Close
Cinco cosas que debes saber sobre Alcatraz

Cinco cosas que debes saber sobre Alcatraz

Alcatraz no deja de sorprender, ni siquiera 56 años después de su cierre como centro penitenciario. Descubre cinco cosas que quizá no sepas sobre la Roca.

Alcatraz no solo es una visita imprescindible en cualquier viaje a San Francisco, sino también uno de los lugares más visitados de Estados Unidos y uno de los más fascinantes y misteriosos del mundo. Esta prisión de máxima seguridad adquirió fama por la imposibilidad de escapar de allí y por recluir a algunos de los peores criminales del país. Entre sus reclusos se encontraban Al Capone, el gánster de Chicago con una cicatriz que le hizo ganarse el apodo de Cara Cortada; George Kelly, apodado el Ametralladora, y Henry Young, que sirvió de inspiración para el protagonista de la película Homicidio en primer grado.

A continuación analizamos algunos datos menos conocidos de la infame prisión.

1. Una historia de indígenas

Dicen que antes de la llegada a la isla del explorador español Juan Manuel de Ayala en 1775, fueron los miembros de la tribu de los muwekma ohlone los primeros en pisar Alcatraz, donde iban para recoger huevos de pelícanos. Ayala fue quien posteriormente le dio a Alcatraz su nombre, por las aves que la habitan.
Tras el cierre de la prisión federal en 1963 un grupo de activistas americanos nativos del movimiento indígena ocupó la isla de forma pacífica durante año y medio desde 1969 a 1971. La población de Alcatraz aumentó de 78 a unos 600 en menos de un mes, con nativos americanos procedentes de numeras tribus distintas. Con ironía e inteligencia los activistas escribieron We hold the Rock! («Tenemos la Roca»).

2. Alcatraz no siempre fue una prisión de máxima seguridad

La primera piedra se colocó en la década de 1850 como inicio de la construcción de una fortaleza militar para albergar el primer faro de la costa oeste. En 1909 la isla se convirtió en prisión militar y desde 1934 a 1963 sirvió de prisión federal de máxima seguridad. El objetivo era utilizar Alcatraz, que ofrecía mínimas posibilidades de escape y privilegios a los reclusos, como ejemplo a seguir en el resto de las cárceles estadounidenses. La quinta norma de Alcatraz, la más famosa, decía lo siguiente: «tienes derecho a recibir comida, ropa, alojamiento y atención sanitaria. Todo lo demás son privilegios».

3. Escapes

Alcatraz era famosa porque su aislada ubicación rodeada de abruptos acantilados, las fuertes corrientes del Pacífico y la presencia de un guardia por cada tres reclusos, la convertía en una fortaleza de la que era prácticamente imposible escapar. Durante los 29 años en que estuvo en funcionamiento, 36 reclusos intentaron escapar, pero solamente descubrieron a cinco de ellos y se da por hecho que el resto se ahogó. Sin embargo, hay dudas sobre el escape más notorio de la historia de Alcatraz, llevado a la gran pantalla por Clint Eastwood en 1979 en La fuga de Alcatraz. Los hermanos Clarence y John Anglin escaparon en 1962 junto a Frank Morris y la familia Anglin está convencida de que los tres consiguieron sobrevivir. Dicen que reciben felicitaciones navideñas de forma habitual de los dos hermanos y que también han recibido una fotografía de dos hombres trabajando en una granja que supuestamente son Clarence y John.

4. Un túnel secreto

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Binghamton de Nueva York descubrieron y revelaron en febrero de 2019 la existencia de un túnel que comunica la prisión con tierra firme; un túnel perfectamente conservado y ubicado a pocos metros de la superficie, seguramente construido en 1860 cuando Alcatraz aún era una fortaleza militar. La entrada se encuentra en el patio de la prisión y la atraviesa mediante un ingenioso sistema de ventilación. Después de más de cinco décadas de su cierre como prisión, la Roca nos sigue sorprendiendo.

5. Actualidad

Alcatraz abrió al público en 1973 y, desde 1986, aparece en la lista oficial de lugares históricos de Estados Unidos. La isla está gestionada por el National Park Service, que conserva y mantiene el monumento y protege las muchas aves que la habitan. Además de visitar el interior de la prisión, puedes ver los jardines de Alcatraz, restaurados en 2003 y de cuyo mantenimiento se encargan los familiares de los guardias y el personal que vivía en la isla. Si el tiempo lo permite, los visitantes también pueden disfrutar de unas vistas espectaculares de San Francisco desde el patio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close