Close
Los mejores parques de Londres

Los mejores parques de Londres

He aquí una recopilación de lugares donde disfrutar de la naturaleza en Londres.

Contrariamente a lo que muchos pudiesen pensar, Londres supera a muchas otras ciudades en lo que respecta a zonas verdes, con aproximadamente el 47% del área de Greater London cubierto de vegetación. Aunque una gran parte de ese porcentaje proviene de jardines privados, la cantidad de parques, bosques, reservas naturales, jardines botánicos e, incluso, granjas urbanas es extraordinaria.

Londres tiene más espacios verdes que cualquier otra ciudad europea. Sin duda, ¡es una buena noticia tanto para los locales como para los turistas, sea cual sea su estilo de vida! Está científicamente comprobado que la naturaleza es buena para nuestro bienestar y, ya se trate de árboles, colinas o pintorescas plantas tropicales, lo cierto es que Londres tiene algo para todos.

1. Los Parques Reales

Los ocho Parques Reales son los paraísos naturales más famosos de Londres y, sin duda, los más bellos: Hyde Park, Kensington Gardens, Richmond Park, Bushy Park, Green Park, St James’s Park, Regents Park y Greenwich Park. Esparcidos a lo largo y ancho de Londres, los Parques Reales ofrecen jardines accesibles y muy relajantes para disfrute de todos. Dentro de estos enormes espacios abiertos es posible ver ciervos salvajes, nadar en un lido, montar en barca, disfrutar de conciertos al aire libre, teatro y proyecciones de películas, montar a caballo, contemplar estatuas y fuentes o simplemente hacer un picnic.

2. Kew Gardens

Estos jardines botánicos son la meca de la naturaleza en Londres y se ubican al final de la línea de metro District Line. Este vibrante entorno tiene una estupenda vida salvaje. Cuando me siento un poco deprimido y necesito un poco de paz, Kew Gardens es siempre mi primera opción. Mi lugar favorito es Palm House, un invernadero cálido y húmedo repleto de plantas que recuerda más a la selva de Sumatra que a la zona 3 de Londres.

Una atracción imperdible es la pasarela que hay en la copa de los árboles, una plataforma de madera en las alturas para que puedas admirar los jardines a vista de pájaro.

Los jardines albergan una interesante variedad de plantas y árboles en los diferentes invernaderos y parcelas e, incluso, es posible aprender sobre la importancia de las abejas gracias a una gran colmena de 17 metros de altura.

3. Epping Forest

Este bosque salvaje ubicado entre Londres y Essex parece que estuviera a una gran distancia del caos urbano londinense, pero en realidad se llega rápidamente con la línea de metro Central Line. La zona ofrece historia, cultura y aventuras a través de diversas fortalezas de la Edad de Hierro, los Molinos Gunpowder y la posibilidad de hacer rafting en sus aguas bravas.

La paz y tranquilidad que se respira en estas 2.400 hectáreas de bosque es lo que hace que Epping Forest sea un tesoro. Es un lugar perfecto para una larga caminata y, aunque no está desolado, tampoco está demasiado concurrido. Como mucho te encontrarás a alguna que otra persona con su perro, algún ciclista o a niños que trepan por los árboles durante el paseo con su familia. Este lugar es, de hecho, el único espacio al aire libre en Londres en el que me siento cómodo acampando. (Aunque no esté técnicamente permitido, se puede acampar siempre que lo dejes todo limpio o abandones el lugar si te lo requieren).

4. Toda la ciudad

Pero Londres no es sinónimo únicamente de zonas verdes extensas y famosas. Lo cierto es que en toda la ciudad pueden encontrarse jardines en azoteas, parques más pequeños y granjas urbanas. Por ello, este artículo no estaría completo sin referirme a espacios como Camley Street Nature Reserve, un área natural en el corazón de King’s Cross; Postman’s Park, un pequeño jardín público con monumentos a héroes nacionales; o el London Wetland Centre, idóneo para el avistamiento de aves.

Así que sí, Londres es una gran ciudad que parece tener una inclinación por el gris, aunque esto es solo superficial, pues, tras un poco de exploración, fácilmente se descubre su álter ego verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close