Close
Las otras Venecias del mundo

Las otras Venecias del mundo

Desde Aveiro hasta Zhouzhuang pasando por Empuriabrava, descubre las «otras Venecias» del mundo.

Lo sabemos, ¡Venecia solo hay una! Competir con el encanto de «La Serenissima», con la espectacular Plaza de San Marcos, el Palacio Ducal o el Puente de Rialto, es prácticamente imposible. Pero a lo largo y ancho del planeta hay muchas ciudades (más o menos flotantes) cuyos entramados de canales nos recuerdan, en cierto modo, a la famosa ciudad italiana.

Sigue leyendo para descubrir cuáles son las «otras Venecias» y por qué se han ganado dicho apodo.

Aveiro, la Venecia portuguesa

Situada entre Oporto y Coímbra, esta ciudad portuguesa rebosa belleza por los cuatro costados. Los canales que cruzan el barrio de Beira Mar son uno de sus principales reclamos, pero no el único. Tras admirar las casas antiguas del barrio y la praça do Peixe, sube a bordo de un moliceiro y disfruta de las vistas a la ciudad desde esta colorida embarcación durante un paseo por la ría. La estación de tren, con su preciosa fachada de azulejos azules, la catedral y el Museo de Aveiro también merecen una visita. Además de los canales, uno de los lugares más instagrameados de la zona es la playa Costa Nova, cuyas casas pintadas con rayas de colores llenan de vida el paseo marítimo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lainettifotografia

Empuriabrava, la Venecia catalana

Los 24 km de canales navegables de Empuriabrava la convierten en una de las marinas residenciales más grandes de Europa, ¡un auténtico paraíso para los amantes del mar y los deportes náuticos! Además de practicar deportes de aventura o navegar por sus canales, los viajeros pueden relajarse en sus tres playas y disfrutar del increíble paisaje del parque natural dels Aiguamolls de l’Empordà.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @chatva

Ámsterdam, la Venecia del norte

Ámsterdam no es la única ciudad conocida con el sobrenombre de Venecia del norte, ya que son muchos los que utilizan este mismo apodo para referirse a San Petersburgo, Brujas, Estocolmo, Copenhague y Hamburgo. Pero la capital de los Países Bajos, con sus más de 100 km de canales declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no podía faltar en esta lista. Los paseos en barco y las visitas culturales al Museo Van Gogh, el Museo Moco, el Rijksmuseum o el Hermitage Amsterdam, son algunas de las experiencias más populares entre los turistas.

Little Venice, la pequeña Venecia de Londres

En la unión de los canales Grand Union y Regent’s encontramos Little Venice, un auténtico remanso de paz en la bulliciosa ciudad británica. Lo más llamativo del lugar es el estanque triangular, con numerosos barcos amarrados (en muchos de los cuales se realizan actividades comerciales), rodeado de sauces y mansiones espectaculares. Desde aquí es posible realizar una ruta en barco por el canal de Regent’s hasta Camden Town, un recorrido de unos 45 minutos. Si lo prefieres, también puedes pasear a lo largo de los canales para disfrutar de las vistas a tu propio ritmo, parándote en lugares tan populares como Regent´s Park o el zoo de Londres.

Annecy, la Venecia de los Alpes o la Venecia de Saboya

Annecy es uno de esos lugares que siempre figuran en las listas de pueblos que parecen sacados de un cuento, y la verdad es que razones no le faltan. Situada en la región de la Alta Saboya, junto al lago Annecy, y rodeada de picos montañosos, los canales que atraviesan el centro histórico son solo uno de sus muchos encantos. No te pierdas las coloridas fachadas de sus edificios, el Palais de l’Île, el castillo y la catedral de San Pedro.

Breslavia, la Venecia polaca

Galardonada como mejor destino europeo en 2018, los más de 120 puentes que conectan las 12 islas de Breslavia explican por qué muchos se refieran a ella como la Venecia polaca. La Plaza Rynek, la segunda más grande del país, es el epicentro de la ciudad. Aquí se encuentran las casas de Hansel y Gretel y el Ayuntamiento, entre otros muchos edificios de interés. También vale la pena acercarse a Ostrów Tumski (la parte más antigua de Breslavia) para ver la catedral de San Juan Bautista y la iglesia de la Santa Cruz. Esta zona se conoce como el «pequeño Vaticano». Seguro que durante tu viaje te cruzarás con más de un gnomo, y no es para menos… ya que hay ¡más de 600 estatuas repartidas por la ciudad!

Udaipur, la Venecia de Oriente

Conocida también como la «Venecia del este» o la «ciudad de los lagos», esta ciudad del estado de Rajastán es una de las más bonitas de India. De los varios lagos que rodean Udaipur, el más conocido es el Pichola. En sus aguas hay dos islas: Jag Niwas, en la que se encuentra el espectacular Lake Palace; y Jag Mandir, que también cuenta con un pequeño palacio. El Palacio de la Ciudad, ubicado a orillas del lago, es probablemente el edifico más destacado de Udaipur. Su construcción se prolongó durante dos siglos y, en la actualidad, es una de las atracciones más importantes de la región.

Zhouzhuang, la Venecia de China

Este poblado de la ciudad de Kunshan es uno de los destinos turísticos más visitados de China. Construido entre ríos y lagos, los puentes de piedra que atraviesan sus canales atraen a miles de visitantes cada año. Los más famosos son los puentes gemelos (el puente Shide y el puente Yongan), levantados entre 1573 y 1619 sobre el río Yinzi Creek y Nabeishi. Otros lugares de interés imprescindibles son la casa Shen, la casa Zhang y el templo Chengxu.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sherri Cox (@scoxphoto)

Recife, la Venecia brasileña

En la capital del estado de Pernambuco, los rascacielos conviven con los coloridos edificios coloniales de la parte histórica, una mezcla increíble que distingue a esta enorme ciudad brasileña. Los barrios de Santo Antônio, São José y Poço da Panela son un buen punto de partida para visitar algunos de los edificios históricos más importantes. Varios ríos, entre ellos el Beberibe y Capibaribe, discurren por la ciudad, dando lugar a numerosos canales con sus respectivos puentes, de ahí el apodo de Venecia brasileña.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Visit Recife (@visitrecife)

Fort Lauderdale, la Venecia de América

Además de ser un popular destino de sol y playa, Fort Lauderdale es un centro de vela muy importante. Con más de 200 km de canales navegables, no es de extrañar que los paseos en barco sean una de las experiencias más populares entre los visitantes que se acercan a esta ciudad de Florida. Otros puntos de interés son la Casa Museo Bonnet y sus impresionantes jardines, el Museo de Descubrimiento y Ciencia y el cercano parque nacional Everglades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close