Close
5 lugares donde tomar un buen vermú en Madrid

5 lugares donde tomar un buen vermú en Madrid

¿Tú también eres de los que se ha apuntado a la moda de salir a tomar el vermú? A continuación te damos unas cuantas direcciones de vermuterías madrileñas castizas para que redescubras el tradicional aperitivo. ¡Y que no falte el tapeo!

Las tendencias hípsteres evolucionan rápido, tanto que las versiones modernas de gin-tonic con elementos varios flotando en la copa ya no sorprenden. Queremos más: y si es en fin de semana, mejor. Los modernos que no van de brunch el domingo es porque están tomando un vermú en una terraza. Atrás quedaron las cervezas y los vinitos: la hora del vermú, una costumbre que estaba cayendo en el olvido, volvió para revolucionar los mediodías de los milenials. Si estás en Madrid, apúntate estas direcciones para disfrutar de la hora del aperitivo en bares de toda la vida.

1. Bodegas Casas

Poco ha cambiado Bodegas Casas desde que abrieron en 1923. Es una de las tascas más castizas de Madrid: una especie de bar-museo, con botellas y fotos antiguas decorando el local, y el mismo mostrador y arcones frigoríficos con los que empezó el negocio el abuelo del actual regente. Acércate para degustar un buen vermú de Reus (de grifo con sifón) acompañado de unos boquerones, pepinillos, chipirones rellenos y otras conservas deliciosas.
Av. de la Ciudad de Barcelona, 23.

A post shared by sergiosarria (@sergiosarria) on

2. Casa Alberto

Su céntrica ubicación, en el barrio de Las Letras, hace que Casa Alberto sea frecuentada por más turistas que las tabernas anteriores. Y es que es un establecimiento histórico, ¡sin ir más lejos Cervantes vivió en el mismo edificio en 1614! A pesar de las multitudes, te recomendamos hacerte un hueco entre los guiris para disfrutar de su vermú Yzaguirre de grifo en este tradicional local que, desde 1827, sirve aperitivos, tapas variadas y tostas. También es restaurante, con menú diario.
Calle de las Huertas, 18.

A post shared by 📸 (@carlosarribas) on

3. Bodegas Ricla

Bodegas Ricla es una taberna pequeña y bulliciosa, a cuatro pasos de la plaza Mayor, con sabor genuino. Si te van los callos a la madrileña, este es tu sitio. También te recomendamos probar sus cecinas y su bacalao en aceite con pimientos, todo servido por personal que te tratará como uno más de la familia. Cómo no, riega estos manjares con un vermú, en este caso Yzaguirre de grifo.
Calle Cuchilleros, 6.

4. Casa Camacho

Situado en el barrio de Malasaña, Casa Camacho es un bar de los de antes, una taberna que conserva ese carácter de barrio auténtico. Lleva abierto desde 1928, aunque el negocio ya no pertenece a la familia Camacho sino a tres hermanos sanabreses. Su especialidad es el Yayo, un cóctel creado por ellos mismos a base de vermú, ginebra y gaseosa. Además, acompañan el vermú tradicional (Iris con hielo, una rodaja de naranja y sifón opcional) de una tapa.
Calle de San Andrés, 4.

A post shared by txarlesworld (@txarlesworld) on

5. El Greco

Este bar cervecería, ubicado en Chamberí, también conserva el espíritu de antaño: el mejor ejemplo de ello es observar a sus clientes habituales. Los fines de semana está muy concurrido, especialmente los domingos al mediodía, así que tendrás que abrirte paso hasta la barra, donde podrás pedir un vermú Zarro con una tapita de la casa. Si prefieres ponerte las botas con raciones de ibéricos, entre otros, puedes disfrutar de tu encuentro dominical en una de sus mesas.
Calle de Blasco de Garay, 20.

A post shared by Julia (@juliaritamartinabajo) on

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close