los visitantes pueden caminar entre impresionantes formaciones de hielo. El nombre de una de estas zonas (Diamantenreich – que se traduciría como «reino de los diamantes») resume la belleza de este lugar declarado monumento nacional.

9. Carretera alpina del Großglockner

La carretera más famosa de Austria, situada en el Parque Nacional Hohe Tauern, se extiende a lo largo de 48 km y atraviesa hasta cuatro zonas climáticas diferentes. Algunos de los puntos fuertes de esta vertiginosa ruta son los impresionantes paisajes de montaña y las vistas al glaciar Pasterze desde la cima Kaiser-Franz-Josef Höhe.

10. Cataratas Krimml

Las cataratas más altas del Austria (380 metros) también se encuentran en el Parque Nacional Hohe Tauern. Cada año reciben más de 400 000 visitantes, por lo que son una de las atracciones más populares del país. La mejor época para acercarse a la cascada es durante los meses de verano, ya que con el deshielo el caudal es mucho más abundante.

11. Abadía de Melk

Situada a unos 90 km de Viena, en el valle de Wachau, esta abadía benedictina es uno de los monasterios más famosos del mundo. En el interior de esta majestuosa construcción barroca destacan los frescos de la Colegiata, obra de Johann Michael Rottmayr, la biblioteca, con una impresionante colección de manuscritos de la Edad Media y numerosos incunables, el Ala Imperial y la Sala de Mármol.

12. Los viñedos de Wachau

El valle de Wachau, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000, además de contar con reliquias arquitectónicas como la Abadía de Melk, es un paraíso para los amantes del enoturismo. ¡Recorrer los viñedos en terrazas a orillas del Danubio es una experiencia única!

13. Schlossberg

Esta pequeña colina en medio de la ciudad de Graz es en la actualidad un parque público, con un montón de lugares interesantes, como por ejemplo la Torre de la Campana, el pabellón chino, el pozo turco y la preciosa Torre del Reloj.

14. Castillo de Hochosterwitz

El impresionante Castillo de Hochosterwitz, situado en la cima de una formación rocosa en la región de Carintia, es una de las fortificaciones más impresionantes de toda Europa. Se puede llegar al castillo atravesando sus 14 puertas hasta alcanzar la cima, aunque los visitantes que prefieran evitar la caminata pueden subir en funicular.

15. Campo de concentración de Mauthausen

El memorial de Mauthausen recuerda uno de los episodios más tristes de la historia mundial. Desde su creación en 1938 hasta su liberación en 1945, se estima que aproximadamente unas 200 000 personas fueron encarceladas en este campo de concentración, uno de los más grandes del Tercer Reich.

16. Mundos de Cristal Swarovski

Desde su inauguración en 1995, los Mundos de Cristal de Swarovski, situados a unos 20 km de Innsbruck, se han convertido en una de las atracciones más populares de Austria. ¿Te imaginas una nube de cristal formada por 800 000 cristales colocados a mano? Esta es solo una de las muchas instalaciones imperdibles del museo, en el que artistas de todo el mundo han dado rienda suelta a su imaginación para crear piezas increíbles a base de cristales.

17. Hallstatt

Este pequeño pueblo situado a orillas del lago Hallstatt parece sacado de un cuento de hadas, por eso casi nunca falta en los recopilatorios de lugares imperdibles en Austria. Cuando lo visites entenderás por qué forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close