Close
Comida típica de Estados Unidos: 10 platos que deberías probar

Comida típica de Estados Unidos: 10 platos que deberías probar

Echamos un vistazo a la comida típica de Estados Unidos, esos platos que debes probar sí o sí cuando visites el país.

La gastronomía americana es un reflejo del melting pot que es Estados Unidos: un crisol de culturas que da como resultado una sociedad multiétnica. En el terreno culinario, entonces, no sorprende que haya una gran variedad de opciones, si bien puede resultar complicado delimitar la comida realmente típica precisamente por este mestizaje. Aún así, lo primero que nos viene a la mente a la mayoría al mencionar “comida típica de Estados Unidos” es el fast food. Nos referimos a las hamburguesas, los perritos calientes y demás manjares no precisamente ligeros que tradicionalmente van de la mano con la cultura americana.

A continuación, echamos un vistazo a la comida típica de Estados Unidos.

1. Hot dog

El hot dog, o perrito caliente, es tan americano que lo hemos visto en infinidad de películas de Hollywood. Y es que no se puede concebir un partido de béisbol sin un vendedor de estas típicas salchichas con panecillo paseando entre los aficionados o sin un puesto callejero que sirva de telón de fondo para una escena de una comedia romántica. Hoy en día, las combinaciones posibles con los hot dogs son muchas: los hay con chili, con queso, con pan de maíz frito… aunque la versión clásica con ketchup y mostaza sigue triunfando.

View this post on Instagram

#hotdognewyork

A post shared by Nath (@nathaschub) on

2. Apple pie

El apple pie, o tarta de manzana, tiene su origen en Inglaterra, aunque a partir del siglo XVI la receta se empezó a exportar a las colonias inglesas, de modo que en Estados Unidos este postre tiene ya una larga tradición. A pesar de que existen variantes, el apple pie clásico consta de una base de masa de hojaldre cubierta de manzanas laminadas: una tarta muy simple pero realmente deliciosa, aún más si se sirve caliente, con una pizca de canela por encima y acompañada de una bola de helado de vainilla. Es el postre invernal perfecto.

3. Mac and cheese

El mac and cheese, o los macarrones con queso, es el plato preferido de muchos niños estadounidenses (y también de muchos adolescentes en busca de una cura para la resaca). Aunque se suele asociar a comida basura porque se puede comprar la versión precocinada (y ultraprocesada) en el supermercado, la versión casera preparada en el horno con queso auténtico es bastante más aceptable.

4. Barbecue ribs

Las costillas de cerdo con salsa barbacoa son otro clásico americano que muchos largometrajes se han encargado de difundir. Pegajosas por fuera y jugosas por dentro, son un manjar ideal para compartir con amigos o familia con el que te acabarás lamiendo los dedos, y es que para muchos la salsa que las recubre resulta adictiva.

5. Hamburguesa

¿Qué decir de la mítica hamburguesa? Convertida en un símbolo nacional, es ya mucho más que comida típica. Hay que decir que al igual que el hot dog, la hamburguesa deriva de la cocina alemana, aunque ambos pronto pasaron a ser una parte fundamental de la gastronomía americana. Sin decir nombres, las grandes cadenas de comida rápida han tenido un rol incuestionable en esta labor, aunque cada vez existen más gastropubs sirviendo hamburguesas gourmet con carne de calidad.

6. Philly cheesesteak

Este tradicional sándwich americano, también conocido como steak and cheese, lleva en su interior tiras de carne y queso fundido. Como su nombre indica, es originario de Filadelfia, Pensilvania, donde Pat Olivieri empezó a servirlo junto a su hermano en los años 30 como comida callejera, concretamente lo vendían en el mercado italiano de la ciudad. Posteriormente, los dos hermanos abrieron un restaurante de cheesesteak que hoy en día se llama Pat’s King of Steaks.

7. Reuben sandwich

Otro bocadillo icónico de los Estados Unidos es el Reuben sandwich. Tradicionalmente se prepara con pumpernickel o pan de centeno, al que se añade corned beef (ternera en salmuera similar al pastrami), queso suizo, chucrut y salsa rusa (una mezcla de mahonesa, ketchup, pimiento, rábano y cebolleta). Aunque los orígenes de este bocadillo son inciertos, no hay duda de que forma parte del patrimonio culinario de Estados Unidos.

8. Chicago style pizza

La pizza es otro de los fast food que fue rápidamente adoptado por Estados Unidos y modificado acorde a los gustos americanos. De entre las distintas variedades de pizza que existen, la de Chicago se caracteriza por elaborarse con una base de pan gruesa que se rellena con salsa de tomate, queso y otros ingredientes, de modo que se parece más a una tarta salada que a una pizza como la conocemos en Europa.

9. Jambalaya

Algunos dicen que la jambalaya es el equivalente a la paella en Nueva Orleans. Típico de la gastronomía cajún, este plato a base de arroz con pollo, jamón, langostinos y pimienta resulta bastante picante. Pese a sus orígenes humildes, pues era una comida que se preparaba con las sobras de comidas anteriores, hoy en día la jambalaya es un plato icónico de Luisiana.

10. Sloppy Joe

Acabamos el recorrido por la gastronomía típica americana con el Sloppy Joe, un sándwich caliente relleno de carne picada condimentada con salsa de tomate o salsa barbacoa. Es común acabar todo pringado al comerlo, de aquí que se bautizara con el término sloppy, que en inglés significa “descuidado”. Una variante de este bocadillo es el Sloppy Tom, elaborado con carne picada de pavo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close