Close
7 de los museos más raros del mundo

7 de los museos más raros del mundo

Echa un vistazo a nuestra selección de museos raros y extravagantes del mundo donde ver desde objetos eróticos a inventos fallidos.

El Louvre de París, la galería Uffizi de Florencia y los Museos Vaticanos de Roma albergan increíbles obras de arte. Turistas de todo el mundo están dispuestos a hacer cola durante horas para contemplar cualquiera de estas colecciones al menos una vez en la vida.
Sin embargo, también hay otros museos que, aunque más pequeños y menos conocidos, son algo diferentes y merecen una visita.

A continuación te proponemos siete museos diferentes que seguramente no conozcas y que merecen la pena ver en tu próximo viaje.

1. Museo de los Fracasos, Helsingborg (Suecia)

Fracasar no tiene por qué ser necesariamente algo negativo. De los fallos se aprende y el Museo de los Fracasos es buena prueba de ello. Alberga inventos que, aunque fallidos, han servido de aportación al desarrollo y la innovación. Entre los objetos expuestos se encuentra el Newton MessagePad de Apple. Este predecesor del iPhone se utilizaba para enviar faxes y mensajes, pero no llegó a triunfar, porque escribir algo comprensible en la pantalla era una tarea complicada. También podrás ver el experimento de Heinz de kétchup verde y violeta, así como un juego de mesa parecido al Monopoly creado por el actual presidente de EE. UU. Donald Trump. Samuel West, el encargado de la exposición, pensaba que las historias de éxito eran aburridas y frustrantes y que, al fin y al cabo, son todas similares. También pensaba que todo el mundo puede aprender de los errores de otro, así que decidió crear este museo.

Congratulations! You’ve failed with us. #icon #MOX #comefailwithus

A post shared by #MuseumOfFailure (@museumoffailure) on

2. Museo de la Pizza, Nueva York (EE. UU.)

Para muchas personas las cosas más importantes en la vida no son tangibles: el amor, la amistad, la salud… Y es verdad, pero luego está la pizza. Tanto si es casera, gourmet o incluso congelada, comer pizza es un placer que se disfruta en casi todos los rincones del mundo. La pizza puede producir un nivel de satisfacción comparable a contemplar cuadros de Van Gogh o la Capilla Sixtina. De hecho, es todo un arte y, por eso, el próximo 13 de octubre se inaugurará en Nueva York un museo dedicado exclusivamente a la pizza. Será un museo ambulante que se trasladará a diversos lugares del mundo para exponer las obras de artistas que se han inspirado en la pizza para sus creaciones. También habrá una cueva de la pizza, una playa y exposiciones interactivas para descubrir los secretos de la pizza. ¡Ah! También habrá una pizzería, por supuesto.

🍕 Tickets on sale now! Link in bio. #MoPi 🍕

A post shared by The Museum Of Pizza (@themuseumofpizza) on

3. Museo de las Relaciones Rotas, en Zagreb (Croacia) y Los Ángeles (EE. UU.)

Decía Alfred Lord Tennyson: «Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado». Un mensaje que está muy bien, pero es más fácil decirlo que creerlo. Poner fin a una relación conlleva, en el mejor de los casos, soledad y vacío y, en el peor, desesperanza e indignación. Lo mejor es, como suele decirse, centrarse en uno mismo y canalizar toda la energía negativa en hacer algo constructivo que te ayude a seguir adelante. Quizá los fundadores del Museo de las Relaciones Rotas, con sede en Zagreb y Los Ángeles, hayan tenido muchos sentimientos negativos con los que lidiar después de alguna relación. Quién sabe. El museo se ha concebido como una colección en permanente crecimiento de historias, regalos y reliquias trágicas de amores perdidos. Todo el mundo puede hacer aportaciones a la colección, siempre que tengan objetos de antiguas relaciones que estén dispuestos a entregar.

4. Museo Erótico, Barcelona (España)

El cuarto de juegos de Christian Grey se queda corto ante esto. El Museo Erótico de Barcelona alberga una colección de 800 artículos que van desde el Paleolítico hasta nuestros días. Hay secciones dedicadas al fetichismo, el Kamasutra y el Ananga Ranga, donde podrás ver una exposición visual pornográfica y un jardín erótico.

Julieta

A post shared by Ntinako (@sans_film) on

5. Museo Subacuático de Arte (México)

Bajo el mar todo es bonito, mágico y fascinante y el Museo Subacuático de Arte es un lugar muy especial. Las aguas de Cancún, Punta Nuzuc e Isla Mujeres esconden más de 500 figuras humanas que promueven la vida del arrecife de coral. Se puede visitar este museo bajo el agua equipado con máscara, aletas y bombona de oxígeno o hacer esnórquel, o ver el fondo del mar a través de los paneles de cristal de un barco.

6. Museo del Arte Malo, en Dedham (EE. UU.)

El mundo está lleno de artistas (y supuestos artistas) y todos están convencidos de que el mundo no puede existir sin sus obras. Muchas veces no es así y muchos de esos artistas harían bien en buscarse otra afición. Dicho esto, en el mundo del arte cabemos todos y hay hueco incluso para obras de arte poco convincentes gracias al Museo del Arte Malo. Los encargados de la exposición se han molestado en recopilar las mejores peores obras de arte y exhibirlas.

The Museum of Bad Art. Art so bad, it’s good. Link in bio.

A post shared by Convicts (@convicts) on

7. Museo de la Menstruación

La colección del antiguo Museo de la Menstruación, que se encontraba en Maryland, puede consultarse ahora en línea y explica todo lo relacionado con la regla. El contenido se actualiza con regularidad y los usuarios pueden leer y aprender cosas sobre tabúes que, por desgracia, aún siguen vigentes, así como ver imágenes de diferentes productos de la menstruación y cómo se transmitía la información sobre dichos productos a través de los medios y la publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close